Escuche la llamada del conductor del tren accidentado en Galicia

  • 6 septiembre 2013

En España se dio a conocer una llamada telefónica que Francisco José Garzón hizo momentos después de que el tren que conducía se descarrilara en Galicia, en el norte del país, causando la muerte de 79 personas.

En la conversación se escucha a Garzón diciéndole a un colega: "La tenía en verde... y me despisté... y tenía que pasar a 80 (km/h) y pasé a 190".

También comenta que ya se había quejado antes de la curva donde ocurrió el desastre, a la que califica de "inhumana".

Image caption El conductor fue imputado con 79 delitos de homicio.

El conductor de la compañía ferroviaria estatal Renfe está siendo enjuiciado.

El juez Luis Alaez presentó acusaciones contra Garzón por "79 delitos de homicidio y una pluralidad de delitos de lesiones, todos ellos cometidos por imprudencia profesional".

El conductor está en libertad condicional, pero debe comparecer semanalmente en el juzgado.

El accidente, en el que además resultaron heridas 170 personas, ocurrió el 24 de julio cerca de Santiago de Compostela y es uno de los peores desastres ferroviarios en la historia del país.

"Pobres viajeros"

La llamada telefónica, obtenida por el diario español El País, fue hecha para activar el protocolo de emergencia después de que el tren Alvia se descarriló, chocó contra una curva y posteriormente se incendió.

"Debe de haber heridos muchos... (el tren) está volcado, no puedo salir de cabina", le dice Garzón a un colega que responde en la estación central de Madrid.

Durante la conversación, el conductor se refiere repetidamente a "mi conciencia" y habla sobre "los pobres viajeros" y que "ojalá no haya ningún muerto".

Image caption El conductor resultó herido en el accidente.

Cuando ocurrió el accidente se dijo que el tren viajaba al doble del límite de velocidad permitido. Y Garzón lo admite durante su llamada.

Según la agencia de noticias EFE, durante su testimonio en la corte el conductor afirmó que perdió el sentido de dónde se encontraba en el recorrido y que cuando utilizó los frenos ya era damasiado tarde.

Los investigadores están ahora analizado los datos registrados en la "caja negra" del tren.

Además de estudiar las causas, la investigación del accidente también tratará de explicar por qué el tren no contaba con un sistema automático de frenos o, si contaba con él, por qué no entró en funcionamiento.

Tras el accidente se instaló un mecanismo de seguridad en el lugar de los hechos.

Contenido relacionado