Sacar la casa por la ventana como forma de protesta

Debbie Balard

Todo comenzó cuando a Debbie Ballard le ordenaron retirar un viejo sillón de su patio delantero, ubicado en Westcliff-on-Sea, un suburbio del condado de Essex en el este de Inglaterra.

La mujer de 47 años no tenía dinero para contratar a una persona que la ayudara removerlo, comenzó a ahorrar para ello.

Como pasaba el tiempo y la butaca seguía allí, la autoridad local le envió una queja formal en donde se le comunicaba que tenía 14 días para deshacerse de ella.

Molesta, Ballard decidió protestar.

Lo hizo sacando muchos más artículos que la ayudaran a recrear una sala de estar, que ha sido descrita por los vecinos como una obra de arte similar a "My bed" (mi cama), de la artista británica Tracey Emin.

"My bed" es la obra más conocida de Emin y formó parte de la selección final del premio Turner en 1999. La pieza fue inspirada por una enfermedad que obligó a la artista a permanecer descansando durante una semana.

Su propia cama sin hacer fue exhibida en la Galería Tate de Londres.

"Nueva y mejorada"

Image caption La obra de la artista Tracey Emin fue inspirada por una enfermedad que la tuvo en cama por una semana.

"Decidí construir este set para protestar, el sillón es el responsable de haber iniciado todo esto", dijo Ballard.

"Me sentí un poco molesta por la orden, así que convertí mi jardín en una sala de recepción".

Ballard escribió a la alcaldía con una foto de su "nueva y mejorada fachada delantera" y pidió a la autoridad que por favor le defina "lo que ellos consideran que es basura".

"Soy madre soltera, sin ningún tipo de ingresos. Estaba esperando a que pudiera darme el lujo de pagarle a alguien para que me ayudara a eliminar el sofá", explicó.

"La mayoría de la gente que ha visto esta exhibición la ha encontrado divertida y graciosa", asegura.

La alcaldía señaló que le gustaría dialogar con Ballard, acerca de las complicaciones que estaba enfrentando para remover el sillón.

Un portavoz dijo que, a pesar de haber "creado un espacio de arte viviente", la orden relacionada con la butaca continúa vigente.

"La gente se ha quejado, así que tenemos que llegar a un acuerdo con ella".

"Y si lo que quiere crear un espacio artístico, es bienvenida a hablar con nuestro director de arte", añadió.

Quizás, para Ballard, este sea el inicio de una nueva carrera artística.

Contenido relacionado