Detienen a activistas "dreamers" que intentaron ingresar en EE.UU.

  • 22 julio 2013
"Dreamers" que intentaron cruzar la frontera entre México y EE.UU.
Image caption Los jóvenes quieren denunciar la política de deportaciones del gobierno de Barack Obama.

Agentes de inmigración y aduanas de Estados Unidos detuvieron a nueve "dreamers" -jóvenes indocumentados que llegaron al país cuando eran niños- que intentaron cruzar este lunes la frontera desde México a través del paso de Nogales, Arizona, como parte de una acción para denunciar la política de deportaciones del gobierno de Barack Obama.

Entre los detenidos están Lizbeth Mateo, Lulú Martínez y Marco Saavedra, tres jóvenes que en las últimas semanas regresaron voluntariamente a México para liderar está acción coordinada por la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes (NIYA, por sus siglas en inglés).

Junto a ellos también fueron detenidos seis jóvenes que fueron expulsados de EE.UU. pese a haber vivido gran parte de su vida en el país.

Vestidos con togas azules, verdes y negras y con birretes de graduados universitarios, los nueve "dreamers" (literalmente "soñadores") -mote que se deriva del Dream Act, un proyecto legislativo que busca legalizar la situación de jóvenes estudiantes indocumentados- intentaron regresar a territorio estadounidense.

Al otro lado de la frontera les esperaban unos 60 manifestantes, entre los que había representantes religiosos, activistas y algunos de sus familiares.

Lea: Los jóvenes latinos que desafían al sistema de migración de EE.UU.

Con esta acción los jóvenes quieren llamar la atención sobre las más de 1,5 millones de personas que han sido deportadas durante la presidencia de Barack Obama, a quien piden que utilice sus poderes ejecutivos para asistir a las familias de inmigrantes en la reunificación familiar.

Según le explicó a BBC Mundo Mohammed Abdulahi, un joven "dreamer" de origen iraní que es portavoz de la campaña Bring Them Home (tráiganlos de regreso a casa), que está detrás del acto de protesta, los detenidos han presentado una carta a las autoridades fronterizas explicando su situación y pidiendo que les dejen entrar en EE.UU.

Los jóvenes solicitan ser liberados bajo fianza en territorio estadounidense por razones humanitarias.

Su intención es luchar frente a los tribunales contra el proceso de deportación que debería iniciarse en su contra por haber residido de manera irregular en EE.UU.

En la tarde del lunes se supo que los nueve jóvenes fueron trasladados a un centro de detención en el estado de Arizona.

"Más y más deportaciones"

Image caption Los "dreamers" son los jóvenes estudiantes indocumentados que llegaron a EE.UU. cuando todavía eran menores de edad.

Hace unos días el corresponsal de BBC Mundo en México, Juan Carlos Pérez Salazar, conversó con Lizbeth Mateo, una de las jóvenes detenidas este lunes, quien desde los 14 años vive en Los Ángeles, ciudad en la que se graduó en estudios chicanos.

"Lo único que este presidente nos ha traído son más y más deportaciones, más y más separaciones de familias, incluyendo la mía", dijo la joven.

"En 2008 yo hice campaña por Obama. Estuve en Nevada, tocando puertas, hablando con gente, haciendo llamadas. Durante esas fechas mi abuela estaba muy enferma. Mi mamá me decía: '¿por qué estás allá?, vente a la casa, en estos momentos necesitamos que la familia esté más unida'".

"... Y yo haciendo campaña por este señor que nos había prometido la reforma migratoria. No estuve con mi familia cuando más lo necesitaba. Y cinco días después de que Obama ganó la presidencia, mi abuela murió. No tuve la oportunidad de verla. Y lo único que este presidente nos ha traído son más y más deportaciones, más y más separaciones de familias, incluyendo la mía", señaló Mateo.

Tras la detención de los nueve "dreamers", los responsables de Bring Them Home están pidiendo que se contacte a congresistas y senadores de EE.UU. para pedir la liberación de los jóvenes.

Por el momento no les han informados qué va a suceder con los detenidos.

Según le explicó a BBC Mundo Mohammed Abdulahi, una treintena de "dreamers" se han presentado en las últimas horas en el cruce fronterizo de Nogales para intentar también ingresar en EE.UU.

En junio de 2012 Barack Obama anunció que se frenarían las deportaciones de los jóvenes indocumentados, a los que se les otorgarían visas de trabajo de una duración de dos años, siempre y cuando hubieran llegado a EE.UU. antes de los 16 años y hubieran vivido al menos cinco años de manera consecutiva en el país.

Contenido relacionado