Las siete instalaciones nucleares iraníes que preocupan a Occidente

  • 16 octubre 2013
Mapa nuclear Irán

El programa nuclear iraní vuelve esta semana a la palestra, cuando se retoman las estancadas negociaciones en una reunión en Ginebra.

El llamado P5+1, conformado por Estados Unidos, Rusia, China, Francia (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU) y Alemania, conversará con un equipo diplomático iraní liderado por el ministro de Exteriores Mohammad Javad Zarif.

Comentaristas hablan del encuentro con optimismo: el nuevo presidente de Irán, Hassan Rohani, dijo que su país asistirá a la reunión con una hoja de ruta con la que "en seis meses" se podría zanjar este conflicto que dura ya más de una década.

Las conversaciones buscan poner punto final al temor de Occidente de que Irán esté fabricando una bomba nuclear.

Pero cualquier posible solución pasa por vigilar y actuar en los puntos calientes de este conflicto sobre el terreno, las instalaciones nucleares iraníes, algo para lo que los iraníes han impuesto limitaciones en el pasado. ¿Cuáles son los emplazamientos nucleares en los que Occidente teme que Irán está fabricando una bomba atómica?

Guía animada: ¿Qué países tienen armas nucleares?

Arak: un reactor de agua pesada

El Organismo Internacional de Energía Atómica no ha podido acceder a la planta de Arak para confirmar o desmentir sus sospechas.

La existencia de una instalación de agua pesada cerca de la ciudad de Arak, salió a la luz por primera vez en diciembre de 2002 con la publicación de imágenes por satélite hechas por el Instituto de la Ciencia y la Seguridad Internacional con sede en EE.UU.

El agua pesada (u óxido de deuterio) se utiliza para moderar la reacción en cadena de la fisión nuclear en dos casos. El primero es un tipo de reactores que no está siendo construido en Irán. El segundo es la producción de plutonio para su uso en la fabricación de armas nucleares.

En agosto de 2010 el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) visitó esta instalación, llamada IR-40. Su informe aseguró que el lugar estaba aún en construcción y que parte de los equipos del edificio ya habían sido instalados.

Irán comunicó al OIEA que estaba previsto que ese reactor comenzara a funcionar hacia finales de 2013.

El OIEA ha afirmado que en sus imágenes por satélite la planta parece estar operativa, aunque no ha tenido acceso a ella para confirmar tal afirmación.

La central nuclear de Bushehr

La central nuclear de Bushehr fue conectada a la red eléctrica nacional en 2010.

El programa nuclear iraní comenzó en 1974 con planes de construir una central nuclear en Bushehr con la ayuda de Alemania.

El proyecto fue abandonado sin terminar cinco años después a causa de la revolución Islámica de Jomeini.

En 1990 Teherán firmó un acuerdo con Rusia para reanudar la obra.

Moscú retrasó la finalización de aquel proyecto mientras el Consejo de Seguridad de la ONU debatía y aprobaba varias resoluciones en la que instaba a Irán a cejar en su empeño de enriquecer uranio.

En diciembre de 2007 Moscú empezó a enviar a la planta de Bushehr los contenedores de uranio enriquecido que necesitaba.

Unos días antes, un informe de la inteligencia de Estados Unidos aseguró que Irán no estaba llevando a cabo ningún programa nuclear con fines militares en aquel momento.

Imágenes de satélite de marzo de 2010 mostraron que el edificio del primer reactor había sido terminado. En esa planta nuclear hay dos reactores de agua a presión. Ocupa 2,5 kilómetros cuadrados y está situado a unos 17 kilómetros al sur de la ciudad de Bushehr.

Los medios afines al gobierno iraní aseguraron que la planta fue conectada a la red eléctrica del país en Septiembre de 2010.

Gachin, una mina de Uranio

Las operaciones de excavación en Gachin comenzaron en 2004

En diciembre de 2010 Irán dijo que había enviado su primer concentrado de óxido de uranio producido en el país a una planta donde se enriquecería.

