Ataque en Londres: arrestan a hombre tras entrevista a la BBC

Abu Nusaybah
Image caption Abu Nusaybah, que conocía a uno de los sospechosos del ataque el pasado miércoles en Londres, fue arrestado tras darle una entrevista a la BBC.

El MI5, el servicio de seguridad de Reino Unido, le preguntó a Michael Adebolajo, sospechoso del asesinato de Woolwich, si quería trabajar para ellos hace seis meses, según aseguró a la BBC un amigo del sospechoso, que tras ser entrevistado fue arrestado por la policía británica.

Abu Nusaybah dijo en el programa Newsnight que su amigo, uno de los dos sospechosos arrestados tras el asesinato de Lee Rigby en Londres el miércoles, había rechazado la oferta.

La BBC no pudo obtener ninguna confirmación de este hecho por parte del gobierno.

Abu Nusabybah fue arrestado inmediatamente después de dar la entrevista a la BBC.

El reportero de Newsnight Richard Watson dijo que después de que la entrevista concluyese dejó el estudio y se encontró con agentes de la policía metropolitana que esperaban para arrestar a Nusaybah.

La policía confirmó que un hombre de 31 años había sido arrestado el viernes en relación a supuestos delitos terroristas y que se estaban registrando dos casas en el este de Londres.

Las autoridades dijeron que la detención no estaba relacionada directamente con la muerte de Rigby, que fue asesinado a plena luz del día y delante de decenas de personas en un barrio del sureste de Londres el pasado miércoles.

Adebolajo y Michael Aedebowale, que también fue arrestado en la escena del crimen, siguen en el hospital después de haber sido abatidos por la policía.

"Me estaban molestando"

Image caption La escena del crimen del pasado miércoles se ha llenado de flores en honor de Drummer Rigby.

En la entrevista con Newsnight Abu Nusaybah dijo que había visto "un cambio" en su amigo tras su detención por parte de las fuerzas de seguridad en un viaje a Kenia el año pasado.

Nusaybah dijo que Adebolajo insinuó que fue atacado física y sexualmente durante un interrogatorio en una celda de una prisión del país africano.

Tras la experiencia se volvió más introvertido y "menos hablador, ya no era el mismo", añadió Nusaybah.

También dijo que Adebolajo le contó que tras su regreso fue "seguido por el MI5", quienes "llamaban a su puerta".

Básicamente "lo estaban acosando", dijo Abu Nusaybah, y añadió que su amigo le aseguró: "Me están fastidiando, no me van a dejar tranquilo".

"Mencionó que al principio le dijeron que querían preguntarle si conocía a determinados individuos, pero después de decir que no los conocía le sugirieron si quería trabajar para ellos. Fue explícito en su negativa, pero confirmó que no conocía a la gente sobre la que le preguntaron".

El reportero de la BBC Richard Watson dijo que, en términos generales, no era extraordinario que los servicios de seguridad accediesen a gente con posible información o como fuentes encubiertas.

Adebolajo, de 28 años y originario de Romford, al este de Londres, y el también sospechoso Michael Adebowale, de 22 y de Greenwhich, en el sureste de la capital británica, estaban fichados por el MI5 desde hace ocho años, según confirmaron fuentes gubernamentales a la BBC.

Incidentes anti musulmanes

Image caption La familia del asesinado dijo que Rigby, que había servido en Afganistán, era un "padre devoto".

Dos mujeres de 29 y 31 años, arrestadas como sospechosas de conspiración de asesinato han sido puestas en libertad sin cargos, aunque otro hombre de 29 años continúa bajo arresto.

En declaraciones relacionadas con la lucha contra el aumento de las ideologías extremistas, el director de la policía de Manchester, Peter Fahy, le dijo a la BBC que se habían dado "una serie de conspiraciones" desbaratadas por la policía.

Pero añadió que las fuerzas de seguridad estaban "especialmente preocupadas" por gente que viaja desde Reino Unido a lugares en conflicto como Mali, Siria o Irak, y el incremento del número de páginas web extremistas.

Desde el asesinato del pasado miércoles ha habido un incremento de incidentes anti musulmanes, según la organización Faith Matters, que trabaja para reducir el extremismo.

Antes del ataque registraban entre 4 y 8 llamadas a su servicio telefónico, mientras que desde el asesinato han registrado unos 150 incidentes, incluyendo ataques a mezquitas.

El viernes, la esposa de Rigby y madre de sus dos hijos, Rebecca, dijo que era consciente de los peligros en los países en los que servía su marido, como Afganistán, pero añadió que "Uno no se espera que pase algo así cuando está aquí en Reino Unido. Piensas que estás seguro".

El padrastro de Rigby, Ian, señaló que "Nos gustaría decirle 'Buenas noches Lee, descanse en paz nuestro soldado caído. Te queremos mucho y las palabras no pueden describir cuánto te amamos y cuánto te extrañaremos.'"

Contenido relacionado