Matthei y Bachelet, mujer contra mujer en Chile

  • 20 julio 2013
Evelyn Matthei

Por primera vez en la historia, es probable que dos mujeres sean las principales protagonistas de las elecciones presidenciales de noviembre en Chile, ambas de la misma generación e hijas de generales de la Fuerza Aérea: Michelle Bachelet y Evelyn Matthei.

Esta última es la nominada por el partido de derecha Unión Demócrata Independiente (UDI), quien la nombró su candidata presidencial tras la sorpresiva renuncia por depresión de Pablo Longueira sólo tres semanas después de ser elegido.

"Esta elección se puede ganar y la vamos a ganar. Bachelet es totalmente ganable", dijo Matthei al conocerse su nombramiento este sábado.

Se trata de una ingeniera comercial de 60 años, ministra del Trabajo y Previsión Social, exdiputada y exsenadora, además de una conocida figura política desde hace más de dos décadas, casada con un economista y madre de tres hijos.

Matthei es la tercera ministra mejor valorada del gabinete de Sebastián Piñera, con el 59% de apoyo, según un sondeo de la consultora Adimark.

Su gran reto será armar una candidatura exitosa en los cuatro meses que restan para la primera vuelta electoral.

"Creemos que ella es una candidata ganadora y que debe generar el mayor grado de unidad posible", anunció el líder de la UDI, Pablo Melero.

El único escollo para su candidatura es el rechazo de Renovación Nacional (RN), el otro partido de la Alianza de la derecha chilena, que protestó por el nombramiento de Matthei y valora presentar su propio candidato, lo que podría complicar sus opciones en los comicios.

Lea también: Evelyn Matthei aspira a reemplazar a Longueira como candidata a presidencia

Vidas paralelas

Image caption Michelle Bachelet es la favorita en las encuestas.

La intención de Matthei es la de enfrentarse a la expresidenta y favorita en las encuestas, Michelle Bachelet, de la coalición de centro izquierda de Nueva Mayoría.

Ambas comparten algo más que las ganas por gobernar desde La Moneda. Matthei y Bachelet se conocen desde niñas porque sus padres -Fernando Matthei y Alberto Bachelet- fueron generales de las Fuerza Aérea de Chile y residieron en la base de Quintero, en la región de Valparaíso.

Mientras el general Bachelet fue leal al presidente socialista Salvador Allende, derrocado en el golpe militar de 1973, Matthei formó parte de la Junta de Gobierno militar encabezada por Augusto Pinochet.

A pesar de las fuertes diferencias políticas, el padre de Matthei cuenta que la expresidenta Bachelet se refiere cariñosamente a él como "tío Fernando".

Por su parte, la madre de la candidata de Nueva Mayoría sostiene que el general Fernando Matthei siempre fue amigo de su familia.

Una reciente disputa política sobre las circunstancias de la muerte del general Alberto Bachelet, quien falleció en 1974 a causa de un infarto en la cárcel de Santiago, distanció a las candidatas.

Ahora la campaña electoral para las elecciones del 17 de noviembre las volverá a poner frente a frente.

Polémico perfil

Image caption La nueva candidata tiene reputación de decir lo que piensa sin medirse.

Matthei ganó popularidad nacional en Chile a fines de la década de 1980 y comienzos de la de 1990 como integrante de la llamada Patrulla Juvenil, un grupo de jóvenes políticos entre los que se encontraba el actual mandatario, Sebastián Piñera.

Los recelos entre ambos líderes acabaron por romper la patrulla, cuando salió a la luz una grabación en la que Piñera pedía desacreditar a su compañera acusándola de ser "una cabrita chica, despistada".

El escándalo conocido como "Piñeragate" quedó atrás y ambos acabaron compartiendo gobierno, pero la polémica no ha sido ajena a la carrera de la candidata Matthei desde entonces.

Famosa por su fuerte temperamento, ha sido acusada por la oposición de insultar a sus compañeros y perder los papeles en público.

En los últimos años se difundieron varios videos en los que Matthei se dirigía despectivamente a otros colegas políticos.

"Matthei es un poquito mal hablada, pero se puede mejorar", dijo el pasado jueves el presidente de RN, Carlos Larraín a CNN Chile.

"(Pero) tiene sus méritos, trayectoria política, es buena moza y simpática", aclaró.

A pesar del enojo de sus aliados de RN, Matthei se proclamó candidata presidencial con el apoyo de su partido.

Quizás su fama de guerrera es precisamente el arma que la derecha necesita para poder vencer a Bachelet, una candidata que cuatro meses antes de las elecciones muchos ven como invencible.

Contenido relacionado