Grandes cambios políticos en Ucrania

  • 22 febrero 2014
Yulia Tymoshenko Image copyright AFP

Tras la peor semana de violencia en décadas, la crisis en Ucrania dio un nuevo giro dramático este sábado con la destitución del presidente Viktor Yanukóvich y la liberación de su archirrival, la exprimera ministra Yulia Tymoshenko.

Tymoshenko, una heroína de la Revolución Naranja de 2004, estuvo tres años en la cárcel acusada de abuso de poder, y en la noche del sábado se dirigió a una multitud de manifestantes opositores que la esperaban en la Plaza de la Independencia de Kiev, que ha sido el epicentro de las protestas que en los últimos tres días dejaron al menos 77 muertos.

"Ustedes son héroes, son lo mejor de Ucrania", dijo la líder opositora desde su silla de ruedas, antes de que se le salieran las lágrimas.

Liberada por un voto en el Parlamento, Tymoshenko habló ante los manifestantes poco después de que el presidente Yanukóvich dejara Kiev, tras ser destituido también por el Parlamento, que llamó a elecciones anticipadas el 25 de mayo.

La portavoz de Yanukóvich, Hanna Herman, dijo que él "no acepta" la decisión del órgano legislativo.

Poco tiempo antes, la TV había difundido una grabación en la que Yanukóvich dijo que no tenía intenciones de dejar el cargo y en la que describía los sucesos de este sábado en Kiev como un "golpe".

Las oficinas de la presidencia de Ucrania estaban rodeadas de manifestantes opositores y parecen estar vacías.

En fotos: comienza la transformación política de Ucrania

Talismán

Image copyright AFP
Image caption Yanukóvich dijo que no acepta la decisión del Parlamento.

La liberación de Tymoshenko es relevante para la situación política de Ucrania pues desde el comienzo de las protestas ha sido una demanda de la oposición, que la considera una especie de talismán.

Sus seguidores políticos llevan tiempo esperando que pueda regresar a la primera línea de la política ucraniana, luego de que fuera una figura clave de la Revolución Naranja, la revuelta de 2004 contra una elección controversial.

Su tiempo tras las rejas, la sentencia de siete años, su crítica feroz a su situación y la presión del extranjero para que fuera liberada sólo logró aumentar su perfil y convertirla en una figura aún más importante.

Pero también es una política controversial y no cuenta con un apoyo universal. Antes de ir a prisión sus índices de popularidad estaban cayendo y muchos ucranianos la culpan en parte por el caos que siguió a la Revolución Naranja o la ven como un miembro de la élite corrupta del país.

En la Plaza de la Independencia, ya liberada, no dudó en decirles a sus seguidores que el trabajo aún no está completo.

"Hasta que terminen este trabajo y hasta que viajemos hasta el final, nadie tiene el derecho de irse", dijo.

Mientras, no se sabe a ciencia cierta dónde está Yanukóvich y hay versiones que sugieren que se dirigió al este del país.

Las oficinas de la presidencia en la capital del país han estado sin custodia y manifestantes de la oposición parecen haber tomado control del perímetro del edificio, según informó Kevin Bishop, miembro del equipo de la BBC en el lugar.

Y el corresponsal de la BBC Duncan Crawford, dijo que las calles que conducen al edificio presidencial están controladas por manifestantes de la oposición; hasta el viernes estaban en manos de policía antidisturbios.

Transformación radical

La transformación radical de este sábado en la política de la exrepública soviética llega tan sólo un día después de que se firmara un acuerdo para poner fin a las protestas violentas.

El pacto había sido recibido con beneplácito por las autoridades de Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia, como un posible punto final a los violentos choques entre manifestantes y policías, que se agudizaron en la última semana.

Lea también: Beneplácito en la Casa Blanca por acuerdo en Ucrania

Pero no lo ven así los miles de manifestantes, que seguían ocupando Plaza de la Independencia en la mañana del sábado, tal como lo han hecho desde noviembre pasado.

En ese mes comenzaron las movilizaciones luego de que Yanukóvich rechazara un acuerdo de mayor integración con la Unión Europea y optara en cambio por estrechar los lazos con Rusia.

Image copyright Reuters
Image caption Miles de manifestantes rechazaron el acuerdo firmado entre Yanukóvich y la oposición.

Contenido relacionado