Wikipedia sufre una baja de estrógenos

Wikipedia
Image caption Existe un gran desequilibrio de géneros entre los editores de la enciclopedia en línea.

A Inés Quintero, reconocida miembro de la Academia Nacional de la Historia de Venezuela, no le da comenzón abrir Wikipedia para investigar algún dato, fecha o información que necesite. Pero ni por asomo se le pasa por la cabeza escribir alguna entrada o corrección en la enciclopedia virtual.

Como ella, son muchas las mujeres que manifiestan interés ínfimo o nulo por subir contenidos a este sitio colaborativo, uno de los más consultados y visitados del mundo, cuyo ránking se ubica entre el cuarto y el sexto puesto, antecedido por Google, Facebook y YouTube.

Parecería un tema frívolo, pero no lo es. La fundación Wikimedia que está detrás de esta y otras páginas del grupo, desde hace algunos años viene planteando la inquietud por el notable desequilibrio entre géneros en la enciclopedia.

Jorge Sierra, director de Wikipedia-España, confirma el dato a BBC Mundo. "Sí, es un número bajo de mujeres. Ha sido y es todavía una de las grandes preocupaciones de Wikimedia desde que se establecieron en 2008 los objetivos generales del plan estratégico".

Incentivar a las féminas

La fundación no se ha quedado de brazos cruzados. Ha abierto listas de correos de mujeres, ha celebrado foros con editoras, impulsado campeonatos en línea y debates, ha elaborado documentos y estadísticas para favorecer la presencia de mujeres en páginas y aún así la testosterona sigue imponiéndose.

El último estudio de Wikimedia, la Universidad de las Naciones Unidas y la Universidad de Maastricht, determinó que en lengua inglesa sólo el 13% de los colaboradores de la enciclopedia virtual son mujeres.

Tomando en cuenta que según Jimmy Wales, fundador del sitio, alrededor de 500 personas han escrito toda la enciclopedia, la cifra de autoras podría ser realmente bulímica.

El problema resulta un tanto más complejo si se toma en consideración que muchos de los que escriben se esconden detrás de seudónimos. Aún así, el 91% de los autores voluntarios en español son hombres.

¿Y dónde están las chicas?

Image caption Wikipedia no es la única enciclopedia con escasas editoras mujeres.

Mavi Enríquez Molina es de las poquísimas que ha ayudado a subir el nivel de estrógeno de Wikipedia.

En 2009 y 2010 subió enlaces externos a contenidos ya generados como parte de un trabajo profesional, pero más adelante se animó por cuenta propia a añadir información sobre Málaga, ciudad costera del Mediterráneo en Andalucía, y sobre los carnavales.

"No es complicado, hay que seguir las instrucciones y ya está. Piden que subas el contenido que siempre lo va a revisar alguien porque puede haber restricciones morales o éticas, y es necesario validarlos", cuenta Enríquez a BBC Mundo.

Sierra confirma que efectivamente todos los contenidos pasan por los ojos y las manos de los editores y es en esa primera alcabala donde pueden producirse las"bajas", no sólo de mujeres sino también de novatos motivados a agregar información.

"Si eres novato y cometes un error es probable que algún veterano te lo señale y eso inhibe de escribir nuevamente. Parece que también ha ocurrido con las mujeres con mayor frecuencia", afirma Sierra quien desde 2006 trabaja para la fundación.

Inés Quintero pertenece al consejo editorial del Diccionario de Historia de Venezuela, que patrocina Empresas Polar, y desde ahí también ha percibido la baja participación de las mujeres.

"La nómina de colaboradores hombres es mucho más elevada que la de mujeres, aunque en el área de la sociología, antropología, las relaciones internacionales la comunidad de autores se ha feminizado".

Quintero cree que el diagnóstico de Wikipedia tal vez no deba sorprender a nadie: en obras de referencia como la Enciclopedia Británica, el Diccionario Enciclopédico Larousse o el Hanbook of Latin American History "hay que buscar con pinzas el contenido de autoría femenina".

Pero el dato no deja de ser desalentador para Sierra: "En Wikipedia es más preocupante porque es una enciclopedia libre donde todos pueden escribir".

Poca visibilidad

A Wikimedia también le preocupa la poca visibilidad de los contenidos femeninos. La Fundación Barcelona Media elaboró un estudio basado en las publicaciones en 15 lenguas con más entradas, en el cual constató que de 75 personajes históricos, apenas tres son mujeres: Margaret Thatcher, Marilyn Monroe y la reina Isabell II.

Sierra apura alguna explicación sobre este comportamiento. Al ser Wikipedia un sitio que crece a la par del interés de sus usuarios, puede que haya muchísimo más contenido de deportes que de otras materias.

"Pero es algo más fácil de solucionar, porque un artículo sobre mujeres lo puede escribir cualquiera, sea hombre o mujer", aclara.

En efecto, hace un año en Argentina se celebró un concurso para que los usuarios escribieran o editaran artículos ya existentes referidos a grandes mujeres de la historia. La experiencia fue positiva porque aumentó la cantidad y la calidad del contenido pero no creció el número de editoras.

"A lo mejor las mujeres escriben menos porque buscan menos, pero posibilidades temáticas son muchas, se puede escribir de todo", adelanta una hipótesis Enríquez.

Inés Quintero hace un matiz final."Las mujeres sí están escribiendo y produciendo, como lo indican los catálogos de obras de las casas editoriales. Eso tal vez tiene que ver con que las mujeres escriben sobre sí mismas".

Siga la sección de tecnología de BBC Mundo a través de @un_mundo_feliz

Contenido relacionado