El profesor que reemplazó a Bin Laden en la lista de los más buscados del FBI

  • 23 abril 2013
Eric Justin Toth
Image caption Eric Justin Toth en poder de las autoridades nicaragüenses.

Para estar en la lista de los 10 más buscados del FBI hay que, obviamente, ser fugitivo. También se necesita una orden federal de arresto y ser considerado "una amenaza para la sociedad". Por último, hay que ser requerido por una recompensa de más de US$100.000.

Ese era el caso del exprofesor de primaria Eric Justin Toth, quien fue arrestado el fin de semana en Nicaragua acusado de producir pornografía infantil.

Llevaba poco más de un año en la famosa lista. Entró en abril de 2012, como remplazo de Osama Bin Laden, asesinado en una operación de las fuerzas especiales estadounidenses en mayo de 2011.

"La incorporación de Eric Toth a la lista de los más buscados ilustra lo importante que es sacar a estos individuos de las calles y ponerlos bajo custodia", dijo un comunicado del FBI en su momento.

Y así fue. Después de cinco años de búsqueda, tras haberlo perseguido en Illinois, Indiana y Arizona, el sábado la directora de la Policía Nacional de Nicaragua dijo que había sido arrestado en Estelí, cerca de la frontera con Honduras.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) lo confirmó el lunes y Toth fue deportado a su país.

Por un lunar

El exprofesor fue sindicado con una orden de arresto en el estado de Maryland en 2008.

En 2012 se convirtió en el 495º fugitivo en ser incluido en la lista del FBI.

Era administrador en campamentos de verano y fue profesor durante tres años en el exclusivo colegio de Beauvoir, en la ciudad de Washington.

Entre otros delitos, es acusado de poner cámaras en baños de niños.

En la descripción oficial del FBI dice que Toth, también conocido por el nombre de David Bussone, es un experto en computadores con un conocimiento mayor al promedio en el uso de internet y seguridad.

Image caption Toth entró a la lista de los más buscados en 2012. Este es el aviso de solicitud del FBI.

El FBI asegura que Toth estudió en la universidad estadounidense de Cornell por un año y después obtuvo transferencia a la universidad de Purdue, donde se graduó en educación.

También explican que tiene la capacidad de integrarse en sectores diversos de la sociedad y que, dada su educación, puede encontrar empleos que implican el contacto con niños.

Según el diario The New York Times, una de las razones por las que se incluyó a Toth en la lista es que, por su distintiva apariencia -es alto, flaco y tenía un lunar debajo del ojo-, le resultaría difícil esconderse en la eventualidad de que su caso se volviera famoso.

Aminta Granera, directora de la policía nicaragüense, dijo que el lunar que tenía debajo del ojo izquierdo facilitó su identificación.

También aseguró que "utilizaba la información y la identidad de otro ciudadano norteamericano de nombre Roberto Shawn Walker" y que tenía en su poder una licencia para conducir y tres tarjetas de crédito falsas estadounidenses.

Los 10 más buscados

La lista se creó en 1950, después de que un periodista enumeró a los delincuentes más difíciles de capturar en aquel momento.

Lea también: Así hace el FBI su lista de "los más buscados"

Con eso, el famoso director del FBI por 37 años, J. Edgar Hoover, lanzó oficialmente el listado de los más buscados.

Desde ese momento, la lista se convirtió un instrumento útil, según los expertos, en parte porque, como pasó con Toth, ayuda a difundir el perfil de las personas que busca el FBI.

Image caption Toth reemplazó a Bin Laden en la lista después de que el militante islamista fue asesinado por EE.UU..

De los 495 hombres y mujeres que la han integrado, 465 han sido capturados o localizados. Y, de ellos, 153 fueron encontrados tras una pista ofrecida por un ciudadano.

"Con el tiempo, la lista de los diez más buscados fue un reflejo de los intereses de la investigación criminal de la entidad y de las prioridades del día", comentó a la BBC John Fox, el historiador oficial del FBI.

En el pasado estuvieron en la lista activistas políticos como Martin Luther King, Jr. o Bernardine Dohrn.

Hoy en día están, entre otros, el mexicano-estadounidense Eduardo Ravelo, acusado de formar parte de una banda de narcotraficantes, y el hondureño Alexis Flores, acusado de secuestrar y matar una niña de cinco años.

En la página del FBI está la descripción de cada uno, en caso de que "si tiene cualquier tipo de información sobre esta persona, por favor contacte la oficina local del FBI o la embajada estadounidense más cercana".

Contenido relacionado