Los países agradecidos con Chávez

  • 10 enero 2013
Hugo Chávez presidente de Venezuela en la ONU

El presidente de Uruguay, José Mujica, no vacila a la hora de agradecerle a su homólogo venezolano, Hugo Chávez, la ayuda que le prestó a su país en momentos de vacas flacas.

"Cuando tuvimos un banco fundido que nos podía provocar una corrida bancaria nos dio una mano y cargó con un clavo. Nos abrieron mercados. Habría que preguntarles a Conaprole y Calcar (empresas cooperativas lácteas) cómo les va en Venezuela. Eso no cayó del cielo, esa apertura de mercado fue clara voluntad política".

"Yo lo tengo que reconocer y agradecerlo", dijo a fines de diciembre Mujica, sopesando la posible salida de su colega venezolano de la escena política por causa de su enfermedad.

Este jueves Mujica muestra ese agradecimiento en Caracas al asistir a los actos programados en homenaje al mandatario venezolano, quien debía haber prestado este 10 de diciembre su juramento ante la Asamblea Nacional para el nuevo período presidencial de 2013-2019.

Junto con Mujica estarán los presidente de Bolivia, Evo Morales, y de Nicaragua, Daniel Ortega, así como cancilleres y representantes de otros países aliados de Caracas, que también tienen razones para estar agradecidos de la política de integración de Chávez.

Muchos de ellos temen que sin él eventualmente al frente del gobierno venezolano, esa "voluntad política" pueda acabarse.

Lea también: El día que Hugo Chávez debería haber jurado

Nueva diplomacia petrolera

Image caption Mujica asegura que Uruguay está "agradecido" con la "mano" que le echó Venezuela.

Bajo la dirección de Chávez, Venezuela ha intensificado lo que desde mediados del siglo XX se conoce como la diplomacia petrolera de Caracas, pero la sacó de su área de influencia habitual, el Caribe, para llevarla al resto del continente y otras partes del mundo.

Empezó en 1999, cuando se modificó el Pacto de San José con el que México y Venezuela suplían petróleo a precios preferenciales a Centroamérica y el Caribe para crear el Pacto de Caracas, incluyendo luego a Cuba, acuerdo que sirvió de base para crear Petrocaribe en 2005.

En los 13 años que lleva en el gobierno, Chávez ha establecido otros mecanismos multilaterales, como la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA); se ha integrado a otros ya existentes, como el Mercado Común del Sur (Mercosur), y retiró al país del Pacto Andino.

Además, ha suscrito decenas de pactos bilaterales con naciones latinoamericanas ideológicamente afines (Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Argentina) y con países fuera de lo que se consideraba la órbita "natural" de la diplomacia venezolana (China, Rusia, Irán, Bielorrusia o Siria).

Beneficio cubano

Cuba, país en el que Chávez está siendo tratado del cáncer que padece, ha sido la nación más beneficiada económicamente por el gobierno venezolano.

A cambio de asesores médicos, educativos y deportivos, La Habana logró dejara atrás el llamado "período especial" que siguió al fin de los subsidios que recibía de la desaparecida Unión Soviética.

Un 60% de la energía que consumen los cubanos es suministrada por Venezuela a precios preferenciales –unos 100.000 barriles de crudo al día-, ambos países tienen unas 30 empresas conjuntas en áreas que van desde la pesca y la hostelería hasta la infraestructura y la minería.

En la última década, los venezolanos han sido el principal socio comercial de los cubanos.

En 2010, ese intercambio superó los US$6.000 millones, equivalente al 40% de todo el comercio internacional de la isla, según la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) de Cuba.

"Venezuela vino a ser el reemplazo de lo que una vez fue la Unión Soviética y los países de Europa del este. Si eso se acaba, las consecuencias para Cuba serán terribles", le aseguró a la agencia de noticias Reuters el economista opositor Oscar "Chepe" Espinosa.

"Incluso creo que podría haber una intensificación del período especial y que podría ser peor que lo que vimos en los 90", aseguró Espinoza, quien aunque reconoce que la economía cubana se ha diversificado en los últimos años sigue siendo "muy dependiente" de Venezuela.

Convenios y acuerdos

Muchos otros países latinoamericanos se han beneficiado de la filosofía de cooperación regional impulsada por Chávez.

Cada visita realizada por el mandatario venezolano a otras capitales, o cada invitado llegado a Caracas, ha dejado una serie de convenios y acuerdos de cooperación y comerciales que, por profusa, se hace difícil de compilar, como han reconocido a BBC Mundo fuentes oficiales del gobierno venezolano.

Por ejemplo, en su primera visita a Caracas en 2006, el entonces flamante presidente de Bolivia, Evo Morales, suscribió siete acuerdos bilaterales -incluyendo uno para el suministro de 200.000 barriles diarios de combustibles-, los primeros de una serie de convenios por venir.

Entre 2004 y 2007, cuando el gobierno de Néstor Kirchner tenía problemas para acceder a los mercados financieros internacionales, Venezuela compró unos US$.5.200 millones en bonos de la deuda argentina.

Posteriormente Caracas se convertiría en un facilitador de combustibles para la nación austral, acumulando una deuda que varía de US$1.200 millones hasta los US$ 5.400 millones, según sea la fuente.

Objetivo Mercosur

El acercamiento al sur, a Brasil y en menor medida a Argentina, fue una de las primeras estrategias de Chávez con varios proyectos, todo apellidados "sur", que evidencian la vocación sudamericana del gobierno venezolano

Algunos de esas ideas no se han realizado (como el frustrado Oleoducto del Sur) mientras que a otras (como el Banco del Sur) les ha tomado más tiempo en concretarse que el que sus promotores habrían deseado o previsto.

Image caption Venezuela con Chávez se enfocó en el sur.

Sin embargo, el año pasado Chávez vio coronado lo que había sido una de sus mayores aspiraciones: integrar a su país como miembro pleno del Mercosur, un esfuerzo en el que estaba empeñado desde 2006.

Finalmente, en julio pasado Caracas logró el ingreso pleno gracias a la suspensión temporal del gobierno de Paraguay, cuyo Congreso la había mantenido bloqueada durante varios años.

Venezuela aportará su potencial energético y será un mercado atractivo para la exportación industrial y agrícola de los socios sureños, quienes pasarán a tener mayor acceso que proveedores más tradicionales como Colombia, México o Perú.

Ausencia en el debut

Pero en diciembre, en la cumbre en Brasilia que debía marcar el debut venezolano en el bloque regional Chávez no estuvo presente.

La víspera el mandatario había regresado a Caracas tras nueve días en Cuba en un tratamiento relacionado con el cáncer, sólo para prepara su regreso a la isla para una cuarta operación médica.

Este miércoles, en una reunión de cancilleres de ALBA y Petrocaribe realizada en Caracas, el vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, quiso dejar claro que la estrategia de integración y cooperación continuará.

"Queremos ratificar, en nombre del comandante Chávez, todo el compromiso del gobierno bolivariano para el período 2013-2019 en la construcción de esta zona económica especial", dijo Maduro.

Contenido relacionado