La conquista del millonario mercado de videojuegos chino

  • 8 enero 2014
Jugadores chinos
China es un mercado potencialmente enorme para las consolas de videojuegos.

Las acciones de la gigante electrónica japonesa Nintendo se dispararon a su nivel más alto en dos años y medio tras el anuncio de que China retirará temporalmente una prohibición en la venta de consolas de videojuegos en el país.

China decidió prohibir la venta de estos sistemas hace 14 años porque, dijo, deseaba proteger la salud mental de los jóvenes en el país.

Ahora, la suspensión de la prohibición significa que tanto Nintendo -como las otras dos gigantes electrónicas, Sony y Microsoft, podrán entrar a un mercado sumamente lucrativo.

China es el tercer mercado más grande de videojuegos en el mundo.

En el mercado de valores japonés las acciones de la empresa se incrementaron 11%.

Lea: La lucha por dominar el mercado de videojuegos

Mercado gigantesco

El gobierno en Pekín indicó que permitirá a las compañías extranjeras que fabrican consolas en la nueva zona de libre comercio de Shanghai, recientemente inaugurada, que vendan sus productos en todo el país.

Según datos publicados en la conferencia anual de la industria de videojuegos de China, en diciembre pasado, el mercado creció 38% en 2013, en relación al año anterior, y alcanzó un valor de US$13.000 millones.

Toda una generación china creció sin acceso a consolas como Wii.

La conquista de este mercado, sin embargo, no será fácil en un país donde toda una generación ha crecido sin acceso a un Wii, PlayStation o Xbox.

Muchos jóvenes han podido evitar la prohibición utilizando videojuegos en computadoras personales y teléfonos móviles, lo cual ha conducido a que el mercado esté dominado por los videojuegos de PC, que comprenden 70% del mercado.

Los videojuegos más populares en China son los que pueden accederse de forma gratuita y sólo cobran por los add-on (accesorios) como armas o vidas adicionales de personajes.

El precio de las consolas también podrían ser un problema para la expansión de estos fabricantes en China.

La agencia de corredores de valores CLSA, basada en Hong Kong, indica que más del 70% de los usuarios de videojuegosn chinos ganan menos de US$660 al mes, lo cual es poco más de lo que cuesta la nueva Xbox One en Estados Unidos.

Sony, al conocer la suspensión de la prohibición, indicó en una declaración: "Reconocemos que China es un mercado prometedor. Continuaremos estudiando la posibilidad pero todavía no tenemos planes concretos al respecto".

Carrera de producción

China prohibió la venta de consolas en 2000 para proteger la salud de los jóvenes.

China no ha dicho cuánto durará la suspensión de la probibición.

Pero los analistas indican que la conquista del gigante asiático será para los fabricantes de consolas un mercado que potencialmente valdría miles de millones de dólares.

Chris Green, analista de Davies Murphy Group, un grupo de consultoría, dijo a la BBC que la decisión de liberalizar el mercado chino era "una gran noticia".

"Este es un mercado enorme valuado potencialmente en decenas de miles de millones de dólares".

"Ahora comenzará la carrera para ver quién llega primero a este mercado, quién puede establecer una fábrica en la zona de libre comercio de Shanghai y quien será el primero en sacar sus consolas de las plantas de producción" agregó.

Contenido relacionado