El "Pibe" Valderrama vuelve a ser una sensación en Colombia

  • 29 julio 2013
La Selección. Foto: Cortesía Caracol Televisión
Image caption "La Selección" cuenta la historia personal de Freddy Rincón, René Higuita, Carlos Valderrama y Faustino Asprilla, integrantes del seleccionado colombiano más exitoso de todos los tiempos.

A punto de clasificarse al mundial de Brasil 2014 y ubicada en el tercer puesto del ranking de la FIFA – la clasificación más alta de su historia – la selección colombiana de fútbol pasa por uno de sus mejores momentos.

Pero, para la mayoría de los colombianos, "La Selección" – la que tiene garantizado un lugar fijo en sus corazones y en los anales de la historia – sigue siendo aquella que tenía como capitán a Carlos "el Pibe" Valderrama.

Y, para probarlo, una telenovela que cuenta su historia y la de otros tres integrantes de ese equipo mítico – René Higuita, Freddy Rincón y Faustino Asprilla – es, desde hace semanas, el programa más visto de la televisión colombiana.

"Finalmente recordar es vivir. Entonces, claro que tener en la televisión una serie que te haga sentir y revivir momentos que te dieron alegría en tu vida es más que satisfactorio", le dice a BBC Mundo Édgar Vittorino, el actor que interpreta a Valderrama en la "La Selección", una producción de 60 capítulos de Caracol Televisión.

Image caption Édgar Vittorino, un barranquillero de 25 años, interpreta al mítico "Pibe" en la novela.

"Y (la novela) también nos está dando a muchos colombianos como ánimo, ¿sabes? Nos está haciendo sentir que otra vez vamos a ir a un Mundial, nos está haciendo soñar nuevamente con una selección que nos dé alegría", agrega.

El recuerdo es particularmente poderoso porque Colombia no ha logrado clasificarse a ninguna de las tres últimas copas del mundo de la FIFA.

Mientras que la selección capitaneada por Valderrama disputó tres mundiales de forma consecutiva (Italia 90, EE.UU. 94 y Francia 98) y se hizo conocida en todo el mundo por su buen juego, simbolizado por el legendario 5 – 0 infringido a Argentina en Buenos Aires hace casi 20 años.

Ser Valderrama

El día de la histórica goleada – 5 de septiembre de 1993 – Vittorino tenía nada más cinco años.

Pero cuando empezó a jugar al fútbol, en las calles de Barranquilla, el gran referente seguía siendo Valderrama (aunque el futbolista de la vecina Santa Marta no fuera la única figura de la selección a la que imitaba).

Image caption Edgar Vittorino, izquierda, y Carlos "Pibe" Valderrama. Foto: Caracol y AFP.

"Yo jugaba con los amigos en el barrio que yo era 'el Pibe' o que era Higuita. Trataba de hacer 'el escorpión' con la pelota de caucho", cuenta Vittorino, en referencia a la pirueta en la que el arquero despejaba con los pies una pelota mientras que hacía una de parada de manos, con la que Higuita asombró al mundo durante un partido amistoso disputado en el estadio de Wembley, entre Colombia e Inglaterra.

"Pero Valderrama como que siempre fue el más significativo. Y por ser costeño también como que uno se identificaba más con él", le dice a BBC Mundo el actor barranquillero de 25 años.

Vittorino, quien se encontraba residendo en Nueva York cuando fue invitado a probar para el papel, afirma sin embargo que nunca se le ocurrió que pudiera llegar a interpretar al "Pibe" en una telenovela.

"La historia de ese casting es que a mí me llaman a hacerlo y yo digo en primera instancia que no, porque no tenía ni idea que me parecía o que podía lograr parecerme a Valderrama, porque además uno tiene la imagen de él ahora", dice del futbolista que está a punto de cumplir 52 años.

"Fue cuando ya empecé a ver sus fotos de joven, y de toda esta época que nosotros estamos reconstruyendo en la serie, cuando descubrí que me parecía", cuenta el actor, quien afirma que desde el principio tuvo claro que no iba a bastar con ponerse una exuberante peluca rubia para hacer de Valderrama.

Pasión y disciplina

Así, para preparar el personaje, Vittorino empezó a entrenar fútbol tres horas diarias.

Image caption Valderrama es el jugador que más partidos ha disputado con la selección Colombia: 111.

Y también estudió innumerables videos y leyó casi todo lo que se ha escrito sobre Valderrama.

"Después logro contactarme con él, él me recibe en su casa (de Barranquilla), y toda esa información que yo traía pues obviamente la veo plasmada en su ser", le cuenta a BBC Mundo.

"Y entiendo lo que había leído, y entiendo todo lo que había visto en los videos y descubro además cosas nuevas, porque frente a la cámara es un ser humano y en su intimidad, en su casa, pues fue otro. Un hombre un poco menos parco de lo que todo el mundo se imagina que es", dice de Valderrama.

Para completar el retrato, el actor también viajó a Santa Marta donde el padre de "El Pibe" – Juan Valderrama, "Jaricho" –, y otros miembros de la familia, aportaron más detalles.

"Jaricho me contó cosas, de su infancia sobre todo, que el Pibe no me contó a mí. Porque ya sabes que los papás la embarran, lo dicen todo, ellos no censuran", cuenta entre risas Vittorino, quien también destaca una visita a Pescaíto, el barrio natal de Valderrama.

"Estuve en ese barrio de Pescaíto como sintiendo un poco qué energía, que aromas hay en ese barrio, para así poder acercarme más al personaje, para saber de dónde venía y por qué luchaba tanto", explica.

Y, para Vittorino, ese espíritu luchador es lo que mejor define al eterno "10" de la selección colombiana.

Pasión y disciplina

"Más allá de los gestos, de la cara, de su forma de hablar, yo creo que la esencia del Pibe Valderrama es la pasión y la disciplina que tenía", le dice a BBC Mundo.

"Yo recuerdo a Valderrama enfrentando a Chilavert, enfrentando a Simeone, como si fuera un león, a comérselos. Porque estaban defendiendo la camiseta de la selección Colombia", cuenta.

"Por eso es que logra lo que logró y por eso era el capitán indiscutible de la selección, el líder: por que tenía demasiada pasión, porque amaba demasiado esa camiseta, amaba demasiado al país y quería conseguir su sueño: triunfar con la Selección Colombia", afirma.

Y uno de sus grandes orgullos es que su interpretación ha sido muy bien recibida por el propio Valderrama.

"El Pibe, contentísimo. Él está feliz y siente que yo estoy haciendo un buen trabajo, que lo estoy representando muy bien, que me parezco mucho a él en su forma de hablar, en su forma de ser", se alegra Vittorino.

Pero es, sobre todo, la recepción de los aficionados la que le hace sentir el actor que logró traer de regreso al eterno 10 de la selección colombiana.

"La gente que me encuentro en la calle – sobre todo la gente de la Costa, que es la que lo conoce más – me abrazan y me dicen: 'que buen trabajo, nos haces sentir que estamos viendo al Pibe'", cuenta.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.