¿Por qué no hay un Oscar para los dobles de acción?

  • 22 febrero 2013
Jack Gill
Jack Gill cree que los dobles de acción no reciben el reconocimiento que merecen.

Mientras los peces gordos de la industria se preguntan qué vestirán en la gala de los Oscar, que se celebrará este domingo, hay un grupo de personas que todavía esperan su invitación. ¿Por qué los dobles de acción no tienen su estatuilla?

Muchas de las películas destinadas a la gloria de los Oscar –"Vida de Pi", "Django desencadenado" o "Skyfall", por nombrar algunas- han dependido en gran medida del espectacular trabajo del equipo de dobles de acción.

A pesar de las mejoras en seguridad de los últimos años, todavía hay cientos de expertos que se juegan la vida en cada rodaje para mejorar la experiencia cinematográfica de millones de espectadores.

Jack Gill, que lleva desde mediados de los 70 prendiéndose fuego y estrellando autos, y ha trabajado con algunos de los más grandes nombres de la industria, es uno de ellos.

Durante más de 20 años Gill también ha hecho campaña para que los directores del departamento de dobles obtengan el reconocimiento que él considera que se merecen.

"Es desesperanzador, porque uno puso su corazón en ello. Estás sentado enfrente de la tele, viendo que todos los otros departamentos están allí, pero tú no", afirma Gill.

De todos los premios que entregará la Academia este domingo ninguno irá para los dobles de acción.

Así que cada año, desde 1991, Gill ha propuesto al Consejo de la Academia la inclusión de una nueva categoría de Coordinador de Dobles. Se necesita una mayoría simple de los miembros del consejo para aprobar una nueva categoría, pero cada año se produce el mismo resultado, a pesar del apoyo de miembros de alto perfil.

Dejados de lado

¿Por qué la academia sigue diciendo no a una categoría de dobles?

Una de las razones podría ser que la mayoría de la gente, incluso en Hollywood, piensa que ya tienen su premio –aunque no sea televisado en la ceremonia principal (el premio Taurus, que se otorga cada año en Los Ángeles).

Otra posibilidad sería el funcionamiento de la política interna. La Academia está compuesta por gente que trabaja en todos los departamentos que están reconocidos, y Gill y algunos de sus compañeros están convencidos de que muchos están preocupados por la posibilidad de que la creación de otro premio haga que su categoría salga de la gala, para algunos ya demasiado larga.

Gill afirma haberle dicho a la Academia que eso no es un problema. "No queremos ser parte de la gala televisada", asegura.

"Nos pueden dar el premio el día antes en el salón de un hotel. Cualquier cosa con tal de tener el reconocimiento", añade.

La mística del actor

El trabajo de Ben Bray este año está muy cerca de la estatuilla. Fue coordinador de dobles en la película de David O Russell, "Silver Linings Playbook", que cuenta con 8 nominaciones, y trabajó además en el film nominado a la mejor película, "Argo". No tiene ninguna explicación sobre por qué la Academia se niega a darles un premio.

Tom Cruise es conocido por llevar a cabo muchas de sus propias escenas de riesgo.

"Siempre me lo pregunto. Creo que simplemente la Academia quiere que el americano medio siga creyendo que sus héroes, los actores, hacen sus propias escenas de riesgo", afirma Bray.

La queja de que los actores se llevan todo el crédito no es nueva. Una serie de dobles de acción de los 80 tiene incluso una canción que habla de ello.

Charlie Croughwell es otro conocido experto de riesgo que trabajó en "Vida de Pi", nominada al Oscar a mejor película. Croughwell opina que el conocimiento por parte del público del proceso cinematográfico hace que el argumento de que la gente cree que los actores realizan sus escenas de acción no es válido.

"Creo que la gente ya no es tan inocente", afirma.

Entre las películas en las que ha participado este experto se encuentra una protagonizada por Tom Cruise, famoso por usar sus credenciales de acción para promocionar sus films. Pero para Croughwell esto añade presión al equipo de dobles.

"Ahora hay muchos actores que hacen escenas peligrosas, y Tom hace algunas muy peligrosas. Podría lesionarse o incluso morir. Me encantan este tipo de actores, pero a la vez hay que ser conscientes de sus limitaciones".

"Si Tom no fuese actor sería un doble de acción maravilloso", asegura Croughwel.

Importante para la película

Dependiendo de la historia la participación de los expertos de acción puede ser mínima o realmente integral en la película.

La implicación de Croughwell en "Vida de Pi" comenzó más de un año antes de que se iniciase la filmación, y como la historia se desarrolla alrededor de los restos de un barco mucho de su trabajo ocurrió rodeado de agua.

Además de enseñar al director, Ang Lee, a bucear, Croughwell y su equipo se enfrentaron a otro desafío: el actor principal no sabía nadar.

Era responsabilidad de su equipo enseñarle y que se mostrase confiado en el agua.

"Fuimos una parte importante del personaje de Pi, con la guía del director", asegura el experto.

"En la película nuestro papel en el desarrollo del personaje fue extenso. En todos los momentos en los que está en el agua, sobre un barco, etc… Todo eso fue responsabilidad de nuestro departamento", añade.

Algunas victorias

A pesar de las quejas los expertos de acción han tenido algunas victorias, como un premio en 2007 del Sindicato de Actores, un pequeño grupo ha obtenido reconocimientos.

Entre ellos está Vic Armstrong, uno de los más reconocidos en la industria, que ha hecho de James Bond, Superman o Indiana Jones. A pesar de su éxito continúa enojado por la no inclusión de sus colegas.

"Creo que la industria nos deja de lado. Seguiremos luchando por el reconocimiento", afirma Armstrong.

Jack Gill añade: "Los premios de la academia traen consigo mucho respeto. Sólo queremos que se nos reconozca junto a nuestros colegas".

"Llevo haciendo esto desde 1991 y no voy a parar ahora", concluye Gill.