Dinamarca: amenazas de muerte por sacrificio de jirafa

  • 10 febrero 2014
  • comentarios
Jirafa Marius Image copyright BBC World Service
Image caption Otros zoológicos de Europa habían ofrecido alojar a la jirafa Marius.

El director del zoo de Copenhague recibió amenazas de muerte luego de que se llevara a cabo el sacrificio de una jirafa macho que otros zoológicos habían ofrecido alojar.

Bengt Holst, director del zoológico de Copenhague, Dinamarca, le dijo a la BBC que recibió amenazas de muerte luego de que este domingo llevara adelante sus planes de sacrificar a una jirafa perfectamente saludable, en medio de una fuerte controversia.

Miles de personas firmaron una petición en línea para que el zoológico accediera a reubicar a la jirafa Marius, de 18 meses de edad.

Según la institución, debía sacrificarla para evitar futuros problemas de cosanguinidad.

Lea también: Parque en Reino Unido sacrifica a seis leones

Parques del norte de Inglaterra y de Holanda ofrecieron darle un nuevo hogar a Marius, pero el zoológico las rechazó con el argumento de que el acervo genético para jirafas en Europa es muy pequeño.

Holst dijo que si había lugar en otros parques de Europa, "debía reservarse para animales genéticamente más importantes", según reportó el corresponsal de la BBC en Dinamarca, Malcolm Brabant.

La institución añadió que el animal proveería cientos de kilos de carne para sus leones, tigres y otros carnívoros.

En directo

Image copyright AP
Image caption Beng Holst, director del zoológico, defendió la decisión.

La jirafa fue muerta con un disparo de pistola de perno, en vez de una inyección letal, para evitar contaminar la carne.

El examen post mórtem fue transmitido en video por internet.

Y los visitantes del zoo pudieron ver cómo la carcasa era carneada y dada como alimento a los leones.

"Tristes"

Stine Jensen, de la danesa Organización contra el Sufrimiento de los Animales, dijo que esto "no debería haber ocurrido".

"Hete aquí un zoológico que cree que sacrificar a esta jirafa, en vez de pensar en alternativas, es la mejor opción", agregó.

El portavoz del zoológico holandés cuya oferta de reubicación fue rechazada dijo no poder creer lo ocurrido, agregó Brabant.

Y en el Yorkshire Wildlife Park de Reino Unido, que tiene un espacio especial para jirafas y podía alojar otro macho, dijeron estar "tristes" por el sacrificio.

"Práctica responsable"

Holst defendió la decisión, señalando que debían seleccionarse las jirafas para asegurarse de que los mejores genes pasaran de generación en generación, lo que garantizaría la supervivencia de la especie en el largo plazo.

Le dijo a la BBC que administrar las poblacions del zoo es una práctica responsable, necesaria para asegurar su salud, y que unos 20 a 30 animales son sacrificados en el zoológico de Copenhague en un año típico.

"Hoy en día las jirafas se reproducen bien, y cuando esto sucede uno debe elegir y asegurarse de que conserva los individuos con los mejores genes", explicó Holst.

Image copyright AFP
Image caption La jirafa fue carneada frente a los visitantes del zoológico.