El milagro de convertir el aire en agua potable

  • 5 marzo 2013
Panel que convierte el aire en agua potable
Image caption Un panel atrapa la humedad del aire en una zona desértica de Lima y la convierte en agua potable.

En el kilómetro 89,5 de la carretera Panamericana Sur a las afueras de Lima, Perú, un panel publicitario provee de agua potable a los vecinos de la zona.

"Un panel que produce agua potable del aire", reza la valla publicitaria desde las alturas.

Y es justamente eso. Investigadores de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) de Lima colaboraron con la agencia publicitaria Mayo Peru DraftFCB para poner en marcha este particular panel que genera agua limpia de la humedad del aire a través de un sistema de filtración.

¿Se imagina abrir el grifo y no poder llenar un vaso de agua para beber? Es la realidad de muchas personas en países de todo el mundo que carecen de agua potable en su comunidad.

Un bien tan básico como el agua limpia es el reto de este siglo para muchos gobiernos que deben proveer a sus ciudadanos, pero, ¿cómo podemos atajarlo?

La UTEC quiso con este proyecto poner el "ingenio en acción" (como es su lema) y demostrar que es posible solucionar los problemas que nos aquejan a través de la ingeniería y la tecnología.

Atrapar la humedad

Image caption El cartel ha producido hasta el momento más de 9.000 litros de agua potable (96 litros diarios).

El panel está estratégicamente situado en el pueblo de Bujama, una zona casi desértica al sur de Lima, en la que algunos vecinos no tienen acceso a agua potable.

Sin embargo, y a pesar de las duras condiciones climatológicas, el aire contiene 98% de humedad, dice la UTEC.

Las comunidades más pobres del lugar nunca imaginaron que tenían tan cerca el recurso básico que les faltaba.

"El panel atrapa la humedad del aire y la convierte en agua... Así de fácil", cuenta Jessica Ruas, directora de Marketing y Promoción de la Universidad de Ingeniería y Tecnología de Lima. "Agua hay mucha, existe en el mar, pero no es potable y los costos de prepararla para el consumo son muy elevados", argumenta.

Para Ruas, este sistema puede ser una forma de tratar el problema. "No necesariamente el sistema tiene que presentarse en forma de carteles, pero creo que el ingenio es fundamental para el desarrollo".

El panel cumple su función tradicional de plataforma publicitaria, a la vez que incluye el especial cometido.

La pieza se compone internamente de cinco máquinas que convierten la humedad del aire en agua mediante el uso de filtros y un condensador.

El agua se almacena en tanques situados en la parte superior de la estructura y, una vez filtrada, fluye por una tubería hasta llegar al grifo, al que todo el mundo tiene acceso.

Tras el proceso, el agua sale limpia y potable.

La UTEC apenas supera el año de vida y ya ha conseguido tener un impacto en la comunidad.

Ruas cuenta que los vecinos recibieron la idea muy positivamente pero que además despertó interés en otras partes del mundo.

"No habíamos calculado la repercusión que ha tenido. Además de las felicitaciones porque está cumpliendo un rol social, recibimos llamadas de todas partes del mundo: Ghana, Rusia, España, México, Irán...".

Soluciones reales

La inspiración para el proyecto le vino a esta joven universidad de la necesidad de crear una vocación en los estudiantes hacia la ingeniería, con la que, según Ruas, el país no está aún muy familiarizado. El panel publicitario forma parte de una campaña para atraer "mentes creativas que el Perú necesita", expone.

"Buscamos cambiar la mentalidad de los futuros ingenieros y despertar la vocación. Ingeniería no son simplemente matemáticas. Se necesita innovación y creatividad", explica y añade, "queremos demostrar que con la ingeniería se pueden resolver problemas reales".

Los costos del sistema interior del panel, dice Jessica Ruas, rondan los US$1.200 pero "debemos invertir a largo plazo para encontrar alternativas y para conseguir soluciones sostenibles". Para Ruas, no sólo los gobiernos son responsables, sino también las empresas privadas y las universidades deben aportar su grano de arena.

En los tres meses desde que se instaló por primera vez, el cartel ha producido más de 9.000 litros de agua (96 litros diarios) para los residentes de la comunidad.

El panel publicitario es ahora el centro de las miradas de los conductores que pasan por allí y se ha convertido en una parte imprescindible del paisaje para los vecinos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.