¿Cuál es la mejor manera de desempañar el espejo?

  • 10 agosto 2013

Semanalmente, la revista BBC Focus resuelve algunas dudas de sus lectores. A continuación, una selección de sus respuestas para curiosos.

¿Cuál es la mejor manera de desempañar el espejo?

Un espejo se empaña porque el vidrio tiene una capacidad calorífica específica mucho más alta que el aire: en otras palabras, el agua caliente de la ducha calienta el aire que le rodea más rápido que el vidrio del espejo.

Cuando el vapor de agua de la ducha llega al vidrio, se enfría y se condensa.

Pero la tensión de la superficie del agua hace que se formen gotas diminutas que crean miles de lentes, los cuales refractan la luz y lo que se ve es un borrón gris homogéneo.

Si le echa aire caliente con un secador de pelo al espejo, el agua se evaporará y el vidrio se calentará evitando que se forme más condensación.

También puede evitar que el espejo se empañe frotando espuma de afeitar en el vidrio y brillándolo un poco, pero sin enjuagarlo. Eso deja una fina película de detergente que interfiere con la tensión de la superficie del agua de las gotas. Así, la condensación se forma como una película continua en vez de gotas, lo que impide que se empañe el espejo por una semana o más.

¿Por qué leemos de izquierda a derecha y de arriba a abajo?

Es principalmente una cuestión de convención.

Los jeroglíficos egipcios podían escribirse en cualquier dirección, con formas animales o humanas mirando en la dirección indicada para mostrar cómo leerlos.

La ventaja del sistema de izquierda a derecha que se usa en la mayoría del mundo es que las personas que escriben con la mano derecha no tapan o ensucian lo que han escrito, pero no hay mucha evidencia de que esa sea la razón por la cual se usa tanto.

Los idiomas hebreo y árabe todavía se escriben de derecha a izquierda mientras que el chino y el japonés pueden escribirse de izquierda a derecha en líneas horizontales o de arriba a abajo en columnas verticales.

¿Qué es un picor?

Un picor, comezón o escozor es cualquier cosa que hace que nos rasquemos.

Tenemos receptores de picor en las dos capas superiores de la piel y se ven muy parecidos a los de dolor: en esencia, no son más que fibras nerviosas descubiertas.

Pero la comezón se transmite al cerebro de una manera diferente. Mientras que el dolor dispara un reflejo para que nos retiremos inmediatamente de la fuente, el escozor hace que vayamos a dónde está y lo rasquemos.

La comezón probablemente evolucionó como una manera de lidiar con los insectos que pican y otros ectoparásitos.

El picor nos alienta a matar mosquitos y quitar las pulgas y piojos de nuestros cuerpos y los de los otros.

El sistema nervioso central también puede disparar el escozor, incluso si no hay nada tocando su piel.

Cuando esto sucede, la comezón puede ser tan contagiosa como el bostezo. Puede ser que eso fuera útil en el pasado, para alertar a nuestros ancestros de la necesidad de empezar a matar moscas o para alentarlos a que tuvieran sesiones de acicalamiento mutuo.

¿Cómo irrita los ojos el gas lacrimógeno?

Molécula de gas CS

La forma más común de gas lacrimógeno usado por la policía de antidisturbios es el clorobenzilideno malononitrilo, conocido como gas CS en honor a los científicos que lo descubrieron, Ben Corson y Roger Stoughton.

Cuando entra en contacto con la piel húmeda, como la de los ojos, nariz, garganta e incluso la piel sudada, se disuelve y reacciona con los grupos funcionales sulfhidrilo presentes en muchas de las enzimas del cuerpo.

En particular, el gas CS afecta los canales iónicos -proteínas que actúan como compuertas frente a los estímulos- presentes en los nervios sensoriales de la nariz y el rostro.

La estimulación excesiva de esos nervios provoca una producción repentina de lágrimas y mocos, así como dolor urticante.

Contenido relacionado