10 teorías sobre la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines

Avión de Malaysia Airlines Derechos de autor de la imagen Other

La búsqueda del Boeing 777 de Malaysia Airlines no ha producido hasta el momento ningún resultado.

Pero su desaparición ha dado lugar a una plétora de teorías que desde hace días circulan por redes sociales y foros.

Cada día que pasa, surge una nueva versión de los hechos que intenta explicar lo que todavía resulta inexplicable: ¿cómo puede evaporarse un avión sin dejar rastro?

Expertos en aviación y expilotos analizaron para la BBC una selección de 10 teorías que buscan demostrar qué ocurrió con el vuelo MH370, que desapareció el 8 de marzo con 239 personas a bordo.

Lea: El misterio del vuelo MH370

1 - El avión aterrizó en las Islas Andamán

Derechos de autor de la imagen Other

Aparentemente, en algún momento la nave parecía estar dirigiéndose hacia las islas de Andamán y Nicobar, la zona más oriental del territorio indio, entre Indonesia y la costa de Tailandia y Birmania. Se informó que los radares militares emplazados allí probablemente no habían estado funcionando ya que el nivel de amenaza en la zona es muy bajo.

El editor del periódico de las islas desestimó la idea de que la aeronave pueda estar allí. Hay cuatro pistas, le dijo a la CNN, y si un avión aterrizara allí, sería avistado. También cree que la vigilancia militar india hubiese notado un aterrizaje.

No obstante, esta es una zona remota. Hay más de 570 islas de las cuales sólo 36 están habitadas. Si el avión fue robado, éste podría ser el mejor lugar para aterrizarlo de incógnito, afirma Steve Buzdygan, expiloto de un Boeing 777 de British Airways. Aterrizar en la playa sería difícil, pero no imposible, dice. Unos 1.500 metros de largo serían suficientes como para aterrizar.

Sería teóricamente posible pero extremadamente difícil. Las ruedas se hundirían en la arena y varias secciones de la aeronave quedarían destruidas. "Si yo aterrizara en la playa, no bajaría las ruedas", dice Buzdygan. Pero en este tipo de aterrizaje, se podrían dañar las alas, que están llenas de combustible, y esto causaría una explosión.

Incluso si se logra aterrizar, es poco probable que el avión haya podido despegar otra vez.

2 - Voló a Kazajstán

Derechos de autor de la imagen Other

Esta república de Asia Central está en el extremo del corredor norte (una de las dos regiones geográficas donde se realiza la búsqueda). Por eso, hipotéticamente, el avión podría haber aterrizado allí.

La piloto de aviones livianos Sylvia Wrigley, autora del libro "Por qué los aviones se estrellan", dice que es más posible aterrizar en un desierto que en una playa. "Para hacerlo, tiene que haber una zona muy aislada", explica. El hecho de que no hayan publicado un documento detallando la carga que llevaba el avión o la lista de pasajeros ha generado sospechas de que transportaba algo valioso o que en él viajaban millonarios, dando lugar a un posible secuestro.

Pero el avión hubiese sido detectado, dijo en un comunicado el Comité de Aviación Civil de Kazajstán. Sin embargo, hay otro problema aún mayor: el avión tendría que haber pasado por el espacio aéreo de países como India, Pakistán y Afganistán, que están normalmente alerta, desde el punto de vista militar.

Aunque es posible que haya puntos débiles en los sistemas de radar de algunos países en ruta a Asia Central, especula Wrigley. "Muchos de los equipos de control de tráfico aéreo son antiguos. Quizá estén acostumbrados a recibir falsos positivos cuando pasa una bandada de aves, y por tanto es fácil desestimar una señal".

3 - Voló hacia el sur

La última señal o "ping" satelital indica que el avión estuvo en funcionamiento por lo menos 5 o 6 horas después de abandonar el rango del radar malasio. Para Norman Shanks, exjefe de seguridad del grupo aeroportuario BAA y profesor de seguridad en aviación de la Universidad de Coventry, en Reino Unido, la búsqueda debería, por ende, empezar en los extremos de los corredores y no al revés.

Él cree que el arco o corredor sur es más probable para un avión que logró volar sin ser detectado por ningún radar. Este corredor lleva a un inmenso espacio abierto en el Océano Índico y luego hacia las tierras centrales -y deshabitadas- del norte de Australia.

Al desconocer la motivación es difícil especular cuál era el destino final de la aeronave. Pero es posible que el avión haya continuado su vuelo hasta quedarse sin combustible y luego se haya precipitado hacia el océano en el norte de Australia.

4 - Desierto de Taklamakán, noroeste de China

Derechos de autor de la imagen Other

Diversas especulaciones en foros apuntan a que miembros de la minoría musulmana separatista Uighur de China pudieron haber redirigido el avión. De los 239 pasajeros a bordo 153 eran chinos. Un posible destino hubiera sido el desierto de Taklamakán, en China.

Esta región -descrita en la Enciclopedia Británica como un "gran desierto de Asia Central y uno de los desiertos de arena más grandes del mundo"- es una extensión vasta lejos de la mirada del mundo.

Según un tuit del 15 de marzo de Jonah Fisher, de la BBC, las autoridades malasias creían que el lugar más probable donde se hallaba el MH370 era en algún lugar, en tierra, cerca de la frontera de China con Kirguistán.

