Cómo evitar los "atascos" en los maratones

  • 13 abril 2014
Maratón Image copyright Thinkstock

Cada vez más personas participan en carreras multitudinarias estos días: más de 30.000 personas corren el maratón de Londres este domingo.

Pero no son solo los 42 km y 195 metros los que podrían parecer desmoralizantes.

"Tengo que admitir mi completa frustración por la congestión y durante unos 30 kilómetros solamente me dedicaba a esquivar a la gente y estaba retenido", refunfuñaba un participante después del maratón de Londres 2012.

"Tuve que sobrepasar a muchas personas y terminé con los antebrazos con moratones por todos los codazos", dijo otro.

Image copyright Thinkstock
Image caption Muchos corredores se quejan de la congestión en los maratones.

¿Cómo surgen tales problemas de masificación y cómo se podrían reducir?

Algunos investigadores creen que podemos encontrar las respuestas a través de un sistema más familiar en el que se producen atascos: el flujo del tráfico en la carretera.

Martin Treiber, de la Universidad Técnica de Dresde, en Alemania, ha desarrollado en le pasado modelos para el flujo del tráfico y ahora ha agregado modificaciones que incluyen los detalles esenciales de acontecimientos deportivos como los maratones.

Fluido

Uno de los primeros intentos de modelar el flujo del tráfico fue realizado en los años 50 por James Lighthill y su colaborador Gerard Whitham de la Universidad de Manchester.

Ellos tuvieron consideraron el tráfico como si fuera un líquido atravesando una tubería, y se fijaron en cómo el flujo cambia cuando el fluido se hace más denso.

Al principio, el ritmo del flujo se incrementa según aumenta la densidad, puesto que simplemente pasa más cantidad en el mismo periodo de tiempo.

Pero si la densidad se vuelve demasiado alta, hay un riesgo de bloqueos o atascos, y el ritmo del flujo se desploma.

El modelo de maratón de Treiber invoca este mismo principio de que ritmo del flujo primero aumenta y luego disminuye según se incrementa la densidad de los corredores, gracias a un cambio abrupto del flujo libre al congestionado.

Él asume que hay un rango de velocidades diferentes preferidas para corredores diferentes que se mantienen durante toda la carrera.

Image copyright Getty
Image caption Los corredores de los maratones tienden a formar atascos como el tráfico las calles.

Con estos ingredientes, Treiber puede calcular el ritmo del flujo de los corredores, sabiendo la "capacidad de volumen" de cada punto de la ruta.

Por ejemplo, cuando la ruta se estrecha en cuellos de botella y el ritmo máximo de flujo es más lento, el modelo predice cuánta congestión se podría crear y extenderse a otros lugares.

Esto permite a Treiber averiguar cuánta congestión podría depender de las condiciones de la carrera, por ejemplo para diferentes procedimientos de largada.

Algunos maratones comienzan dejando salir a todos los corredores a la vez (lo que significa que aquellos en la parte de atrás tienen que esperar hasta que los primeros hayan avanzado).

Otros asignan a los corredores a diversos grupos según su habilidad y les dejan salir en una serie de oleadas.

Puente o túnel

Treiber ha aplicado su modelo al medio maratón anual de Rennsteig en Alemania central, que atrae a alrededor de 6.000 participantes.

La ruta tradicional tuvo que ser alterada en 2013 porque la policía ya no quería cerrar una calle para asegurarse de que los corredores podían cruzar con seguridad.

Podían pasar o sobre un puente de senderismo de madera de 60m o a través de un túnel.

Treiber utilizó su modelo para predecir la posible congestión que habría en las diversas opciones.

El modelo predijo que un comienzo en masa se arriesgaría a una sobrecarga de corredores si el se utilizara el puente, pero igual, aunque en menor grado, que lo haría un comienzo en oleadas (que es el que usa Rennsteig).

Solamente moviendo el punto de comienzo más lejos del puente se podría evitar el peligro, e incluso entonces, si algunos de los números supuestos en el modelo fueran ligeramente inexactos, todavía habría riesgo de atascos en el puente.

Por otro lado, la congestión no parecía probable en la ruta del túnel.

Los organizadores de la carrera consultaron con el equipo de Treiber y eligieron esta opción. También adoptaron su recomendación de un comienzo escalonado con retrasos de unos 150 segundos entre oleadas.

Image copyright AP
Image caption La multitud en el esquí a campo través es un problema difícil de resolver.

Otros eventos masivos como las carreras de esquí a campo través son más complicados de modelar, parcialmente porque la velocidad de los esquiadores puede depender en gran medida de la pendiente de la pista, especialmente cuando es cuesta arriba.

Treiber construyó esto explícitamente en su modelo para una carrera anual de 90 km en Suecia llamada Vasaloppet, que atrae a unos 15.000 participantes.

Sus simulaciones por ordenador han predicho que los atascos masivos -que pueden retrasar a los participantes hasta 40 minutos- ser formarían donde la ruta tiene una pendiente de subida pronunciada, como se ve en el evento real.

La Vasaloppet tiene una largada en masa, pero Treiber dice que si los organizadores adoptaran un comienzo en oleadas con retrasos de cinco minutos entre cada una, todos los atascos desaparecerían.

Aún está por ver si los encargados de tomar las decisiones aceptarán esta "sabiduría para la multitud".

Síganos en Twitter @bbc_ciencia

Contenido relacionado