Schumacher estable pero en condición crítica

  • 1 enero 2014
  • comentarios
Michael Schumacher Derechos de autor de la imagen AFP

El excampeón de Fórmula 1 Michael Schumacher "pasó la noche del martes estable" y sigue en esa condición, aseguró esté miércoles su manager, Sabine Kehm.

Kehm dijo que no habría por el momento otra conferencia de prensa de los médicos, porque no había más novedades que las que ella relató a los medios.

Los médicos que atienden al excampeón de Fórmula 1 Michael Schumacher, quien sufrió un accidente de esquí el domingo, informaron el martes que su situación está "mejor controlada" pero aún no se puede decir que esté fuera de peligro.

El expiloto alemán fue sometido a una segunda cirugía -que tomó alrededor de dos horas- para aliviar la presión causada por uno de los hematomas en su cerebro. La segunda operación tuvo lugar a las 22:00 del lunes, según fue confirmado el martes.

Schumacher aún se encuentra en una condición crítica y es imposible predecir cómo evolucionará cuando eventualmente despierte, agregaron los especialistas.

Los últimos escáneres indican que su situación es "relativamente estable".

Kehm dijo el martes que el expiloto no se desplazaba a alta velocidad, ya que poco antes del accidente "había asistido a un amigo que se había caído". Poco después se topó con una roca y perdió estabilidad, tras lo cual "tuvo la gran desgracia de chocar contra una segunda roca".

El expiloto permanecerá en el Hospital Universitario de Grenoble en Francia ya que su condición crítica impide su traslado.

Coma inducido

Derechos de autor de la imagen REUTERS
Image caption Simpatizantes de Schumacher han estado llegando al Hospital Universitario de Grenoble.

Los médicos decidieron realizar la nueva operación, tras consultar a su familia, debido a las señales de "leve mejoría" mostradas en las horas previas. Los médicos dijeron que si el excampeón de Fórmula Uno no hubiera llevado un casco "no estaría aquí ahora".

Schumacher permanece en un coma inducido tras la primera operación que los médicos llevaron a cabo para aliviar la presión cerebral.

Según explicó el jefe de anestesiólogos que está tratando al expiloto alemán, las próximas 48 horas serán cruciales.

"La situación está mejor controlada que ayer", declaró el doctor Jean-François Payen en conferencia de prensa.

"Pero la familia tiene conciencia de que su estado es todavía muy sensible y que puede pasar cualquier cosa", añadió el equipo médico.

Los médicos explicaron que el tratamiento al que está sometido el deportista tiene como fin oxigenar su cerebro y frenar la inflamación.

El coma inducido, indicaron, está diseñado para ayudar a su recuperación.

Vigilia

Kehm informó que su familia -su esposa Corinna, su hija Gina Maria y su hijo Mick- se encuentran conmocionados, haciendo vigilia en el hospital.

Schumacher se golpeó la cabeza contra una roca, mientras esquiaba con su hijo de 14 años, Mick, y otras personas en el complejo turístico Méribel en donde posee una residencia de invierno.

El neurocirujano Stephan Chabardes informó que un encefalograma practicado después de la operación había mostrado "lesiones hemorrágicas difusas" en ambos lados del cerebro.

La periodista de la BBC Imogen Foulkes explicó desde Grenoble que hay personas que han sobrevivido a este tipo de heridas.

Los comas inducidos pueden durar varias semanas, mientras que la condición del paciente se estabiliza, explica la reportera, y pueden necesitarse muchos meses de terapia para lograr una recuperación tan plena como sea posible.

Los médicos consiguieron bajar la temperatura corporal de Schumacher a 34-35 grados centígrados, disminuyendo el ritmo de su metabolismo para ayudar a reducir la inflamación.

Siete campeonatos de Fórmula 1

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Schumacher ganó siete campeonatos mundiales en sus 19 años de carrera en la Fórmula 1.

Las primeras informaciones aseguraban que la condición del deportista no era grave. Reportes iniciales señalaron que Schumacher reaccionó después del accidente y sólo se quejó de estar un poco golpeado.

El director del complejo de esquí, Christophe Gernignon-Lecomte, dijo que el piloto fue atendido por dos patrulleros que poco después solicitaron la ayuda de un helicóptero para trasladarlo al Hospital Alvertville, en Moutiers.

Una hora más tarde, Schumacher fue llevado a Grenoble, luego de que los médicos sospecharan que las lesiones eran más graves de lo que se pensaba.

Uno de los neurocirujanos más prestigiosos de Francia, Gérard Saillant, fundador del Instituto del Cerebro y amigo cercano de Schumacher, se trasladó de inmediato al centro médico.

Schumacher fue siete veces campeón de Fórmula 1 y muchos aficionados lo consideran el mejor piloto de todos los tiempos.

Durante su carrera deportiva, el piloto germano ganó 91 grandes premios, alcanzó el podio en 155 ocasiones, y logró 68 pole position y 77 vueltas rápidas.

Schumacher representa la época más dorada (2000-2004) de la que fue su escudería, Ferrari. Aunque se retiró en 2006, regresó a las pistas en 2010 con Mercedes.

Tres temporadas después, se retiró definitivamente en 2012.

Pilotos de todo el mundo han expresado su consternación por la noticia.

El actual campeón del mundo, Sebastian Vettel, publicó fotografías suyas con Schumacher en su cuenta de Twitter, acompañadas de mensajes como: "Para mí fue un sueño competir en la Fórmula 1 con Michael, siempre será una inspiración para mí" y "siento un gran respeto por Michael. Es un ser muy especial, el ídolo de mi niñez".

El brasileño Felipe Massa le deseó a través de la red social una pronta recuperación: "Rezo para que Dios te proteja, mi hermano. Te deseo una rápida recuperación, Michael".

Derechos de autor de la imagen AFP