Dieudonné, el humorista que Francia quiere callar

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El comediante Dieudonne presentó su último espectáculo conocido como "El Muro", pero las funciones fueron prohibidas por el gobierno francés.

Desde el mes pasado, no pasa un solo día en Francia sin que el nombre del cómico Dieudonné M'bala M'bala resuene en los titulares de los noticieros.

El famoso y controvertido humorista despertó la polémica con su último espectáculo. "El Muro" se prohibió en varias ciudades del país, por contener expresiones que las autoridades consideran racistas y antisemitas.

Esta decisión parece ser la conclusión de una serie de ataques y contraataques judiciales.

En los videos que se publicaron, por ejemplo, se veía al humorista hablando del locutor del programa matutino de la radio pública France Inter, Patrick Cohen, cuyo apellido tiene raíces judías.

"Cuando escucho a Patrick Cohen", dice Dieudonné en el escenario, "ves, yo pienso que las cámaras de gas… lástima".

Una refencia a las cámaras de gas usadas por los nazis para exterminar a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. La frase provocó ira e indignación y la dirección de la radio demandó al humorista.

Los límites de la provocación

¿Humor, simple provocación, propaganda antisemita?

Para las autoridades francesas, y el ministro de Interior del país europeo, la respuesta es obvia, y no cabe la menor duda de que hay que prohibir las funciones. La República "no puede tolerar el odio hacia los demás, el racismo, el antisemitismo, el negacionismo", dijo Manuel Valls.

El Consejo de Estado, la jurisdicción administrativa más importante de Francia, prohibió el espectáculo en varias ciudades, como Nantes, Orléans y Tours, por "riesgos de desorden público".

Para entender la polémica, también hay que saber quién es el hombre. Dieudonné, hijo de madre francesa y padre camerunés, tiene 47 años, y lleva más de 20 como humorista.

No siempre fue visto como antisemita. Al contrario, Dieudonné empezó su carrera con un acólito llamado Elie Semoun.

Durante seis años, del 91 al 97, formaron un dúo conocido por su sentido del humor punzante, encarnando al Negro y al Judío, y recurriendo en sus sketches a muchos estereotipos.

Sin embargo, después de separarse de su compañero, Dieudonné empezó a tomar un camino diferente.

Antisemitismo

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Nicolás Anelka hizo el saludo del "quenelle" durante la celebración de un gol.

Además de seguir con su carrera artística, el humorista entró en política. Primero se acercó a la izquierda francesa, antes de pasar poco a poco a tener relaciones con personalidades de ultraderecha. En 2009 participó en la campaña de un partido antisionista para las elecciones europeas.

Ya en 2005, Dieudonné fue condenado por calificar la Shoah (el Holocausto) de "memoria pornográfica". En total, la Justicia francesa lo condenó siete veces, entre otras cosas por "incitar al odio".

Sin embargo, el cómico también tiene sus seguidores. Algunos argumentan que sus espectáculos sólo son obras humorísticas, y piden libertad de expresión para el artista.

A pesar de las críticas –o quizás por ello– algunos de sus videos totalizan más de dos millones de visitas en internet. Y las salas se llenan para sus funciones.

El "quenelle"

En la ciudad de Nantes, 6.000 personas habían comprado su entrada. Cuando se enteraron de que quedaba prohibida la función por una decisión de la Justicia, algunos de sus seguidores manifestaron su apoyo, al hacer un gesto polémico, que se asocia con Dieudonné, el llamado "quenelle" -un brazo tendido hacia abajo, con la mano opuesta arriba del brazo tendido.

Mientras su significado real no se conoce bien, algunos lo asocian a un tipo de saludo antisemita.

Dieudonné terminó renunciando a presentar su espectáculo Le Mur (El muro), ante la ola de indignación que despertó y bajo la presión de las autoridades y los tribunales.

Pero ya está dispuesto a presentar otro. Se titula "Asu Zoa"- lo que significa "la cara del elefante" en un dialecto de Camerún, el país de su padre.

Según el cómico, se inspira en los mitos ancestrales de África.

"Ya no existe el caso Dieudonné", dijo en una rueda de prensa, vestido con traje tradicional africano.

El humorista trató de frenar la polémica, pero las autoridades ya avisaron que iban a seguir de cerca los próximos trabajos del cuestionado comediante.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.