Seis claves para entender qué está pasando en Venezuela

Venezuela atraviesa una delicada coyuntura política tras el estrecho resultado de la elección del domingo.

El candidato opositor, Henrique Capriles, pidió un recuento de votos y cuestionó la legitimidad de Nicolás Maduro como presidente electo.

En momentos de tensión y ante la inminente asunción de Maduro como presidente este viernes, BBC Mundo ofrece algunas claves para entender qué está pasando y cuáles son los escenarios posbles en el corto plazo.

¿Hubo fraude en la elección venezolana?

Sin llegar a utilizar la palabra "fraude", la oposición cuestiona el resultado de las elecciones del domingo pasado, que le dieron al candidato oficialista, Nicolás Maduro, la victoria por un margen muy estrecho, del 1,7%.

El comando opositor compiló un dossier de supuestas irregularidades que tendrían incidencia sobre cerca de cuatro de los 15 millones de votos depositados y que, de comprobarse, podrían afectar el resultado.

Entre las irregularidades denunciadas están inconsistencias entre número de votos y número de electores en ciertos centros, el llamado "voto asistido" -en el que testigos del gobierno supuestamente acompañaban a electores a sufragar detras de los biombos- y la expulsión por la fuerza de testigos de la oposición al momento del cierre de mesas y conteo de los votos.

En consecuencia, el candidato opositor, Henrique Capriles, no ha reconocido la victoria de Maduro y ha calificado su proclamación como presidente de "ilegítima" y "espuria".

¿Qué quiere la oposición?

Que el Consejo Nacional Electoral haga una verificación manual de la votación, que en Venezuela es automatizada en un 100%. Pide que el CNE recuente los comprobantes en papel que las máquinas de votación emiten inmediatamente después de que el votante ha marcado su selección en una pantalla electrónica. Esos comprobantes quedan depositados en urnas cerradas.

Image caption Capriles dijo que la victoria de Maduro es ilegítima.

El CNE efectúa rutinariamente una auditoría sobre un porcentaje de máquinas después de cada elección. Esto implica abrir un número de urnas, contar los comprobantes manuales ante testigos y cotejar los resultados con los datos obtenidos electrónicamente.

En este caso, los representantes de Capriles piden la revisión de la totalidad de las cajas.

La Unión Europea, la OEA y Estados Unidos respaldaron la solicitud.

La oposición también aspira a que el número de votantes contabilizados por las máquinas sea comparado con el registrado en los cuadernos de votación, para establecer si hubo votos fabricados.

Conozca la tecnología con que se vota en Venezuela

¿Cuál es la posición del gobierno?

Inicialmente, el ahora presidente electo, Nicolás Maduro, estuvo a favor de efectuar la revisión.

"No tenemos miedo. Que las cajas hablen y digan la verdad de esta victoria, cuidado si es superior", dijo poco después de que se anunciara el resultado.

Image caption Originalmente Maduro se dijo en favor de efectuar la revisión.

Sin embargo, luego fue proclamado sin que mediara el procedimiento.

En las horas siguientes se registraron incidentes violentos, cuya responsabilidad se atribuyeron el uno al otro.

Maduro acusó a Capriles de desconocer la voluntad popular y planear un golpe. Capriles replicó que la violencia la había provocado el bando de su rival, con el objeto de evitar el recuento.

En las últimas horas, el presidente proclamado aseguró que apoyará "total y plenamente" la decisión que tome el CNE respecto a la petición de la oposición.

¿Se efectuará el recuento?

La tarde de este miércoles, la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Luisa Estela Morales, descartó esa posibilidad. Insistir en el recuento manual, dijo, "equivale a llamar a una lucha de calle".

Sin embargo, la decisión es del Consejo Electoral, organismo que, de acuerdo con la Constitución, tiene el mismo rango que los otros poderes públicos, de los cuales goza de independencia y autonomía.

El organismo está integrado por cinco rectores principales, en teoría de afiliación política independiente. En la práctica, cuatro de ellos han sido vinculados al oficialismo y a uno se le considera representante de la oposición.

En el papel, no hay ninguna disposición formal que dé cabida al pedido opositor. Lo único que podría inclinar la balanza a su favor sería la voluntad política.

¿Qué opciones tiene la oposición?

Las leyes le dan la opción de impugnar el resultado. Se trata de un camino largo, que implica pasar primero por una vía administrativa (el reclamo ante el CNE) y luego por otra judicial (la elevación del caso a los tribunales).

En el pasado el proceso ha tomado meses, aunque ha arrojado resultados. En 1997, por ejemplo, un tribunal ordenó la repetición parcial de elecciones a la gobernación del estado Zulia, efectuadas en 1995. Más recientemente, en 2001, se ordenó la repetición de elecciones en el estado Amazonas, siete meses después de la votación original.

Sin embargo, estos casos son anteriores a la implementación del actual sistema de votación automatizado. Desde entonces, son pocos los casos que han terminado en una nueva votación.

La siguiente oportunidad de desafiar al oficialismo por la vía electoral no tendrá lugar hasta el año 2016, cuando están previstas elecciones parlamentarias. Y cuando, transcurrida la mitad del período presidencial, podría activar la opción de un referendo revocatorio.

¿Y entonces qué pasará?

Es un hecho que Nicolás Maduro será juramentado como presidente para lo que resta del período constitucional (2013-2019) este viernes.

Image caption Cabello ordenó destituir a presidentes de comisiones opositores por no reconocer el resultado.

El oficialismo les ha advertido ya a los gobernadores regionales de oposición que si no reconocen a Maduro ellos serán desconocidos y no recibirán recursos del gobierno central.

En la Asamblea Nacional, su presidente, Diosdado Cabello, ordenó destituir a los presidentes de comisiones de tendencia opositora por no reconocer el resultado de la elección.

La polarización política se ha reflejado en las calles, donde la tensión se ha traducido en incidentes de violencia. Otro elemento que se añade a un panorama complejo, que presagia un comienzo difícil para el gobierno de Maduro.

Ante ello, la oposición, con Capriles a la cabeza, enfrenta la necesidad de tomar decisiones cruciales. Mientras que el oficialismo se ve ante el reto de gobernar una nación profundamente dividida.

Contenido relacionado