Una niebla tóxica ahoga a Pekín

  • 14 enero 2013

Pekín vive el tercer día de una ola de contaminación atmosférica que supera los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que pone en riesgo el bienestar de sus ciudadanos

Así lo afirman informes de distintas estaciones de monitoreo en la ciudad, tanto oficiales como no oficiales.

Mientras que la OMS asegura que las partículas más dañinas -las PM2,5- deben mantenerse en 20 microgramos por metro cúbico, en Pekín se registraron niveles superiores a los 400 durante el fin de semana.

El corresponsal de la BBC en China, Damian Grammaticas, asegura que la gran dependencia del país al carbón como fuente de energía y los gases tóxicos de los vehículos son los principales causantes de los altos índices de contaminación en la capital.

"Una niebla tóxica ha estado ahogando a Pekín durante varios días", afirma.

En la tarde del sábado la densidad de la niebla era tanta que solo podían verse unos cientos de metros del centro de la ciudad, y los bloques de edificios se desvanecían entre el humo grisáceo, según nuestro corresponsal.

En alerta

Grammaticas afirma que incluso en el interior de las casas se percibe un aire denso.

Según la OMS, las pequeñas partículas que contaminan el aire pueden causar infecciones respiratorias, así como un aumento de la tasas mortalidad por casos de cáncer de pulmón y enfermedades del corazón.

El aire se considera altamente riesgoso cuando se eleva a más de 100 microgramos por metro cúbico, y si los niveles ascienden a 300 se recomienda que los niños y las personas mayores permanezcan en casa.

A pesar de las advertencias de los medios de comunicación, algunos ciudadanos se aventuran a salir de sus casas, muchos de ellos portando máscaras.

Este lunes, las autoridades de Pekín aseguraron que los niveles de contaminación habían descendido a 350 microgramos, pero los niños seguían bajo techo y los medios de comunicación aconsejaban al resto de los residentes hacer lo mismo y reducir el nivel de actividad.

Problemas de planificación

Las autoridades locales han atribuido los altos niveles de contaminación a la falta de viento y a una ola de frío, y no al aumento de la emisión de sustancias contaminantes.

Sin embargo, un artículo del periódico China Daily remarca que no hay ninguna razón "para no para reflexionar sobre nuestra contribución a esta ola de niebla tóxica".

Los medios chinos han hecho hincapié en la falta de planificación urbana y en el aumento de vehículos en la ciudad.

"En medio de un proceso de rápida urbanización, China tiene que reflexionar sobre cómo continuar con dicha transformación sin comprometer la calidad de vida con condiciones atmosféricas cada vez peores", apunta el artículo en China Daily.

Image caption Los que se aventuran a salir a la calle usan máscaras para proteger su salud.

"El problema de la calidad del aire se hubiese podido evitar con un mejor control de su densidad, si se hubiesen plantado más árboles que compensaran por la gran cantidad de zonas residenciales y si se hubiese limitado la cantidad de vehículos en la ciudad".

The People’s Daily, el principal medio de comunicación del Partido Comunista, publica un artículo en primera página afirmando: "Analizamos el tema de la contaminación ambiental con un sentido de urgencia".

Por su parte, el tabloide oficial Global Times afirma que las medidas adoptadas hasta ahora para luchar contra la contaminación en China -a la que llama "la mayor obra de construcción en el mundo"- no han sido suficientes para aliviar el problema.

Este medio acusa al gobierno de no hacer frente a las dificultades de la contaminación con claridad y lo invita a "hacer públicos los datos ambientales para crear conciencia y tomar las medidas necesarias".

Las redes sociales también se han visto inundadas por comentarios sobre el tema, especialmente la versión local de Twitter, Weibo, donde los usuarios se quejan por la falta de acción por parte del gobierno.

Contenido relacionado