¿Cómo evolucionó la reproducción sexual?

Semanalmente, la revista BBC Focus resuelve algunas dudas de sus lectores. A continuación, una selección de sus respuestas para curiosos.

¿Cómo evolucionó la reproducción sexual?

La reproducción sexual comenzó hace al menos 1.200 millones de años, mucho antes de que apareciera la primera forma de vida multicelular en la Tierra.

Cuando los primeros organismos unicelulares se reprodujeron, simplemente duplicaron su ADN (o ARN, una forma más simple del ácido nucleico con instrucciones genéticas) y se dividieron en dos células idénticas.

Este fue un modo eficiente de aumentar en número pero, como los nuevos organismos eran clones de los antiguos, no ayudó a incrementar la variedad. Los genes podían mutar espontáneamente a lo largo del tiempo, pero no existía un mecanismo rápido y efectivo para generar combinaciones diversas de genes útiles.

La reproducción sexual halló un atajo para superar este obstáculo: permitió que los organismos barajaran su repertorio de genes como si se tratara de un mazo de cartas.

Incluso puede haber comenzado como una forma de "canibalismo genético": una célula se comió a otra pero, en vez de digerirla por completo, incorporó el ADN de la presa a la propia célula.

Si algunos genes mejoraban más que otros la maquinaria celular, es probable que fueran elegidos para pasar de una célula a otras, a medida que éstas se comían entre sí.

Una teoría alternativa es que el sexo puede haberse iniciado como una especie de infección: los virus trabajan inyectando su ADN en una célula huésped y "secuestrando" el aparato celular para generar copias de sí mismos. Así, si los virus transportaron algunos genes de un antiguo organismo huésped al moverse a otro huésped nuevo, esto puede haber funcionado como una forma primitiva de compartir esperma.

Cerrar los ojos, ¿protege de los rayos ultravioleta?

Los párpados no son completamente opacos a todas las longitudes de ondas ultravioletas (UV)... pero casi.

Sin protección adicional, los párpados tendrán quemaduras del Sol antes de que pueda provocarse algún tipo de daño a la cornea o la retina.

Si se coloca suficiente bloqueador solar sobre la parte exterior del párpado, la barrera contra el Sol será aún mejor y se evitará casi por completo que los UV lleguen a los ojos.

¿Por qué las lombrices aparecen después de la lluvia?

No es porque tengan miedo de ahogarse, como muchos creen.

Las lombrices de tierra son capaces de respirar intercambiando oxígeno y dióxido de carbono a través de su piel, lo que las obliga a mantener su cuerpo húmedo, recubierto por una mucosidad babosa.

Esto significa que se hallan a gusto en la tierra húmeda y muchas clases de lombrices son capaces de sobrevivir varios días bajo agua: ninguna, en todo caso, se asusta por unas gotas que vayan a caerles encima.

En realidad, los científicos creen que la salida a la superficie de estos anélidos se da porque, tras una tormenta, pueden aprovechar el clima húmedo para desplazarse por distancias mayores a las que podrían cubrir bajo tierra.

Algunas especies necesitan también asomarse para copular cuando está lo suficientemente húmedo. Se cree que otras confunden el sonido de la lluvia con el de algunos predadores, como los topos, y salen a la superficie para escapar.

¿Es distinto el veneno de las abejas y las avispas?

Tanto las avispas como las abejas tienen un cóctel de proteínas que pueden inocular como veneno, con el consabido dolor para sus víctimas, pero esa combinación proteica varía de especie a especie.

El principal componente tóxico en el caso de las abejas es la fosfolipasa, que destruye la membrana de las células y reduce los niveles de presión sanguínea.

También contiene melitina, que intensifica el efecto de la fosfolipasa y es lo que causa el ardor difícil de tolerar.

El veneno de la avispa también está compuesto mayormente por fosfolipasa, pero contiene el neurotransmisor acetilcolina, que amplifica la sensación de dolor.

Contenido relacionado