Los momentos más álgidos del debate presidencial en Colombia

  • 23 mayo 2014
Santos y Zuluaga Image copyright AFP

El primer debate por televisión entre todos los candidatos a la Presidencia de Colombia, a tres días de las elecciones, empezó con duros ataques entre el actual presidente Juan Manuel Santos y su principal rival, Óscar Iván Zuluaga y terminó con un diplomático apretón de manos entre los dos.

Antes de ese apretón, Santos había llamado mentirosos al expresidente Álvaro Uribe y a Zuluaga, y éste había insistido en la acusación de la supuesta entrada de dineros de la mafia a la campaña del actual presidente en 2010.

Santos, que busca su reelección por otros cuatro años, afirmó que a su primera campaña "no entró un solo peso del narcotráfico".

"El señor Uribe no ha entregado pruebas. Son acusaciones sin fundamento. No puede presentar pruebas, porque no existen. Lo hemos emplazado en todas las formas. Fue a lustrarse los zapatos a la Fiscalía. Esa es una ofensa a la justicia colombiana. Es descarado y cínico decir e insistir en esa acusación sin las pruebas", añadió Santos.

A su turno, Zuluaga, que es candidato por el Centro Democrático, insistió en que es un montaje el video donde él aparece con un hacker y se habla de planes para atacar la campaña de Santos y el proceso de paz con la guerrilla de las FARC.

"Serénese"

Santos acusó a Zuluaga de ser una especie de títere de Uribe y el candidato opositor se molestó visiblemente. "Serénese, doctor Zuluaga. Le está aprendiendo las mañas a su jefe", sostuvo el presidente que aspira a la reelección.

Zuluaga la replicó con un "a mí me respeta", lo que a muchos televidentes les recordó las reacciones de Uribe.

Cuando a Santos le preguntaron si él había traicionado a Uribe al llegar al gobierno hace cuatro años, respondió: "Traicioné la corrupción, el amiguismo con los paramilitares y las chuzadas (interceptaciones ilegales)".

Una de las cuatro periodistas que estaba en el debate le preguntó a Santos por qué ahora trata de mentiroso a Uribe si llegó al poder con su apoyo. El presidente respondió: "He venido a descubrir cosas que nunca me hubiera imaginado que fuera capaz de hacer, como conspirar contra la paz. Se está volviendo un mentiroso compulsivo. Está irrespetando las instituciones".

Image copyright AP
Image caption Los momentos más álgidos del debate siempre fueron durante los intercambios de palabras entre Zuluaga y Santos.

El enfrentamiento también corrió por cuenta del proceso de paz con las FARC. Zuluaga dijo que lo replanteará si gana la Presidencia y Santos lo defendió como un anhelo de todos los colombianos.

Los otros candidatos, Marta Lucía Ramírez, del Partido Conservador; Enrique Peñalosa, de la Alianza Verde; y Clara López, del Polo Democrático, aprovecharon para fijar distancias con el enfrentamiento.

Peñalosa dijo que "si los colombianos eligen a Santos o a Zuluaga, lo que vamos a tener es que se la van a pasar destruyéndose y defendiéndose" desde el gobierno.

Y Clara López anotó que ella siente "vergüenza ajena" con ese debate, que "demuestra desconexión con las necesidades el país. Quienes hacen la guerra sucia no se han ganado el derecho de gobernar".

Después hubo tiempo para hablar de otros temas, como la salud, la educación, la justicia, los tratados de libre comercio y las relaciones internacionales.

En general, todos los candidatos estuvieron de acuerdo en tener buenas relaciones con los países vecinos. Sin embargo, Zuluaga fue muy crítico con el gobierno de Venezuela.

Apretón de manos

Según el candidato del Centro Democrático, "Venezuela no es una democracia. Alberga con complacencia grupos terroristas colombianos".

Image copyright AFP
Image caption Afuera, la campaña de Zuluaga llevó a algunos de sus seguidores.

Zuluaga prometió que si es elegido presidente de Colombia "no voy a tener silencios cómplices con Venezuela" y le exigirá al gobierno de ese país que cumpla con los valores de la Carta Democrática de la OEA.

Santos y Zuluaga estuvieron sentados uno al lado del otro durante todo el debate. Al llegar al set de televisión no se saludaron, pero al final lo hicieron. Cuando una de las periodistas les sugirió que hicieran las paces, Santos se quitó una paloma que llevaba en la solapa de su traje y se la entregó a Zuluaga. Luego se dieron la mano.

Este viernes será el segundo debate por televisión antes de las elecciones. Los efectos de las comparecencias en vivo y en directo por televisión entre los electores no se conocen públicamente, pues la legislación electoral prohíbe la divulgación de encuestas en estos momentos.

Ha trascendido, sin embargo, que los escándalos de los últimos días han cambiado levemente las tendencias.

Contenido relacionado