Acabando con el mito de la semana laboral de 35 horas en Francia

  • 20 marzo 2014
hombre leyendo el periódico Image copyright Thinkstock
Image caption Actualmente, pocos empresarios franceses tienen tiempo para detenerse por <br>un almuerzo en un café.

En la imaginación de la mayoría, hay dos Europas: la industrial del norte, con un desempleo relativamente bajo y con economías dinámicas, y la lenta del sur, donde la gente solo se relaja, toma un café y ve al mundo pasar.

Mucha gente podría agrupar en el sur a Francia, la tierra que posee una semana laboral de 35 horas, almuerzos largos e inclusive las vacaciones más largas. Sin embargo, cualquiera que haya trabajado como profesional en este país sabe que la realidad es todo lo contrario.

Olivier (pidió que no se utilice su apellido), asesor experimentado de una gran multinacional francesa de la industria de la construcción, ubicada en París, hace poco describió la semana laboral en su oficina. "Trabajo cerca de 45 a 50 horas semanales, a partir de las 9:00 de la mañana hasta las 7:30 de la tarde", dijo.

¿Qué pasa entonces con la bien conocida semana laboral de 35 horas, que es la envidia de gran parte del resto del mundo profesional? ¿Es solo un mito?

Lea también: La invención del ascenso laboral

¿Son realmente 35 horas?

Al contrario de muchos estereotipos, 35 horas es "simplemente un umbral en donde comienzan las horas extras o días de descanso", según lo expresó el economista francés Jean-Marie Perbost.

Se espera que los obreros trabajen 35 horas exactas, pero las horas de los ejecutivos (cadres en francés) acumuladas cada semana no son horas fijas.

Image copyright Thinkstock
Image caption Algunos profesionales han visto aumentar sus horas de trabajo semanal por encima de las 35 horas semanales.

Al igual que los profesionales, por ejemplo en Estados Unidos, la mayoría de los cadres trabajan hasta terminar sus tareas.

Pero a diferencia de EE.UU., los profesionales franceses son compensados con días de descanso por las horas que trabajen después de las 35 horas establecidas, las cuales se negocian a nivel de cada empresa (en el año 2013 las empresas dieron un promedio de nueve días de descanso).

Incluso los obreros trabajan más de 35 horas. De acuerdo con estadísticas del gobierno francés, en el año 2010 al 50% de los trabajadores a tiempo completo se les pagaron horas extraordinarias.

Probablemente ese porcentaje fue mayor que en el año 2013, comentó Perbost.

Por supuesto, en comparación con las horas de ciertas profesiones que se registran de forma semanal, al trabajador promedio en Europa no le va tan mal. Tomemos por ejemplo a los abogados.

De acuerdo con la asociación nacional de abogados de Francia (CNB), en el año 2008, el 44% de los abogados en el país registraron más de 55 horas de trabajo semanales.

En Estados Unidos, las encuestas muestran que muchos abogados trabajan cerca de 55 a 60 horas semanales con el fin de cumplir con los requisitos de horas facturables que mantienen la mayoría de las empresas.

No sólo es Francia

No se trata sólo de Francia, donde la relajada semana laboral es más un mito que una realidad. Las horas de un profesional en España también contrastan con la imagen que prevalece del país.

Pablo Martínez, un experimentado empleado de ventas y gerente de ingeniería en una multinacional alemana en Madrid, dijo que comienza a trabajar desde las 8:00 de la mañana y que rara vez deja el trabajo antes de las 6:30 de la tarde.

"Las cosas han cambiado en España para poder mantener el ritmo de los mercados internacionales", expresó. "No es raro que las personas lleven su almuerzo y se lo coman en frente de sus computadoras, lo cual era poco usual hace 20 años cuando yo empecé a trabajar".

De hecho, el número de horas de trabajo a tiempo completo por semana, en toda Europa, es sorprendentemente similar.

Según Eurostat, en 2008, la media de la zona europea fue de poco menos de 41 horas por semana y la de Francia, un poco menos de 40. El rango también fue estrecho con un mínimo de 39 horas en Noruega y un máximo de 43 horas en Austria.

"Las 35 horas realmente han creado esta falsa idea de que los franceses no trabajan mucho", dijo Olivier. "La idea ha quedado grabada en la mente de las personas, pero no es la realidad".

Otro factor que puede haber alimentado la leyenda de la corta semana de trabajo: la mayoría de las personas cuando observan la semana de trabajo promedio sólo tienen en cuenta al personal a tiempo completo, pero en gran parte de Europa, muchas personas trabajan a tiempo parcial.

Image copyright Thinkstock
Image caption Hace 20 años era difícil ver a la gente comiendo mientras trabajaba. Ahora es un asunto de todos los días debido a las exigentes jornadas.

Más horas por la crisis

Esta ha sido una tendencia creciente durante al menos 15 años y fue exacerbada por la crisis financiera mundial que comenzó en 2008.

"En efecto, lo que han hecho los países con bajo nivel de desempleo como los Países Bajos, Reino Unido, Dinamarca, Suecia y Alemania es que de cada cuatro trabajadores emplean a uno en un trabajo a tiempo parcial", dijo Perbost, autor de un estudio sobre el trabajo de European Green Foundation, una organización política con sede en Bruselas, financiada por el Parlamento de la UE.

Agregó que las estadísticas de Eurostat de 2012 se hacen eco de esta idea.

Los países del norte de Europa, donde, según Perbost, los empleos a tiempo parcial son mucho más comunes, tienen menos horas semanales trabajadas por todos los trabajadores, tanto a tiempo completo como a tiempo parcial: los Países Bajos, Dinamarca, Suecia, Reino Unido y Alemania promedian alrededor de 35 horas por semana de acuerdo a cifras de 2012 de Eurostat.

Mientras tanto, los trabajadores de Grecia registran un promedio de 38 horas, seguido de cerca por España, Portugal e Italia. Los trabajadores franceses, en forma colectiva, registran 35 horas en promedio.

Examine con atención las horas de trabajo a tiempo parcial en toda Europa y verá que emerge una tendencia alarmante. Los franceses incluso trabajan más horas a tiempo parcial que sus pares.

La semana de trabajo a tiempo parcial en Francia promedia 23,3 horas, en comparación con 20,1 para la mayoría de los demás países de la Unión Europea, de acuerdo con una encuesta del año 2013 por el grupo de investigación del ministerio de trabajo francés Dares.

Esto podría ayudaría a explicarle algunas cosas al gerente de ingeniería Martínez. "Cuando yo llamo a Alemania después de las 4:30 de la tarde siempre me sorprende las pocas personas que se encuentran en la oficina", afirma Martínez. "Tal vez seamos nosotros en España que estemos al revés".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.