Logran acuerdo de paz en Sudán del Sur

Acuerdo de paz Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Riek Machar (der) y y Salva Kiir intercambian el acuerdo de paz.

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el líder rebelde Riek Machar, lograron un acuerdo de paz después de un violento conflicto de cinco meses.

El trato establece una tregua inmediata y la formación de un gobierno de transición antes de la redacción de una nueva constitución y de nuevas elecciones.

El conflicto en el país más joven del mundo ha dejado miles de muertos y más de un millón de desplazados.

Otro cese del fuego acordado en enero pasado fracasó a los pocos días con ambas partes acusándose mutuamente de reiniciar los combates.

El secretario de Estado de Estados Unidos John Kerry dijo el viernes que el acuerdo "marcaría un avance para el futuro de Sudán del Sur".

"El difícil trayecto en un largo camino comienza ahora y el trabajo debe continuar" agregó Kerry, quien jugó un papel importante en el acercamiento de ambas partes.

Naciones Unidas acusó tanto al gobierno como a los rebeldes de crímenes contra la humanidad, incluidos asesinatos en masa y violaciones grupales.

Los rivales firmaron el acuerdo de paz en la capital etíope, Adís Abeba, el viernes tras su primera reunión frente a frente desde que comenzaron las hostilidades.

El corresponsal de la BBC en Addis Adeba, Emmanuel Igunza, señala que el acuerdo establece el cese de hostilidades dentro de 24 horas y se debe empezar a trabajar en un cese del fuego permanente.

Kiir y Machar deben emitir órdenes a sus soldados para que pongan fin a los combates y permitan la entrada de ayuda humanitaria.

Todavía no hay detalles de quién formará el nuevo gobierno de transición.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El conflicto ha causado miles de muertos y un millón de desplazados.
Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Sudán del Sur es uno de los países más pobres del mundo.

"Atrocidades extendidas"

El principal mediador de paz Seyoum Mesfin, del bloque regional Igad, feñicitó tanto a Kiir como a Machar por "poner fin a la guerra".

Sin embargo, el funcionario de la Unión Africana, Smail Chergui advirtió que "dada la actual crisis, no será fácil restaurar la paz en Sudán del Sur".

Un informe publicado el jueves por la ONU indica que ambas partes han llevado a cabo "atrocidades extendidas y sistemáticas" en casas, hospitales, mezquitas, iglesias e instalaciones de Naciones Unidas. Y pide que los responsables sean llevados a la justicia.

La ONU calcula que cinco millones de personas necesitan ayuda en el país.

La violencia comenzó cuando el presidente Kiir acusó a su destituido vicepresidente Machar de planear un golpe.

Machar negó las acusaciones pero organizó a un ejército rebelde para combatir al gobierno.

El conflicto adquirió después elementos étnicos ya que Machar coordinaba a combatientes de su propio grupo étnico de los nuer mientras que Kiir dirigía a su comunidad dinka.

La ONU mantiene una fuerza de paz de 8.500 efectivos en el país, pero no ha logrado contener el conflicto.

Sudán del Sur adquirió su independencia en 2011, separándose de Sudán después de décadas de conflictos entre rebeldes y el gobierno de Jartum.

El país más joven del mundo también es uno de los más pobres del planeta.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption John Kerry ayudó a acercar a las partes en guerra.

Contenido relacionado