El porqué y el cómo del partido de Messi ante los tribunales

Messi llegando al tribunal Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Messi llega al juzgado en Gava para responder cargos de evasión fiscal

Cuatro Balones de Oro y una batería de récords lo avalan como el mejor futbolista de los últimos años, pero este viernes el astro argentino Lionel Messi está llenando las portadas de los periódicos por un motivo bien diferente.

El delantero del F.C. Barcelona se presentó ante un tribunal español junto a su padre, Jorge Horacio Messi, para responder a los cargos de evasión de impuestos de los que les acusan en Gavà, la localidad en la provincia de Barcelona en la que residen.

El jugador y su padre comparecieron en una audiencia a puerta cerrada. Messi salió del tribunal con una sonrisa en los labios, ante una muchedumbre que le gritaba mayormente para apoyarlo, aunque alguno le espetó algún calificativo de "ladrón" o "chorizo", como llaman en España a quienes se cree corruptos.

El argentino es uno de los deportistas mejor pagados del mundo. Según la revista Forbes, gana algo más de US$20 millones por temporada entre salario y bonos, más US$21 millones por contratos publicitarios y patrocinadores de todo el mundo como el Banco Sabadell, Danone, Adidas, Pepsi-Cola o Procter and Gamble.

Lea también: Beckham y Messi, los futbolistas más ricos del mundo

BBC Mundo le presenta las claves del caso.

De qué se lo acusa

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Jorge Horacio Messi dijo que su hijo se dedicó "siempre y solamente a jugar al fútbol".

La Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona acusa a Lionel Messi y a su padre de tres delitos contra la Hacienda Pública por supuesto fraude por más de 4 millones de euros (US$5,3 millones) en sus declaraciones de Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF) de 2007, 2008 y 2009.

Según los fiscales, Messi "obtuvo ingresos significativos" de sus derechos de imagen en esos años por los que debería haber pagado impuestos, pero nunca lo hizo.

La querella, firmada por la fiscal Raquel Amado, indica que la estrategia de evasión se centró en la cesión de los derechos de imagen del futbolista a sociedades instrumentales radicadas en paraísos fiscales ubicados en países como Belice y Uruguay.

Además, según la acusación, el futbolista formalizaba contratos de licencia, agencia o prestación de servicio con otras sociedades ubicadas en jurisdicciones de conveniencia, como Reino Unido y Suiza.

De este modo, los ingresos del futbolista transitaban presuntamente desde estos países europeos hasta las sociedades ubicadas en paraísos fiscales prácticamente sin someterse a ninguna tributación y "con total opacidad" frente a la Hacienda Pública española, indica la querella.

Qué dice Messi

El futbolista del F.C. Barcelona y la selección argentina y su padre siempre han negado haber cometido irregularidades.

Tras conocerse la acusación en junio pasado, Messi respondió en su página de Facebook que la noticia les causaba "sorpresa" porque, dijo, nunca cometieron infracción alguna.

"Siempre hemos atendido todas nuestras obligaciones tributarias siguiendo los consejos de nuestros asesores fiscales, quienes se encargarán de aclarar esta situación", indicó entonces el futbolista de 26 años que vive desde los 13 en Barcelona.

Por otra parte, según publicó el Periódico de Catalunya, el padre del futbolista exculpó a su hijo del presunto fraude.

Según publicó el diario catalán, Jorge Horacio Messi envió una carta a los jueces en la que dijo que su hijo se dedicó "siempre y solamente a jugar al fútbol". "Jorge Messi asume cierta falta de control respecto a la actividad de asesores y carga contra su antiguo socio, Rodolfo Schinocca que, según la acusación pública, fue quien en 2005, siendo el deportista menor de edad, organizó la estructura en el extranjero para eludir el pago de impuestos en España", indicaba el artículo.

Después de que se publicara ese artículo, el exagente de Messi se defendió en declaraciones a la radio española Cadena Cope al decir que él dejó de trabajar con los Messi en 2006, antes de que las supuestas infracciones tuvieran lugar y acusó al padre del futbolista de pedirle que creara cuentas en el extranjero para los ingresos de publicidad.

