Suiza rechaza el salario mínimo más alto del mundo

  • 18 mayo 2014
Consulta en Suiza Image copyright AFP
Image caption Los suizos han creído más en el argumento del gobierno que en el de los sindicatos.

Los suizos rechazaron en referéndum por una amplia mayoría -76%- la instauración de un salario mínimo legal de US$4.480, según los resultados oficiales.

La iniciativa, que fue puesta bajo consulta popular, buscaba un salario mínimo de 22 francos la hora (cerca de US$25 o 18 euros), que de haber sido aprobado, se habría convertido en el salario mínimo más alto del mundo.

Los sindicatos justificaban esta medida debido a la subida en el precio de los alquileres y de los costos de los seguros médicos.

Los líderes sindicales también argumentaron que Suiza, uno de los países más ricos del mundo, no tenía un salario mínimo, mientras que los vecinos Francia y Alemania si contaban con ese indicador.

Alemania paga 8 euros y medio la hora desde el año 2007.

Tres consultas

El gobierno y los empresarios aseguraban que la cifra propuesta por los sindicatos era demasiado alta y que podía perjudicar a los negocios pequeños.

Image copyright AFP
Image caption Los sindicalistas suizos se quejan del alto costo de la vida.

La corresponsal de la BBC en Ginebra, Imogen Foulkes, informó que el de este domingo es el tercer referendo sobre pagos que tiene lugar en Suiza en los últimos 18 meses, lo que muestra la preocupación por la brecha entre ricos y pobres que también se amplía en esta nación europea.

El pasado febrero, los suizos votaron a favor de poner límites a los bonos que cobraban los hombres de negocios, pero en noviembre rechazaron la propuesta que imponía controles aún más estrictos, que hubiesen limitado los salarios más altos a no superar doce veces el salario más bajo.

"El voto es una muestra de que la antigua tradición suiza de una alianza social entre los hombres de negocios y los trabajadores puede estar erosionándose: la bancarrota de la línea aérea suiza Swissair hace más de una década, las pérdidas desastrosas de los bancos suizos durante el escándalo hipotecario, y los altos salarios y bonos que todavía se pagan en las industrias farmacéuticas y en los bancos ha llevado a muchos suizos a perder la confianza en los líderes de negocios", indicó Foulke

Este domingo también se votó sobre el controvertido plan de adquirir aviones militares suecos y sobre la posibilidad de imponer penas más duras a los pedófilos.

En el caso de la compra de los aviones, Suiza tendrá que anular la operación dado que el 50,9% de votantes se pronunció en contra de la adquisición, que había sido aprobada por el Parlamento.

Contenido relacionado