Bebé real versus bebé promedio

  • 23 julio 2013
Bebé
James nació el mismo día que el primogénito de Kate y William pero su suerte será muy distinta.

Hijo del duque y la duquesa de Cambridge y tercero en la línea sucesoria al trono británico, el primogénito de Kate y William tiene por delante un camino que lo llevará a lugares impensables para la inmensa mayoría de sus congéneres.

Algunas diferencias con respecto a sus pares resultan evidentes, pero más allá de lo obvio, ¿en que se diferencia el bebé real de los demás bebés británicos que nacieron en su mismo día?

  • El hecho de que su madre sea británica lo hace formar parte de una minoría. El 57% de los bebés nacidos en Londres tienen una madre que nació en el extranjero. <br>

    <br>

  • Al ser descrito en los documentos como "blanco británico" también forma parte de un grupo minoritario. Sólo el 30% de los bebes nacidos en Londres se ajustan a dicha descripción en la categoría étnica y sólo la mitad (49,5%) desciende de dos padres blancos.<br><br>
  • Que su madre y su padre estén casados tampoco es lo más común. La mayoría de los niños en Reino Unido nacen fuera de una relación matrimonial o unión civil: en Escocia son el 51%, en Gales el 58%, en el noreste de Inglaterra el 54%, en Yorkshire y en Humberside el 52%.<br><br>
  • Haber nacido en el municipio de Westminster es todo un logro. Ésta es una de las zonas con el índice más bajo de fertilidad en todo el país. En promedio, las mujeres en dicha región tienen 1,37 niños. Sólo el barrio de Camden tiene un índice inferior (1,35).<br>

    <br>

  • Si los duques eligen el nombre para su hijo siguiendo las preferencias de la mayoría de los londinenses, el niño se llamará Daniel (el nombre más popular de mujer es Isabel). Si se adhieren a las tendencias de Inglaterra y Gales, se decantarán por Harry (el nombre preferido de mujer es Amelia). <br><br>
  • El bebé pesó al nacer 3,8 kg, un peso superior al promedio británico: 3,4 kg para los niños y 3,3 kg para las niñas.<br>

Por lo demás -por si hiciera falta decirlo- el bebé real llora, come, hace sus necesidades, enternece y fastidia como el resto de los bebés del mundo.

Lea: Expectativa por conocer al bebé real

Contenido relacionado