Urubu, la red social para evitar el atropello de animales

animal muerto Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Millones de animales mueren atropellados cada año en carreteras de todo el mundo.

Se llama Urubu, que significa buitre en portugués, y como el ave de rapiña esta aplicación también se dedica a divisar animales muertos, en concreto aquellos que fallecieron atropellados en las carreteras de Brasil.

Urubu fue diseñada para conformar una red de vigilantes que reporten la muerte de animales en carretera, a través del envío fotografías y datos de geolocalización, que serán procesados para diseñar estrategias de protección de los animales en la vía.

Desarrollada por la Universidad Federal de Lavras y financiada entre otros por la Fundación Grupo Boticario de Protección a la Naturaleza, el sistema se está poniendo a prueba en todo el país con la idea de extender su uso en otros países.

Millones de muertes al año

Se estima que cada año mueren atropellados 450 millones de animales en Brasil, a un ritmo de 2,1 animales por kilómetro por día.

Chigüires, tortugas, zarigüeñas, gatos y perros salvajes, serpientes y osos hormigueros figuran entre los 40 millones de animales vertebrados de gran tamaño que son atropellados cada año.

Aunque los más afectados son los 400 millones de pequeños vertebrados que sucumben bajo las ruedas de los autos anualmente.

Estas muertes, afirman conservacionistas brasileños, afectan a casi todas las especies que viven cerca de las carreteras y autopistas, y pueden llevar a la extinción de algunas especies.

Para elaborar una estrategia y evitar estas muertes, la idea es que biólogos, guardias forestales, policías, camioneros y el público en general se descarguen esta aplicación para enviar información sobre cualquier animal muerto que divisen en la carretera.

Red social de conservación

"Estamos trabajando para hacer que el sistema Urubu sea la red social más grande conservación de la biodiversidad en Brasil", explicó a BBC Mundo Alex Bager, biólogo del Centro Brasileño de Estudios en Ecología de Carreteras en la Universidad de Lavras.

"El objetivo es que el sistema Urubu se convierta en la principal herramienta para la planificación y gestión de carreteras y ferrocarriles teniendo en cuenta su impacto sobre la biodiversidad".

"Los datos como fotografía, coordenadas y ubicación geográfica, son recopilados por la aplicación y se envían a la página de internet. Cuando ser reciben los gestores del CBEE realizan una evaluación previa, identificar al animal fotografiado y se envía a los especialistas registrados en el sistema buitre".

Cada nuevo caso es analizado por cinco especialistas encargados de identificar la especie, después de lo cual éste pasa a formar parte de un banco de datos.

Cuerdas y pasarelas

Derechos de autor de la imagen URUBU
Image caption Unas 1.200 personas se han descargado la aplicación para reportar atropellos de animales.

Urubu forma parte del Proyecto Malla, con el que las autoridades de Brasil pretenden reducir el impacto que tienen las vías de transporte sobre la fauna salvaje.

Con los datos obtenidos a través de la aplicación se pretende identificar las áreas más conflictivas y crear así "sellos de calidad" según el grado de peligrosidad para los animales.

Esto permitiría elaborar estrategias para minimizar los atropellos en las vías más conflictivas, ya sea colocando cuerdas y redes para los animales que viven en los árboles o contruyendo otro tipo de vías de paso para los animales terrestres como túneles.

También puede servir para que las reservas naturales que están atravesadas por carreteras puedan planificar el modo de evitar atropellos.

A prueba

No es la primera vez que se crea una aplicación para avistar animales muertos en la ruta.

En 2010 el Sistema de Observación de Animales atropellados en las Carreteras de California (CROS en sus siglas en inglés) creó un sistema similar en el que usuarios podían subir fotografías de animales atropellados aportando también su ubicación.

Pero según bager el sistema Urubu es el único que cuenta con un sistema de validación de datos que pueden ser procesados y utilizados por organismos oficiales.

Por el momento, el sistema se está poniendo a prueba en un total de 20 unidades de conversación federales de Brasil, pero una vez esté operativo el equipo pretende extender su uso en otros países en conjunción con universidades y centros de investigación.

El equipo de investigadores ya ha recibido 86 fotografías procedentes de casi todas las regiones de Brasil y en un año se pretende llegar a las 5.000 descargas.

En el mes de septiembre, la aplicación se presentará en una conferencia sobre ecología en carreteras en Suecia.

Contenido relacionado