Pero, esta teoría implica que el avión pudo pasar sin ser detectado por los sistemas de radar de numerosos países.

5 - Se dirigió hacia la isla Langkawi por un incendio o un problema de funcionamiento

Derechos de autor de la imagen Other

La pérdida de transpondedores (respuestas automáticas a un mensaje) o comunicaciones podría explicarse por causa de un incendio, señala el bloguero de aviación Chris Goodfellow. El giro a la izquierda que dio el avión, desviándose de su ruta a Pekín, podría haber sido un intento por llegar a un lugar seguro, explica.

"El piloto hizo todo lo que había que hacer. Tuvo un problema mayor a bordo y por eso cambió el rumbo hacia el aeropuerto más cercano", dice. Intentó evitar estrellarse contra una ciudad o contra una montaña, añade.

"Hizo una ruta directa hacia Palau Langkawi, una franja de 4.000 metros de tierra, sin obstáculos. No regresó hacia Kuala Lumpur porque sabía que había que cruzar montañas de 2.400 metros, sabía que el terreno era más sencillo hacia Langkawi y también que estaba a una distancia menor".

Esta teoría supone que el avión no llegó a Langkawi y se estrelló en el mar.

Pero este planteo ha sido cuestionado. Si el avión cambia su curso durante una emergencia, uno esperaría que se hubiese hecho con los controles manuales. Y el giro a la izquierda se produjo cuando alguien presionó "siete u ocho teclas en una computadora que está en un pedestal entre el capitán y el primer oficial", según dijeron las autoridades, citadas por el New York Times.

6 - El avión está en Pakistán

Derechos de autor de la imagen Other

"El mundo parece estar fascinado con la desaparición del 777. Quizá no se estrelló sino que fue robado, escondido, efectivamente, quizá en el norte de Pakistán, como Bin Laden", tuiteó el magnate de las comunicaciones Rupert Murdoch. Pakistán lo negó rotundamente.

Al igual que la teoría de Kazajstán, todo parece un poco inverosímil, sobre todo porque la frontera del espacio aéreo entre India y Pakistán es uno de los más vigilados del mundo por los radares militares.

Y, aunque el norte de Pakistán es una región remota y donde impera la anarquía, está bajo la mira de satélites y aviones no tripulados. Así, es muy poco probable que un avión pueda pasar por allí sin ser detectado.

7 - El avión se escondió a la sombra de otro

Derechos de autor de la imagen Other

El bloguero de aviación Keith Ledgerwood cree que el avión se escondió de los radares, ubicándose a la sombra del vuelo 68 de Singapore Airlines.

"Cuando estudie la historia del recorrido del SIA68, se hizo evidente que el MH370 había maniobrado para ubicarse directamente detrás del SIA68", señala. Ledgerwood cree que el avión de Singapore Airlines habría ocultado a la aeronave desaparecida de los controladores de radares en tierra.

"Creo que probablemente el MH370 voló a la sombra del SIA68 a través del espacio aéreo indio y afgano. Como el MH370 volaba sin el transponder (el dispositivo que responde automáticamente a las señales), el SIA68 no tenía cómo saber que el MH370 estaba por ahí, y al entrar en el espacio aéreo indio, se veía en el radar como una sola señal, procedente del SIA68".

Este último avión iba rumbo a España.

8 - Hubo una lucha

Una de las cosas más difíciles de explicar es el vuelo errático del avión. En un momento superó su techo, volando a 13.716 metros de altura y luego voló muy bajo. Estas grandes fluctuaciones indican que podría haber habido una lucha, dice Buzdygan.

Después del 11 de septiembre de 2001, las cabinas están más protegidas de cualquier intento de secuestro, pero todavía hay escenarios posibles en los que alguien puede ingresar.

Buzdygan dice que no dudaría en volar de forma agresiva para tratar de defenderse de secuestradores. "Trataría de desorientarlos y confundirlos lanzándolos de un lado a otro".

9 - Mataron deliberadamente a los pasajeros por descompresión

Otra teoría que circula es que el avión fue llevado hasta 13.716 metros de altura para matar a los pasajeros rápidamente, dice Seann Maffett, piloto de la Real Fuerza Aérea Británica.

El objetivo habría sido evitar que los pasajeros usen sus celulares, cuando el avión se encontrase a menor altura. A 13.716 metros, el Boeing 777 se encuentra muy por arriba de la altura a la que opera normalmente. Y es posible despresurizar la cabina, apunta Maffett.

Las mascarillas de oxígeno caen automáticamente, pero se vacían luego de 12 o 15 minutos y los pasajeros mueren intoxicados con monóxido de carbono.

Quien está en la cabina de control muere también, a no ser que cuente con un suministro de oxígeno alternativo.

10 - El avión despegará de nuevo y será usado en un ataque terrorista

Una de las teorías más estrafalarias es que el avión fue robado por extremistas para cometer un acto similar al del 11 de septiembre. Así, el avión estaría ahora bajo resguardo, escondido o camuflado. Más tarde se le cargaría combustible, le instalarían un nuevo transponder y se lo emplearía para un ataque en alguna ciudad.

Esto sería muy difícil, explica Maffett, pero no podemos descartarlo. "Estamos en un punto en que hace falta considerar cosas muy difíciles ya que todas las opciones más sensatas han fracasado", dice.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service

Contenido relacionado