Mary Barra, la mujer al volante de General Motors

  • 15 enero 2014
Mary Barra

Es realmente difícil brillar entre cientos de nuevos y resplandecientes carros y camionetas en la Feria del Motor de Detroit. Pero Mary Barra ha hecho exactamente eso y lo ha hecho dejando atrás una estela de periodistas que se tropezaban entre sí para tener un momento con la estrella del evento.

La estadounidense Mary Barra, de 52 años, asume este miércoles la posición de directora ejecutiva de General Motors (GM), la primera mujer en tomar las riendas de un fabricante global de vehículos.

Las noticias de su designación en diciembre hicieron que más de uno levantara las cejas, principalmente porque aquí, en Motor City, la palabra "ella" solía referirse a los autos deportivos sexys.

Pero entre los que no están sorprendidos con que Barra se alzara con el puesto se encuentra el exvicepresidente de dicha empresa Bob Lutz, una de las cabezas del sector aquí, en Detroit. De hecho, él trabajó con Barra.

"La gente se pregunta: ¿puede una mujer ser un 'hombre de carros'? Por supuesto que ella puede", le dijo Lutz a las BBC.

"Todo lo que hay que hacer es ver los productos GM creados bajo su liderazgo, todos son unos tremendos éxitos".

"Mary es la persona perfecta para el trabajo, no hay duda de eso".

¿Quién es la mujer destinada a liderar el renacimiento de GM?

Una hija de Detroit

Barra es un producto de la industria automotriz de Estados Unidos.

Creció en Waterford, Michigan y su padre, Ray Makela, trabajó en la planta de automóviles Pontiac por 39 años.

Su entrada en la industria del automóvil se produjo temprano, como parte de un programa de cooperación en el Instituto General Motors de Michigan, lo que es ahora la Universidad Kettering. Allí trabajó en una planta Pontiac.

Al caminar por las calles de Flint, en Michigan, hogar del inventor y empresario estadounidense Kettering, quien también fue director de investigaciones de GM, es fácil ver por qué Barra fue arrastrada hacia la industria del automóvil.

Lea: Cinco mujeres que alcanzaron la cima del poder económico en 2013

Con calles como Chevrolet Avenue, es difícil no pensar en carros.

Mohammed Torfeh fue, en 1984, el profesor de Barra en la clase de sistema de control, la cual le ayudó a aprender varios aspectos de diseños de automóviles como por ejemplo cómo hacer que los parabrisas funcionen.

"Recuerdo vívidamente incluso cómo agarraba su libreta de anotaciones, siempre lo hacía con su mano izquierda", indicó el docente.

Torfeh señaló que Barra siempre fue la líder, tomando las riendas de los grupos mayoritariamente de hombres, balanceando su sólido conocimiento técnico con sus habilidades comunicativas.

"Podías ver que ella era la líder, incluso en esa época. Ella era una superestrella".

Primera en 60 años

Barra quiere viajar a todas las plantas de GM en América Latina, África y China.

Después de ganarse una beca de GM en la Escuela de Negocios de Stanford, Barra ascendió rápidamente en la estructura organizacional de la compañía.

Estuvo a cargo de la planta ensambladora de Detroit-Hamtramck y después fue promovida como vicepresidenta de ingeniería de fabricación global.

Posteriormente, fue la cabeza del departamento de Recursos Humanos, cargo que desempeñó antes de ser nombrada directora de desarrollo de productos de la compañía bajo la supervisión del jefe saliente Dan Akerson en 2011.

A diferencia de líderes anteriores de GM, Barra es una ejecutiva que ha emergido desde la perspectiva del producto.

"En los últimos 60 años, todos los directores ejecutivos venían del área financiera", indicó John Casesa, analista de Guggenheim.

"Esto representa un gran cambio en la mentalidad de GM y pienso que su nombramiento promete un cambio real en la compañía de manera positiva".

"Escuche"

Barra está casada y tiene dos hijos. Es conocida por conducir algunos de los modelos más audaces de la compañía durante los fines de semana.

Su designación como directora ejecutiva de GM no es ninguna sorpresa para quienes la conocen bien.

El presidente de la Universidad Kettering, Robert McMahan Jr, ha trabajado con Barra, quien es miembro del consejo de administración de la universidad. McMahan aseguró que siempre le impresiona por ser una "líder especial".

Él recuerda que, el año pasado, se la encontró en un aeropuerto chino y que le impresionó que sacara tiempo para hablar con su hijo de 16 años.

"Volteé y le dije a mi hijo: 'Te apuesto el salario de un mes que acabas de conocer a la próxima CEO de GM'", señaló.

Quienes la conocen dicen que Batta es una gran comunicadora, que sabe cómo andar por la línea que divide la destreza técnica y la accesibilidad".

"En las reuniones, ella te escucha", indicó McMahan, quien añade que esto no se trata solo de halagar su ego, pues cuando "ella habla, es mejor que escuches".

"Siempre responde"

Barra integrará el club de las 23 mujeres que están al mando de las empresas Fortuna 500.

La líder será analizada desde muy de cerca, especialmente cuando su nombramiento se produce en momentos en que GM finalmente decidió desentenderse de la última porción que le pertenecía al gobierno de Estados Unidos.

La compañía recientemente reportó un aumento sorpresivo de ventas y su competidor, Volkswagen, ha aumentado su participación en el cada vez más importante mercado chino.

Funcionarios de la empresa indicaron que, en los primeros meses en el cargo, Barra planea visitar todas las plantas de GM en América Latina, África y China.

La esperanza es que ahora, a la cabeza de GM, pueda continuar haciendo lo que ha hecho desde que empezó en la compañía, a los 18 años.

"Ella siempre responde", aseguró Torfeh.

Contenido relacionado