La campaña contra el sida que desató la ira de los religiosos

Propaganda retirada en Kenia
Image caption La polémica se desató porque el anuncio habla abiertamente de la infidelidad en el matrimonio.

Kenia acaba de librar una lucha de poder. En una esquina estaban los líderes religiosos -cristianos y musulmanes- y en la otra el gobierno de ese país y las organizaciones contra el VIH. Ganaron los líderes religiosos.

Una campaña de radio, prensa y televisión en la que se promueve el uso del preservativo en relaciones matrimoniales fue el detonante de este pulso que se zanjó con el retiro del anuncio.

En la polémica propaganda aparecían dos mujeres casadas hablando abiertamente de la infidelidad de una de ellas. El aviso terminaba con la amiga aconsejándole que use el condón.

"Esta es la primera vez que se ataca el contagio en parejas en una campaña contra el sida, y la primera vez que se usa a mujeres, a madres, en el anuncio", le explica a BBC Mundo Odhiambo Joseph, del Servicio Suajili del Servicio Mundial de la BBC. "Hasta ahora no se había lanzado algo tan audaz".

La campaña sencillamente abordó un tabú. La propaganda se hizo porque de acuerdo con una encuesta hecha en 2009 en ese país, la mitad de las infecciones de VIH ocurre en los matrimonios.

"Hasta el 30% de las parejas casadas son infieles", le dijo por su parte a la BBC Peter Cherutich, subdirector del Programa Nacional de Control de Trasmisión de Sida e Infecciones de Trasmisión Sexual.

Según datos de la ONU, cerca de 1,6 millones de personas viven con el VIH en Kenia.

Sin embargo, lo que parece haber enfurecido a los líderes clericales fue el tema de la infidelidad. El obispo de la Iglesia Anglicana keniana, Julius Kalu, declaró a la prensa local que el anuncio, transmitido en horario estelar por TV y radio, promovía las relaciones extramaritales y el sexo entre estudiantes de colegio.

"Hay mejores formas de pasar información útil a la sociedad. Ésta definitivamente ha fracasado. Promueve abiertamente la inmoralidad, especialmente cuando todos los miembros de la familia se sientan al frente de la televisión para mirar las noticias", agregó.

Sin disculpa

Image caption Dirigentes católicos en Kenia reiteraron su rechazo al uso del condón.

El doctor Cherutich aclaró que no tienen nada de qué disculparse respecto al mensaje de la campaña, pues considera que es esencial que la gente utilice el condón para prevenir la propagación del VIH/Sida, a pesar de que al final hayan decidido retirarla.

Peter Cherutich explicó que los datos de una encuesta local indican que entre el 20 y el 30% de las parejas casadas tienen otras parejas sexuales, y que la mayoría de ellos no usa preservativos.

No obstante, el presidente de la Conferencia Episcopal de Kenia, John Njue, recordó este viernes la postura de la iglesia Católica: "Siempre ha estado en contra de anticonceptivos".

Mientras que las razones por las que el cuerpo religioso musulmán del país africano, el Consejo de Imanes y Predicadores de Kenia, también condenó la campaña es porque la misma "pinta esta nación como Sodoma y Gomorra y no como una que valora la institución del matrimonio y la familia".

"La infidelidad, como la llaman, es una realidad en este país que tenemos que abordar", insistió por su parte el funcionario.

Anne Soy, periodista de la BBC en Nairobi, la capital del país africano, explicó que muchos conservadores apoyaron la postura de los religiosos.

"Algunos padres dijeron que consideraban embarazoso mirar el anuncio con sus hijos, y que cambiaron de canal cuando apareció", informó la corresponsal.

La propaganda formaba parte de una serie de campañas contra la trasmisión de VIH que autoridades sanitarias han estado promocionando durante años. "Y esta es la primera vez que se crea tal polémica", aclaró Odhiambo Joseph.

Contenido relacionado