Las "primeras víctimas" en Guerrero

  • 20 septiembre 2013
Carretera que conduce de Ciudad de México a Acapulco.
Image caption La Autopista del Sol sufrió 20 deslaves, siete de gravedad.

La familia Gutiérrez Robles planeaba pasar el fin de semana en Acapulco y festejar allí la celebración de "El Grito", la más tradicional de las fiestas patrias de México.

Por eso madrugaron el sábado 14 de septiembre, para viajar desde el pueblo de San Pedro de Tultepec, municipio de Lerma, en el estado de México. En una camioneta tomaron la Autopista del Sol, que une a Ciudad de México con el balneario guerrerense.

El diario Excelsior informó que el vehículo con la familia se encontraba a punto de llegar a su destino, en el kilómetro 340+200, cuando se topó de frente con una roca que había caído a la carretera por un deslave.

Según relató a una radio local el joven Abraham Beltrán Gutiérrez -quien no viajaba con su familia- el conductor de la camioneta perdió el control, el vehículo dio varias vueltas sobre sí mismo y como resultado seis de los ocho pasajeros murieron, entre ellos cuatro mujeres.

Según el diario el Universal, se trataba de Diego Gutiérrez y su esposa Adelaida Robles -ambos de 70 años-, su hija Eva, de 50, y los nietos Daniela, Roberto y Lizbeth, todos menores de edad.

De esa manera, indica Excelsior, los integrantes de esa familia se convirtieron en las primeras víctimas vinculadas a la tormenta Manuel en el estado de Guerrero.

Lea: La bebé que nació en medio del huracán

El más afectado

Guerrero, situado al suroeste de México, sobre el Pacífico, ha sido el estado más golpeado por las inundaciones y deslaves de la última semana.

De las 97 muertes registradas hasta el momento por la furia combinada de Manuel e Ingrid, más de la mitad han ocurrido allí.

Después del accidente, relató Abrahám Beltrán -hijo de Eva- fue difícil llevar los cuerpos hasta Acapulco. Tocaron varias puertas hasta que finalmente fueron trasladados en un helicóptero de la Policía Federal. Allí estuvieron hasta que el miércoles fueron llevados por aire hasta Ciudad de México y después por tierra a San Pedro de Tultepec, cerca de Toluca, su lugar de residencia.

La Autopista del Sol, una de las principales vías en México, se encuentra cerrada desde el fin de semana pasado por 20 deslaves.

Uno de ellos causó la muerte de los seis integrantes de la familia Gutiérrez Robles, quienes, según El Universal, fueron enterrados en una ceremonia a la que asistió prácticamente todo el pueblo y en la que un mariachi tocó Las Golondrinas.

La autopista será reabierta este viernes, al mediodía.

Contenido relacionado