¿Por qué los humanos no tenemos una temporada de celo?

Semanalmente, la revista BBC Focus resuelve algunas dudas de sus lectores. A continuación, una selección de sus respuestas para curiosos.

¿Por qué los humanos no tenemos una temporada de celo?

Derechos de autor de la imagen Getty

La mayoría de los animales programan su temporada reproductiva para que las crías nazcan o salgan del cascarón cuando haya la mayor cantidad de comida disponible y el clima no sea tan adverso, pero hay excepciones.

La mayoría de los perros entran en celo dos veces al año y muchos roedores se reproducen casi continuamente en los 12 meses.

En algunos primates, pesan más factores sociales que la disponibilidad de alimentos. Las chimpancé hembras no saben cuándo son fértiles y tienen sexo de forma promiscua.

Se cree que esto reduce las tasas de infanticidio de crías de otros machos, haciéndoles más difícil a los chimpancés machos saber si son o no sus crías, algo que pudo haber sido importante para los humanos también.

El comportamiento sexual de los humanos varía sutilmente a lo largo del ciclo menstrual. Un estudio de 2007 de la Universidad de Nuevo México descubrió que las mujeres que trabajaban como bailarinas eróticas hacían más dinero cuando estaban fértiles, quizás porque -inconscientemente- estaban actuando de una forma más sexy.

¿Qué ocurriría si chocaran dos agujeros negros?

Derechos de autor de la imagen NASA

Existen dos posibles resultados al choque de dos agujeros negros.

Si ambos agujeros tienen un tamaño similar y están girando, pueden no llegar a fusionarse sino, por el contrario, rechazarse violentamente, con uno de ellos precipitándose al vacío.

Pero si efectivamente los agujeros negros se fusionaran, grandes cantidades de energía sería liberada y ondas masivas, llamadas ondas gravitacionales, se expandirían a través del espacio-tiempo.

Hasta el momento, ningún instrumento ha detectado jamás este tipo de ondas.

¿Cómo podemos "ver" nuestros sueños si tenemos los ojos cerrados?

Derechos de autor de la imagen Getty

Ver requiere más que los ojos. Necesita todo un sistema de visión que permanece activo durante los sueños.

Cuando nuestros ojos están abiertos, forman una imagen en la retina y desde ella viaja la información a través del nervio óptico al tálamo y luego al lóbulo occipital en la corteza cerebral.

Otros sistemas en el cerebro analizan entonces formas, colores y movimientos, permitiéndonos reconocer objetos.

Durante los sueños no hay información generada por nuestros ojos pero el resto del sistema visual continúa muy activo, creando lo que parecen ser formas, colores y acciones.

En otras palabras, ver en sueños es lo que uno esperaría de un cerebro que está sediento de imágenes confiables, pero al no contar con ellas tiene que remplazarlas con el uso de la memoria y la imaginación.

¿Cuánta sal tiene el Mar Muerto?

Derechos de autor de la imagen AFP

La salinidad del Mar Muerto es del 33,7%, lo que implica que sus aguas son casi diez veces más saladas que las de otros mares.

Si uno evapora un litro del agua de este mar, le quedarán 250 gramos de sal.

En todo el Mar Muerto existen unas 37.000 millones de toneladas de sal, aunque se trata de una sal distinta a otras sales marinas.

Generalmente, la sal marina está compuesta por un 97% de cloruro de sodio, mientras que la sal del Mar Muerto es una mezcla de diferentes cloruros y bromuros.

El cloruro de sodio ordinario solo constituye el 30% de la particular sal de este particular mar.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.