Media playback is unsupported on your device

Cuando soldados afganos matan a sus aliados

El 4 de abril de 2011, un policía fronterizo afgano llamado Samaruddin abrió fuego contra dos soldados estadounidenses en la norteña provincia de Faryab y los mató. Luego huyó.

Samaruddin fue localizado tres días después. La ISAF –la fuerza de la OTAN en Afganistán- dice que "en el curso de una operación para detenerlo, lo mataron a tiros mientras trataba de escapar de la casa en la que estaba escondido".

Ya ha habido más de 100 ataques de efectivos de seguridad afganos contra sus aliados occidentales, lo que se ha convertido en una de las amenazas más graves a la seguridad de las tropas de la OTAN en los últimos años.

El Pentágono se refiere a esos ataques como "verde sobre azul", por el color del uniforme afgano y el de la bandera de la OTAN, respectivamente.

Dos años después, la familia de Samaruddin habla por primera vez sobre lo sucedido y arroja luz sobre las posibles razones detrás de los asesinatos que cometió.

Su familia y vecinos reflejan el resentimiento que existe entre los afganos hacia las fuerzas extranjeras, que se preparan para salir de Afganistán

Las víctimas de Samaruddin fueron identificadas más tarde como el sargento Scott Burgess, de 32 años, y el sargento Michael Lammerts, de 26.

Ambos llevaban dos meses en Afganistán y estaban en Faryab para garantizar la seguridad bajo el comando de Estados Unidos y funcionarios de la comisaría de policía de fronteras en la capital provincial, Maimana.

Vea más en este video de BBC Mundo.