Las inéditas elecciones primarias chilenas

  • 30 junio 2013
Hombre con sombrero de huaso votando
Image caption Las elecciones de noviembre serán las primeras presidenciales con voto voluntario en Chile.

Este domingo se realiza una elección "histórica e inédita" en Chile, en palabras del propio gobierno chileno.

Por primera vez en el país, las dos coaliciones políticas imperantes, la gobernante Alianza por Chile (centroderecha) y la opositora Pacto Nueva Mayoría (centroizquierda), definirán sus candidatos presidenciales a través del voto popular.

Cuatro candidatos de la centroizquierda –Michelle Bachelet, Andrés Velasco, Claudio Orrego y José Antonio Gómez- y dos de la centroderecha –Andrés Allamand y Pablo Longueira- compiten por el cupo para la elección presidencial el próximo 17 de noviembre en las denominadas elecciones primarias.

Los favoritos

La expresidenta Michelle Bachelet aparece como la favorita por lejos dentro de su pacto. Según la última encuesta publicada esta semana por el Centro de Estudios Mori, la militante socialista se llevará entre un 70% y 80% de los votos de su coalición.

El segundo lugar está siendo disputado entre el exministro de Hacienda de Bachelet, Andrés Velasco (independiente) y Claudio Orrego, representante del ala más joven y reformista de la Democracia Cristiana chilena.

Mientras Orrego es conservador respecto a sus valores y partidario de un mayor rol del Estado, Velasco es liberal en todos los ámbitos, por lo que se espera que capte parte importante del voto de la derecha liberal que no se siente representada por sus candidatos.

Image caption Andrés Allamand y Pablo Longueira, precandidatos de la Alianza por Chile.

Por la coalición gobernante, el panorama no está tan claro.

Los dos candidatos de la derecha chilena no representan diferencias sustanciales ni las han mostrado en la campaña.

Si bien Andrés Allamand (del mismo partido del presidente Sebastián Piñera, Renovación Nacional y exministro de Defensa) es del ala más "liberal" de la derecha chilena, es contrario al matrimonio homosexual, al aborto, a un mayor rol del Estado y a la educación gratuita, al igual que su contrincante, Pablo Longueira.

Longueira (del partido Unión Demócrata Independiente) fue colaborador del gobierno de Augusto Pinochet y ministro de Economía durante el gobierno de Sebastián Piñera. A pesar de tener posturas bastante conservadoras en términos valóricos y liberales en el ámbito económico, cuenta con apoyo en las bases populares.

Tensión primaria

Las primarias fueron planteadas como la vía más democrática para elegir a los presidenciables. Pero el camino no resultó ni fácil ni fluido.

La campaña pre presidencial se volvió una guerra interna en cada coalición.

En la centroizquierda la pelea por posicionarse en el segundo lugar, tras la inminente victoria de Bachelet, hizo que los otros tres candidatos dejaran en evidencia los conflictos internos de la coalición cada vez que fue posible, incluido los debates televisados.

Y en la derecha la carrera dejó varios lesionados, incluido el precandidato favorito y el único que, según las encuestas, podía hacerle frente a Bachelet en las presidenciales de noviembre: Laurence Golborne.

Image caption Michelle Bachelet, José Antonio Gómez, Andrés Velasco y Claudio Orrego, candidatos de la centroiquierda en el debate televisivo.

El exministro de minería de Piñera, famoso por liderar el rescate de los 33 mineros en 2010, fue retirado de la carrera por su propio partido, la Unión Demócrata Independiente (UDI), y remplazado por Pablo Longueira.

A las tensiones partidistas se sumó un problema extra: 70 de los locales de votación estaban ocupados por estudiantes secundarios en toma. A pesar de que varios depusieron la ocupación, quedaron algunos que no transaron y el gobierno debió desalojarlos el jueves pasado, con un saldo de 146 detenidos.

Lea también: Chile: el jaque de los estudiantes a las elecciones primarias

Universo de votos

En estas elecciones pueden votar todos los que no estén inscritos en ningún partido político (independientes) y los militantes de los partidos de los pactos Alianza y Nueva Mayoría.

Los votos para los militantes tendrán sólo a los candidatos de su pacto, mientras a los independientes se les entregará un voto con los seis precandidatos presidenciales, en el cual deben marcar sólo uno.

Con todo, no se espera una gran participación de votantes en estas primarias.

Según la última encuesta MORI, para estas primarias se espera una afluencia de entre 1.236.000 y 1.629.000 personas, es decir, entre el 10,3% y el 13,6% del universo de electores.

"Reiteramos el llamado a los más de 13 millones de ciudadanos habilitados para votar este domingo a comprometerse con nuestra democracia", pidió la vocera de gobierno, Cecilia Pérez.

Incluso el conocido humorista e imitador local, Stefan Kramer, lanzó un video imitando a algunos de los candidatos llamando a votar. En menos de dos días el video recibió casi 700 mil visitas y fue recomendado por los propios candidatos imitados, quienes lo promovieron en la prensa y redes sociales.

Tras el cambio a la ley electoral en 2011, las elecciones de noviembre serán las primeras presidenciales donde no será necesario inscribirse, por lo que podrá votar cualquier chileno mayor de 18 años.

Contenido relacionado