También se puede hackear un inodoro

Inodoro
Image caption Con este inodoro los usuarios pueden saber con qué regularidad van al excusado.

Cada vez son más insólitos los objetos que en nuestra vida diaria pueden ser objetivos potenciales de ataques informáticos. El último en unirse a la lista es el inodoro.

Por supuesto, no el inodoro tradicional que la mayoría de nosotros tenemos en casa, sino uno de lujo controlado con una aplicación de teléfono.

Expertos en seguridad afirman que este particular inodoro, conocido como Satis, y que tiene un precio de US$5.686, es vulnerable a ataques.

Inodoro automático

El inodoro Satis permite el tirado de cadena automático, así como controlar desde el teléfono cosas como un spray de agua, música y emisión de fragancias.

Lo fabrica la marca japonesa Lixil, y se controla con una aplicación de Android llamada My Satis.

Pero resulta que el programa que lo controla tiene fallas, y cualquier teléfono con la aplicación podría activar cualquier inodoro, señalan investigadores.

El inodoro usa bluetooth para recibir instrucciones a través de la aplicación, pero el problema es que la clave para cada modelo es la misma (cuatro ceros), lo que significa que no se puede resetear y que puede ser activada por cualquier teléfono con la applicación My Satis.

Según el reporte, elaborado por expertos en seguridad de la firma Trustwave's Spiderlabs, "un atacante podría simplemente descargar la aplicación de My Satis y usarlo para que el inodoro tire todo el rato de la cadena, lo que aumentaría el uso de agua y los costos para su dueño".

El inodoro poseído

"Los atacantes podrían hacer que la unidad se abra de forma inesperada, activar el bidé o las funciones de secado, causando incomodidad o molestia al usuario".

No obstante, el alcance limitado del bluetooth significa que cualquiera que desee llevar a cabo un ataque semejante necesitará estar bastante cerca del inodoro en cuestión, explica el experto Graham Cluley.

"Es fácil ver cómo un bromista podría hacer que sus vecinos piensen que su inodoro está poseído, mientras lanza agua y aire seco inesperadamente a su víctima, pero es difícil imaginar cuan seriamente se tomarían los cibercriminales este problema de seguridad", dijo a BBC.

"Aunque esta vulnerabilidad parece inofensiva, lo que está claro es que las empresas que fabrican elementos del hogar necesitan tener la seguridad en mente, tanto como lo hacen los fabricantes de computadoras".

Contenido relacionado