La impresora 3D viaja al espacio

  • 16 agosto 2013
Impresora 3D en funcionamiento
Con una impresora 3D, los astronautas no tendrán que esperar para recibir nuevas piezas.

Los astronautas que viajarán a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) en junio de 2014 se llevarán por primera vez una impresora 3D al espacio.

La NASA anunció que ese dispositivo será útil para reproducir piezas que se hayan "roto o perdido" en órbita.

Una vez en el espacio, la tripulación abordo necesita comunicarse con la Tierra para pedir el material que necesiten: desde piezas de recambio a nuevas herramientas, entre otras.

Y, cuanto más lejos de la Tierra se encuentre la nave, más tiempo tendrán que esperar los astronautas para recibir el pedido.

Según la NASA, el equipo ahorraría tiempo en vez de esperar a que las piezas sean fabricadas en la Tierra y enviadas al espacio, como ocurre en la actualidad.

La estación espacial estadounidense espera que esta nueva tecnología permita a los astronautas ser más autónomos.

Hecho en el espacio

La impresora 3D, diseñada por la compañía estadounidense Made in Space, será el primer dispositivo que consiga fabricar repuestos fuera de la Tierra.

La joven empresa, apenas fundada hace tres años, verificó recientemente el funcionamiento del aparato en gravedad cero.

En un video, la NASA explica la importancia de esta nueva tecnología y su funcionamiento. Como ejemplo, muestra la reproducción de una pequeña pieza en forma de U.

En algunos casos, la impresora viajará al espacio con los modelos de herramientas y piezas que sean necesarias reproducir en su memoria. No así, también será posible recrear nuevos materiales que sean necesarios.

El equipo de Made in Space prueba la impresora 3D dentro de una cámara de <br>experimentos con gravedad cero.

Los astronautas hacen hincapié en que es "muy posible" que se acaben perdiendo las piezas que transportan con ellos en la nave, cuando están trabajando.

El principal objetivo entonces es poder "fabricar en el espacio lo que se necesita en el espacio", apuntó Aaron Kemmer, el CEO de Made in Space.

La compañía estadounidense es responsable del desarrollo y diseño del hardware. Por su parte, la NASA aporta el conocimiento en estructuras claves del diseño y la orientación para conseguir los certificados correspondientes que permitan a la máquina viajar al espacio.

Independencia de la Tierra

Aaron Kemmer aseguró el pasado mes de mayo, cuando Made in Space selló su acuerdo con la NASA, que este paso "cambiaría el futuro de la exploración espacial" al reducir la dependencia de la Tierra.

"Imagine que un astronauta necesita realizar una reparación de vida o muerte en la Estación Espacial Internacional. En lugar de tener la esperanza de que las piezas y herramientas necesarias se encuentren en la estación, ¿qué mejor que las partes se puedan imprimir en 3D cuando se necesiten?", añadió.

Más allá, la estación espacial estadounidense considera que la creación de este aparato "podría ser el principio de la fabricación de otros objetos en el espacio".

Ello revolucionaría las misiones espaciales y permitiría financiar proyectos más ambiciosos como una impresora tridimensional capaz de producir comida.

Lea también: la NASA trabaja en una impresora para producir alimentos.

Con una receta digital y a partir de polvos, el aparato podría producir alimentos perecederos -¿recuerdan el replicador de materia de Star Trek?-.

Este último proyecto se encuentra en su fase inicial de estudio pero podría ser el siguiente paso para conseguir que prolongadas misiones espaciales se independicen, definitivamente, de la Tierra.

Contenido relacionado