El director de la Organización Atómica Iraní, Ali Akbar Salehi, dijo entonces que la primera remesa de concentrado de uranio, conocido como "torta amarilla" por su apariencia, había sido enviada desde la mina de Gachin a una planta de conversión de uranio en Isfahan.

Las operaciones de excavación en Gachin comenzaron en 2004.

Se cree que a Irán se le están agotando sus existencias de torta amarilla, que originalmente importó de Sudáfrica en 1970.

La planta de conversión de uranio de Isfahan

Irán está construyendo una planta nuclear de pruebas para convertir torta amarilla en tres compuestos distintos:

  • Gas hexafloruro- utilizado en centrifugadoras de gas.
  • Óxido de uranio- utilizado para alimentar los reactores, pese a que no es el tipo de los que Irán está construyendo.
  • Metal, a menudo utilizado en los núcleos de las bombas nucleares. El OIEA está preocupado sobre qué uso querrá dar Irán a este metal porque los reactores que tiene el país no lo necesitan como combustible.

Planta de enriquecimiento de uranio en Natanz

En septiembre de 2007 Irán anunció la instalación de 3.000 centrifugadoras, las máquinas usadas para enriquecer uranio

Esta es la instalación que está en el centro de la disputa nuclear entre Irán y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El Consejo está preocupado porque la misma tecnología utilizada para enriquecer uranio para una central nuclear puede ser usada para enriquecerlo a un nivel mucho mayor, capaz de producir una explosión nuclear.

Irán reanudó su actividad de enriquecimiento de uranio en julio de 2004, después de haber parado durante las negociaciones con Europa sobre su programa.

En septiembre de 2007 anunció que había instalado 3.000 centrifugadoras, que son las máquinas que se usan para enriquecer uranio. En 2010 Irán dijo al OIEA que Natanz sería el lugar donde construiría nuevas instalaciones de enriquecimiento. Su construcción comenzaría en marzo de 2011.

Parchin

Un área del complejo de Parchin ha sido identificada como sospechosa de ser un centro de desarrollo de armas nucleares.

En Parchin está uno de los centros de fabricación de munición más importantes de Irán.

En Parchin está uno de los centros de fabricación de munición más importantes de Irán. Se utiliza para la investigación y desarrollo de proyectiles, explosivos y cohetes. Una inspección parcial llevada a cabo por el OIEA en 2005 no encontró ninguna prueba de la supuesta actividad nuclear en Parchin.

Sin embargo, de acuerdo con la información de la agencia nuclear publicada en noviembre de 2011, se cree que también está siendo utilizada para probar materiales explosivos de gran potencia.

Fordo, otra planta de enriquecimiento

En enero de 2012 Irán dijo que había comenzado el enriquecimiento de uranio en el emplazamiento fortificado de Fordo, cerca de la ciudad santa de Qom.

Irán había revelado la existencia de esta instalación, a 30 kilómetros al norte de Qom en septiembre de 2009.

El país informó inicialmente al OIEA que estaba construyendo una planta para producir uranio enriquecido al 5%. Ese es el porcentaje de enriquecimiento utilizado normalmente para la producción de energía nuclear.

En 2011 Irán anunció que planeaba enriquecer uranio hasta un 20%, el porcentaje necesario para fabricar armas nucleares.

En junio de 2011 Irán dijo al OIEA que estaba planeando enriquecer uranio hasta un 20% en Fordo para poder reducir un 20% de su producción en Natanz.

En enero de 2012 el OIEA confirmó que, efectivamente, había comenzado la producción de uranio enriquecido al 20%.

Irán dice que la producción de uranio altamente enriquecido es para su uso como combustible en reactores dedicados a la investigación. Pero también la construcción de armas nucleares necesita una concentración de uranio del 20% o mayor.

El OIEA ha asegurado que las muestras geológicas tomadas en el terreno en Fordo en abril de 2011 no indicaron la presencia de uranio enriquecido.

Contenido relacionado