Las frases y momentos de Ariel Sharon

Image caption A lo largo de su ditalada carrera política y militar su discurso pasó de un nacionalismo radical a uno más moderado y algunas veces conciliador.

Ariel Sharon fue un hombre controvertido. Militar destacado y primer ministro de su país entre 2001 y 2006, fue admirado por muchos de sus compatriotas como un nacionalista israelí, y odiado por muchos otros que lo llegaron a calificar de "carnicero" por el papel que le atribuyen en la masacre de refugiados palestinos en Líbano en 1982.

BBC Mundo revisa varios de los momentos clave de la vida del líder israelí en sus propias palabras.

Renuncia de Likud, su partido político

"Estar en Likud significa desperdiciar tiempo en desacuerdos políticos, mientras que podemos estar actuando por el bien del país".

Lo dijo durante la conferencia de prensa realizada el 21 de noviembre de 2005.

Gaza

"Para cuando finalice 2005 no quedará un solo israelí en la Franja de Gaza".

Reunión del comité de Relaciones Exteriores y Defensa del parlamento (la Knéset), el 2 de junio de 2004.

Lea también: Palestinos e israelíes, un diálogo sin muchas esperanzas

Plan de retirada

"Mi plan de retiro unilateral será para mejorar la economía y la seguridad de Israel y reducirá la fricción y tensión entre palestinos e israelíes. Mi plan creará una nueva realidad para el Estado. Y además permitirá la creación de las condiciones adecuadas para las negociaciones entre Israel y los palestinos".

Conferencia de prensa junto al expresidente de EE.UU. George W. Bush, 14 de abril de 2004.

Concesiones

"Si queremos alcanzar una situación de paz verdadera, que dure por generaciones, tendremos que hacer dolorosas concesiones. No intercambios de promesas, sino intercambios de paz".

Durante una entrevista al diario Haaretz, 13 de abril de 2003.

Sobre Yasser Arafat

"En Líbano había un acuerdo de no liquidar a Yasser Arafat. En principio, yo lamento no haberlo hecho".

Image caption Fue uno de los políticos más controversiales de Israel.

En una entrevista al diario Maariv en 2002, refiriéndose a la invasión a Líbano de 1982.

Sobre Jerusalén

"Barak no tiene ningún derecho en entregar a Jerusalén, que la gente recibió como un legado".

Declaraciones realizadas después de las conversaciones de paz entre el expresidente de EE.UU. Bill Clinton y el expresidente israelí Ehud Barak, en julio de 2000.

Visita al Monte del templo o Explanada de las mezquitas

"He venido a este lugar con un mensaje de paz. Yo creo que podemos vivir junto con los palestinos. He venido acá, un lugar sagrado para el pueblo judío, para observar qué es lo que está ocurriendo y saber qué necesitamos para seguir adelante. No es una provocación: solo hay provocación del otro lado de la frontera".

El 28 de septiembre de 2000 visitó la zona de Jerusalén conocida como el Monte del templo para los judíos o Explanada de las mezquitas para los musulmanes, considerado el tercer lugar sagrado del islamismo. Esta visita desató lo que se conoció como la segunda Intifada (levantamiento).

Asentamientos

"Todo el mundo tiene que moverse, correr y agarrar lo que más pueda de estas villas palestinas para agrandar el territorio israelí. Porque todo lo que tomemos quedará como nuestro. Y todo lo que no agarremos, quedará en sus manos".

Como ministro de Relaciones Exteriores, en una transmisión radial en noviembre de 1998.

Sabra y Chatila

"Nunca, ni por un instante, imaginamos que ellos (la milicia de la Falange Cristiana) hiciera lo que hicieron. Ellos habían sido advertidos. Si hubiéramos sabido que algo parecido iba a ocurrir, nunca los hubiéramos dejado entrar al campo".

Y también dijo sobre el tema: "Yo soy el único ministro de Defensa en el mundo que deja su puesto y vuelve a trabajar en su granja, como resultado de lo que los cristianos le hicieron a los musulmanes. El único".

Image caption El 28 de noviembre de 2000, Sharon visitó Jerusalén lo que causó en parte la Intifada de al-Aqsa.

En 1983, después de que fue obligado a renunciar a su posición de ministro de Defensa. Una comisión israelí investigó el asesinato de miles de palestinos en los campos de refugiados de Sabra y Chatila, y encontró a Sharon culpable de negligencia al no prevenir la masacre y permitir la entrada de la milicia libanés en los campos.

Palestinos en Jordania

"Creo que la solución para llegar a la creación de un Estado palestino sería que se establecieran en lo que era Israel en 1922 y ahora es Jordania".

Entrevista a la revista Time, 5 de octubre de 1981.

Riesgos por los asentamientos

"Los israelíes pueden vivir en y alrededor de los centros de cada población árabe. Y no deben abandonar un solo lugar donde ellos no viven y tenemos libertad de movimiento".

Y añadió, "yo creo que si nosotros establecimos esos asentamientos, nosotros podemos estar seguros de aceptar los riesgos por el bien de la paz".

Durante la construcción de asentamientos en 1970.

La Guerra de los Seis Días

"El ejército está listo para expulsar al ejército egipcio. Generaciones pasarán antes de que Egipto vuelva a amenazarnos".

Como oficial del ejército, en 1967.

La redada en Qibya

"A pesar de la muerte de los civiles, la redada en Qibya fue un punto de giro. Ahora quedó claro que las fuerzas israelíes son capaces de encontrar objetivos más allá de las líneas enemigas. Eso para la moral del ejército es algo que no se puede comparar".

Tomado de la biografía llamada "Guerrero".

En 1953, un comando especial dirigido por Sharon y llamado "Unidad 101" demolió más de 40 viviendas en Qibya, una localidad fronteriza ubicada en Cisjordania. La redada dejó al menos 69 personas muertas. Sharon dijo, años después, que pensó que las casas estaban vacías.

Contenido relacionado