¿Le ha afectado el escándalo?

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption En febrero pasado, Messi renovó su contrato con el Barcelona hasta junio de 2018.

El caso surgió en junio de este año cuando ya había terminado la Liga, que ganó el Barcelona.

Poco amigo de las apariciones públicas más allá de las que conlleva su trabajo, el argentino se limitó a responder a la citación ante el juez con un mensaje de Facebook.

En el campo, sin embargo, el delantero no se ha mostrado afectado por el escándalo. En los siete partidos que van de la nueva temporada de la liga española, Messi no se ha despegado del puesto de pichichi -máximo goleador- que ahora comparte con el brasileño del Atlético de Madrid, Diego Costa.

En lo que le podría afectar algo más el caso es en su prestigio si finalmente se demuestra que trató de evadir impuestos.

Por el momento, el argentino continúa siendo una figura muy solicitada para la publicidad. De hecho, Messi pasó la mañana previa a la declaración rodando un anuncio para la firma deportiva Adidas con sus compañeros Xavi, Jordi Alba y Dani Alves.

Cuál puede ser la condena

Las penas para los delitos fiscales en España incluyen multas y encarcelamiento.

Sin embargo, el jugador y su padre hicieron un "pago correctivo" a las autoridades españolas por poco más de 5 millones de euros, lo que podría reducir la pena en caso de que el proceso siga adelante y los declaren culpables.

Según explicó el Periódico de Catalunya, en la carta que Jorge Messi envió a la Fiscalía informaba del ingreso de esa cantidad para hacer frente a la deuda más la diferencia correspondiente a los intereses.

Cuántos impuestos pagan los futbolistas de élite

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Cristiano Ronaldo se benefició de la "Ley Beckham" que le permite pagar un 24% de impuestos.

Tal y como señala el corresponsal de la BBC en Madrid, Tom Burridge, la investigación de la Fiscalía surge en momentos en que las autoridades españolas están intentando reducir la evasión fiscal, como parte de las medidas para equilibrar sus cuentas en un contexto de crisis económica.

El pasado mes de abril, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, advirtió a los propios futbolistas que "tienen que estar a bien con la Hacienda Pública" y cumplir con sus obligaciones fiscales.

Años antes, el exfutbolista del Real Madrid y el Barcelona Luis Figo fue condenado a pagar una multa de casi 2,5 millones de euros a Hacienda quien le acusó de evasión fiscal por lo que ganó por sus derechos de imagen entre 1997 y 1998 cuando jugaba para el club blaugrana.

En España, los futbolistas de élite con contratos millonarios pagan algo más del 50% de su salario en impuestos. Así pasará con los fichajes más caros de la temporada como el galés del Real Madrid Gareth Bale y el brasileño del Barcelona Neymar.

Sin embargo, esto no ha sido siempre así. En 2006, se aprobó la conocida como "Ley Beckham", que tomó el nombre del futbolista inglés y otorgaba importantes beneficios fiscales a los futbolistas extranjeros que fichaban por clubes españoles al tributar como no residentes el 24% de su salario bruto.

Pese a que la ley se eliminó en 2010, la medida no tuvo carácter retroactivo, por lo que, por ejemplo, el gran rival en los terrenos de juego de Messi, el delantero del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, sigue tributando ese porcentaje. Pero eso cambiará en 2015 cuando entre en vigor el nuevo contrato con el club blanco que el portugués firmó este año.

Messi, al tener la nacionalidad española, nunca pudo beneficiarse por la "Ley Beckham".

Pese a que en la Liga española por el momento no hay otros futbolistas de élite en activo acusados de evasión de impuestos, quien sí que se ha visto en la misma tesitura que Messi ha sido su ídolo y compatriota Diego Armando Maradona.

El exfutbolista argentino enfrenta una acusación por evasión impositiva en Italia, donde fue la gran figura del club Nápoles entre 1984 y 1991 y donde las autoridades lo acusan de haber dejado de pagar el equivalente a US$50 millones.