Costa Rica: el avión que puso en aprietos a la presidenta Laura Chinchilla

Laura Chinchilla, Costa Rica
Image caption En mensaje televisado, la presidenta anunció este jueves en la noche la renuncia del jefe de seguridad y de su asistente personal.

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, no podía imaginar que un avión le iba a ocasionar tantos problemas.

Apenas una semana después de cumplirse su tercer año en la presidencia del país, la mandataria centroamericana se enfrenta a una de las peores crisis de su gobierno.

En declaración hecha pública por cadena de televisión nacional este jueves, Chinchilla reconoció los errores cometidos en todo este proceso que más bien parece sacado de una novela de intriga.

La trama es la siguiente. La presidenta realizó, en el plazo de los últimos dos meses, dos viajes en un avión cuyo dueño, Gabriel Morales Fallón, ha sido relacionado con un narcotraficante colombiano que fue extraditado desde Brasil a Estados Unidos en 2008.

Al parecer, los miembros del gabinete de Chinchilla fueron engañados por Morales Fallón, quien supuestamente se presentó ante ellos con la identidad falsa de Gabriel O'Falan.

Cadena de dimisiones

El escándalo se ha cobrado ya varias víctimas políticas. El ministro de Comunicación costarricense, Francisco Chacón, fue el primero en dimitir el miércoles tras asumir la responsabilidad de lo sucedido. Chacón dijo que había sido "engañado" por Morales Fallón, quien había facilitado la aeronave a la presidenta de forma gratuita.

El jueves en la noche le siguieron en las renuncias Mauricio Boraschi, viceministro de la Presidencia y jefe de la Dirección de Inteligencia y Seguridad, DIS; e Irene Pacheco, asistente personal de la presidenta.

Boraschi, quien había subrayado que la vida de la presidenta está bajo la tutela de la DIS, ya había reconocido anteriormente que "los controles y los filtros no se activaron, fallaron y se hace esta vinculación de una empresa relacionada con el avión a una persona que aparece en una reunión usando un nombre que no le corresponde".

Quién es Gabriel Morales Fallón

El periodista de BBC Mundo, Alberto Nájar, explica que "de acuerdo con la prensa de Costa Rica, el colombiano Gabriel Morales Fallón, el hombre que habría prestado el avión para transportar a la presidenta en viajes internacionales, adoptó la nacionalidad costarricence hace varios años".

Ejecutivo de 46 años, Morales Fallón fue interrogado hace cinco años por una supuesta vinculación con el narcotraficante colombiano Carlos Ramírez Abadía, conocido como "Chupeta", detenido en Brasil y extraditado a Estados Unidos en 2008.

Algunos medios colombianos señalan a Morales Fallón como testaferro de Ramírez Abadía, aunque lo cierto es que, en la actualidad, no está buscado por la Interpol ni tiene ningún tipo de cargos en su contra, según aclaran los medios costarricenses.

Más allá de las renuncias de miércoles y jueves, el periodista Alberto Nájar precisa que "los legisladores de oposición exigen que otros miembros del gabinete presidencial abandonen su cargo".

Narcotráfico como problema

El narcotráfico es uno de los problemas más serios de Costa Rica, país que de acuerdo con agencias internacionales como la estadounidense DEA tiene presencia de carteles de México y Colombia.

En los últimos dos años aumentó el número de mexicanos detenidos por vincularse con el tráfico de drogas, señala Nájar.

De hecho, recientemente los vecinos de un barrio de San José, capital de Costa Rica, realizaron varias protestas para impedir que algunos de estos acusados fueran albergados en casas de seguridad dentro de sus barrios.

Contenido relacionado