Lo que se juega la internet en Dubai

  • 4 diciembre 2012
Computador
Image caption Las empresas de telecomunicación quieren cobrar por toda transmisión de video a través de internet.

Representantes de 193 países iniciaron esta semana una reunión internacional para la regulación de las telecomunicaciones, donde muchos consideran está juego la internet tal y como hoy la conocemos.

El encuentro busca revisar y actualizar el último tratado firmado en 1988.

Pero mucho ha llovido desde entonces y se teme que gobiernos preocupados por controlar el flujo de información, o empresas interesadas en cobrar por servicios hasta ahora gratuitos, podrían aprovechar el acto para poner coto a la red.

Uno de los principales opositores a que se limite la llamada "internet libre" es la empresa estadounidense Google. Mientras que la Unión Europea defiende el actual sistema al considerar que funciona y que no hay razón para modificarlo.

Por su parte la ONU, organizadora de la conferencia en Dubai, trata de calmar los temores de quienes hablan de censura del ciberespacio alegando que lo que pretende la reunión es "ampliar el acceso a la red".

"La verdad brutal es que la internet sigue siendo en gran parte un privilegio de los ricos. Queremos cambiar esto", expresó Hamadoun Touré, secretario general de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), departamento de la ONU responsable del evento.

Gobierno de la internet

Los orígenes de la UIT se remontan a 1865, antes incluso que la misma ONU. En aquella época, el tema en discusión eran los telegramas, pero en las décadas siguientes los gobiernos extendieron su actuación sobre otras tecnologías de comunicación.

Sus tratados ayudaron a desarrollar normas para facilitar que las redes de telefonía de los países pudieran comunicarse entre ellas, así como regular el espectro radioeléctrico y las órbitas de comunicación satelitales.

Pero esta Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (Wcit) es la primera que tiene lugar en 24 años.

Se discutirán casi 900 propuestas, incluyendo el bloqueo de los correos basura y el recorte de las tarifas por llamadas internacionales desde celulares.

El tratado resultante será transformado en ley internacional, pero la propia UIT reconoce que no existe ningún mecanismo legal que obligue a los países a cumplir las reglas pactadas.

El consenso también podría verse truncado por la dificultad en lograr un consejo en torno a una ley internacional.

A pesar de que la UIT ha negado que esté interesado en participar en la gestión de internet, Estados Unidos, el país que más influyente en lo que respecta a la regulación de la red, dice que algunas de las propuestas en debate son "preocupantes", porque sugieren lo contrario.

Hoy en día la gestión de la internet la lleva a cabo la organización sin ánimo de lucro Icann, que tiene vínculos con el departamento de comercio de Estados Unidos.

"Se han dado activas recomendaciones para que haya una estrategia invasiva en el gobierno de la internet, en gestionar el contenido que hay en la red. Eso va contra todo lo que defendemos, en términos de democracia y oportunidades individuales y vamos a estar en contra de cualquier propuesta de esa naturaleza", ha dicho el embajador estadounidense Terry Kramer respecto a la Wcit.

"Igualdad de derechos" y censura

Kramer citó una propuesta de Rusia, para que los estados miembros tengan "los mismos derechos en la gestión de la internet", que según Estados Unidos abriría las puertas a la censura de la red.

Sin embargo, tal y como comentó un editorial del diario The Moscow Times, Rusia ya ha introducido una "lista negra" de páginas de internet prohibidas en el país, sin necesidad de cumplir ningún tratado internacional.

Otro asunto a tratar en la conferencia, es que las páginas de internet con un gran volumen de visitas estén obligadas a pagar tarifas por usar las redes de las operadoras de telecomunicaciones.

La Asociación Europea de Redes de Operadoras de Telecomunicaciones, que representa a multinacionales como Telefónica, Orange y Deutsche Telekom, está impulsando, entre otras cosas, un modelo para cobrar por transmisiones de video a través de internet.

Kramer indicó que "varios estados árabes" apoyan la idea, pero que Estados Unidos y la Unión Europea están en contra.

Mayoría

Image caption Vint Cerf, considerado uno de los padres de la internet dice que la libertad de la red está "bajo amenaza".

La UIT insiste en que cualquier cambio en la gestión de internet debe ser aprobada por consenso, y no sólo por una mayoría.

"La internet funciona y no necesita ser regulada por un tratado", dijo en Twitter Neelie Kroes, comisaria digital de la Unión Europea.

Esta opinión la secunda también Vint Cerf, científico responsable de algunos de los principales protocolos de la internet y hoy una figura importante de Google.

Según explicó a la cadena estadounidense CNN, "un sistema de regulación controlado por los estados no sólo es innecesario sino que aumenta costos e interfiere con el crecimiento rápido y orgánico que vemos en la internet desde el año 1990".

Google por su parte criticó también el hecho de que "sólo gobiernos tienen voz en la UIT. Ingenieros, empresas y las personas que construyen y usan la internet no tienen voto".

Esta crítica fue rechazada por Touré, alegando que todos están participando en la conferencia.

"Les retamos una vez más a discutir sus puntos de vista. La cuestión del gobierno de la internet no tiene cabida aquí. Por lo tanto, el ambiente que se van a encontrar aquí es muy distinto al que se esperan", afirmó el secretario general.

Siga la sección de tecnología de BBC Mundo a través de @un_mundo_feliz

Contenido relacionado