Cuatro intervenciones de Obama en la polémica racial estadounidense

  • 20 julio 2013
Obama
Image caption Barack Obama ha rehuido a las controversias raciales.

El presidente Barack Obama despertó una intensa controversia este viernes cuando, al referirse al fallo que declaró inocente a George Zimmerman del homicidio del joven afroestadounidense Trayvon Martin, dijo que "podría haber sido yo", agregando que él también había experimentado en carne propia la discriminación racial en su país.

Como lo señalan los observadores, a lo largo de su gobierno y durante las dos campañas electorales que ganó, Obama ha buscado presentarse como el presidente de todos los estadounidenses, esforzándose por que su presidencia trascienda el hecho de ser el primer negro en ocupar la Casa Blanca.

Lea también: "Trayvon Martin podría haber sido yo"

Tal vez por eso sus intervenciones para referirse a las polémicas raciales han sido escasas a lo largo de los cuatro años y medio que lleva a la cabeza del gobierno

BBC Mundo le invita a recordar cuatro de las veces en que el mandatario se ha referido al delicado tema de las relaciones raciales en Estados Unidos.

El recuerdo controversial de su abuela blanca

Image caption La abuela del presidente Obama era blanca.

El mandatario ha presentado en ocasiones su biografía personal como un ejemplo de lo que puede lograr la sociedad estadounidense en términos de resolver sus tensiones raciales. Obama es hijo de un keniano de raza negra y de una estadounidense blanca. Durante la campaña a las elecciones presidenciales de 2008, el entonces candidato pronunció un discurso sobre el racismo en Estados Unidos, en el que recordó a su abuela materna, de raza blanca. Dijo que pese a que lo adoraba e hizo innumerables sacrificios por él, su abuela había confesado sentir temor cuando un negro pasaban junto a ella en la calle, y "en más de una ocasión pronunció estereotipos raciales o étnicos que me avergonzaban".

Una cerveza para suavizar tensiones raciales

Image caption Obama invitó a Gates y al policía que lo arrestó a "tomarse una cerveza" en la Casa Blanca (foto de archivo).

Aparentemente Gates había despertado sospechas de algún vecino cuando forcejeaba para abrir la puerta de su residencia. Cuando la policía acudió a investigar lo que pensó podía ser un intento de robo de la casa, se presentó un altercado a raíz de la indignación de Gates por el incidente. El profesor estuvo detenido brevemente hasta que se aclaró el malentendido. Mientras grupos afroestadounidenses en todo el país presentaban el incidente como un ejemplo del racismo diario que enfrentaban en sus vidas, Obama, que inicialmente criticó la acción de la policía, escogió un gesto simbólico de reconciliación. Invitó al profesor Gates y al agente policial que había arrestado al académico a "tomarse una cerveza" en una reunión privada en la Casa Blanca.

Obama toma con humor las versiones sobre su lugar de nacimiento

Image caption Obama eventualmente decidió entregar copia de su certificado de nacimiento, ante las acusaciones que decían que no había nacido en territorio estadounidense.

Durante la campaña presidencial de 2008 y ya elegido, Obama enfrentó acusaciones de algunos grupos, principalmente conservadores, que lo acusaban de no haber nacido en Estados Unidos, y de estar supuestamente ocultando documentos legales que probarían que había nacido en el extranjero y por lo tanto no tendría derecho a ocupar la presidencia.

Muchos vieron esto como una demostración poco sutil de racismo frente al primer presidente de ancestro africano en la historia del país. La Casa Blanca eventualmente distribuyó al público en 2011 copias del certificado de nacimiento de Obama, probando así nuevamente que este había ocurrido en territorio estadounidense. Obama se refirió de manera jocosa al incidente en abril de 2013, durante la tradicional cena de corresponsales de prensa en Washington. Dijo que le habían sugerido ubicar su futura biblioteca presidencial en su sitio de nacimiento, "pero yo prefiero que esté en Estados Unidos", aseguró el mandatario en tono burlón.

Sobre Trayvon Martin: "si tuviera un hijo, se parecería a él"

Image caption Obama se había referido al caso Trayvon Martin en marzo de 2012.

Obama ya se había referido en una oportunidad al caso de Trayvon Martin.

En marzo de 2012, recién se conoció de la muerte del muchacho en la población de Sanford, Florida, durante la confrontación que sostuvo con George Zimmerman, el presidente manifestó que entendía, desde una perspectiva personal, los sentimientos complejos que el caso generaba en la comunidad negra. "Si yo tuviera un hijo, se parecería a Trayvon Martin", dijo entonces el mandatario.

Desde entonces se abstuvo en términos generales de participar en la controversia, hasta este viernes cuando sus comentarios generaron una polémica tal vez mayor que cualquiera de sus anteriores intervenciones sobre temas raciales.

Contenido relacionado