Hollywood mantiene su idilio con John F. Kennedy

  • 24 noviembre 2013
Rob Lowe y Ginnifer Goodwin
Rob Lowe y Ginnifer Goodwin dan vida a los Kennedy en la película para televisión "Killing Kennedy".

Su juventud, su indiscutible carisma y su trágica muerte hicieron del expresidente de Estados Unidos John F. Kennedy (1917-1963) una figura reverenciada que ha sido objeto de incontables películas, documentales y series.

Ahora, cuando se cumple el 50º aniversario de su asesinato, Hollywood vuelve a fijarse en un personaje que en vida disfrutó de la fama y el reconocimiento que están reservados para las estrellas de cine.

La fascinación que Kennedy sigue despertando cinco décadas después de su desaparición se explica en parte gracias a la televisión, un medio que supo explotar siendo un joven candidato y que contribuyó de manera fundamental a su llegada a la Casa Blanca.

Lea también: John Kennedy, ¿leyenda sobrevaluada?

Es precisamente en la pequeña pantalla donde se han estrenado en las últimas semanas varios proyectos que buscan arrojar nueva luz sobre el fallecido presidente estadounidense y sus múltiples facetas.

Fue veterano de guerra, político precoz, padre de familia, mujeriego empedernido y, sobre todo, una figura histórica clave de la segunda mitad del siglo XX.

Cine y televisión

Estos días se han emitido en la televisión estadounidense numerosos programas que repasan la biografía de Kennedy y recrean lo sucedido el 22 de noviembre de 1963.

Ese día el mundo se paralizó al ver cómo el mandatario era asesinado en Dallas mientras su esposa Jacqueline se arrastraba despavorida hacia la parte trasera del vehículo descapotable en el que recorrían el centro de la ciudad texana.

Por ejemplo, en la película "Killing Kennedy", del canal de televisión National Geographic, Rob Lowe ha sido el encargado de dar vida a Kennedy, mientras que actores como Anne Hathaway, Mark Ruffalo y Viola Davis han participado en la narración del documental "Cartas a Jackie: recordando a JFK", de la cadena TLC.

En el cine el expresidente ha vuelto a cobrar vida en las cintas "El Mayordomo" -que cuenta la historia de Cecil Gaines, quien fuera mayordomo jefe de la Casa Blanca durante más de tres décadas- y "Parkland", que narra la situación que se vivió en el hospital al que Kennedy fue trasladado tras ser tiroteado.

La controvertida película de Oliver Stone "JFK" (1991), que dio nuevos argumentos a los que defienden las teorías conspirativas en torno a la muerte del presidente, acaba de salir de nuevo a la venta en una edición de lujo para coleccionistas.

"Obsesión nacional"

En las últimas semanas se han emitido en la televisión estadounidense numerosos programas que repasan la biografía de Kennedy.

"Hace décadas que John Fitzgerald Kennedy y su familia son una obsesión nacional en EE.UU. Con los años su figura se ha idealizado, convirtiéndose en una fuente inagotable de material para el cine y la televisión", asegura Michael O’Connell, periodista de la revista The Hollywood Reporter.

"Era de esperar que con la llegada del 50º aniversario de su muerte hubiera tanta expectativa. El público no ha perdido el interés por los Kennedy. Puede que el fenómeno no sea tan importante como hace dos o tres décadas, pero sin duda sigue vigente", señala O’Connell en conversación con BBC Mundo.

Según el periodista, "la muerte de Kennedy fue una tragedia de proporciones shakesperianas que contiene todos los elementos de un buen drama".

Además, señala O’Connell, "no hay que olvidar las conexiones que Kennedy tuvo con Hollywood".

"Todo el mundo recuerda cuando Marilyn Monroe le cantó el cumpleaños feliz".

Vorris Nunley, profesor de la Universidad de California-Riverside (UCR, por sus siglas en inglés), cree que el interés que la figura de Kennedy sigue despertando en la meca del cine puede atribuirse en parte a que el mandatario fue "el primer presidente hollywoodiano de la historia".

La leyenda de Camelot

En el cine el expresidente ha vuelto a cobrar vida en cintas como "Parkland".

"Era joven, atractivo y con reputación de playboy. Él era totalmente consciente de ello. Además, en el momento en el que fue elegido presidente, representaba el futuro, un nuevo comienzo para el país y eso cautivó al público", señala Nunley en conversación con BBC Mundo.

"Junto a su esposa -quien era enormemente bella y sofisticada- representaban a la perfección la leyenda de Camelot. Eran los nuevos reyes que daban paso a un mundo nuevo lleno de posibilidades".

"Además, no hay que olvidar el momento histórico en el que llegó a la presidencia, con la construcción el muro de Berlín, la crisis de los misiles, el movimiento de los derechos civiles... ofrecía una visión del mundo diferente y esperanzadora", asegura Nunley.

La escritora estadounidense Deanne Stillman cree que el hecho de que Kennedy muriera con tan sólo 45 años también ha contribuido a que su figura siga cautivado la imaginación del público cinco décadas después de aquel fatídico 22 de noviembre.

"Cuando alguien muere joven, su imagen se congela en el tiempo y pasamos a recordarlos por lo que eran y por lo que pudieron llegar a ser", señala Stillman, quien considera que las teorías conspirativas en torno a la muerte de Kennedy han ayudado a que se mantenga vivo el interés por su figura.

"Es una saga estadounidense que continúa. Kennedy personifica muchas de las cosas que somos como nación y eso va a perdurar en el tiempo", concluye la escritora.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.