"Julio César" en versión femenina y en prisión

  • 5 diciembre 2012
Image caption Las actrices ofrecen una mirada fresca sobre los papeles tradicionales masculinos.

Una nueva versión de "Julio César" que se representa en Londres y tiene lugar en una prisión femenina ha conseguido cautivar a los críticos británicos.

Una poco ortodoxa producción de la directora británica Phyllida Lloyd ofrece una nueva y fresca mirada sobre un clásico de William Shakespeare.

La Donmar Warehouse de la capital británica lleva a los escenarios el famoso drama político del dramaturgo, esta vez representado por mujeres reclusas.

La obra tiene lugar en un austero escenario metálico, e incluye un circuito cerrado de televisión y música de heavy metal.

En el elenco figuran Frances Barber como César, Harriet Walter como Bruto y Jenny Jules como Casio.

La producción marca la vuelta de Lloyd a los escenarios después de dirigir "La dama de hierro", protagonizada por Meryl Streep como la primera ministra conservadora Margaret Thatcher.

Lo obra llega poco después de la aparición de versiones masculinas de "Noche de reyes" y "Ricardo III", recientemente trasladada al West End londinense desde el Sakespeare's Globe.

El crítico Michael Billington, del diario británico The Guardian, describió este "Julio César" como "ingenioso, liberador e inventivo", y afirmó que se mete de lleno en el antiautoritarismo de la obra original.

Una nueva mirada sobre personajes masculinos

"Una cosa es tener un concepto ingenioso y otra llevarlo a cabo. Y la producción de Lloyd prueba que las actrices pueden dar una vuelta de tuerca a papeles tradicionales masculinos", añadió Billington.

"No es solo el elenco lo que atrae", dijo Henry Hitchings, del Evening Standard. "Hay también una intensidad muy loca, y la obra está llena de momentos estrambóticos, brutalidad y horror".

Hitchins añadió: "Frances Barber es un César vicioso y abusador, un tirano arbitrario que parece un personaje que podrías ver en una película de espías merodeando bajo el puente de un tren. El austero Bruto de Harriet Walter es un personaje de una complejidad fascinante".

Alexandra Coghlan publica en la revista especializada The Arts Desk que las actrices "ciertamente desmienten cualquier imagen de debilidad femenina".

"Con fuerza y vigor, el elenco se mueve en el escenario empuñando palabras o pistolas con la misma convicción", añadió Coghlan.

El escenario, responsabilidad de Bunny Christie’s, casi desnuda al espacio Donmar hasta sus orígenes como almacén.

"Pintura descascarada, pasarelas de metal que miran hacia arriba y siempre las cámaras de un circuito cerrado de televisión observando. En este ambiente, el rock de la banda sonora nos hace sentir casi como si estuviésemos compartiendo este espacio con las reclusas", concluyó la crítica.

La obra se exhibe en Londres hasta el 9 de febrero.

Contenido relacionado