El lado oscuro de internet, refugio para pedófilos

  • 19 junio 2014
Perfil de un hombre frente a una ilustración de un computador Image copyright Thinkstock
Image caption Uno de los sitios para pedófilos investigado por la BBC recibía 500 visitas por segundo.

Miles de pedófilos utilizan cada vez más el llamado "lado oscuro de internet" para intercambiar imágenes obscenas de niños, según reveló una investigación de la BBC.

La Agencia Nacional contra el Crimen del Reino Unido ya había advertido en un informe este año que cada vez más pederastas recurren a sitios anónimos y tecnologías de encriptación de datos.

Uno de los sitios investigados por la BBC recibía, según su fundador, 500 visitas por segundo.

Image caption El navegador Tor permite ingresar a sitios que no forman parte del sistema oficial de dominios.

El lado oscuro de internet o dark net es el sector de la red al que sólo puede accederse con un software especial y en el que es posible realizar todo tipo de actividades ilegales, desde comprar heroína hasta contratar un sicario o descargar videos abusivos de menores.

Pero este lado oscuro es sólo una pequeña parte de algo mucho más vasto y con contenidos legales, la llamada web profunda o deep web, la gran porción de información que no aparece en los resultados devueltos por Google o Bing porque los "espías" de esos buscadores (conocidos como crawlers o arañas) no logran ingresar a estos sitios para indexarlos.

Algunas personas u organizaciones usan la web profunda porque eligen preservar su anonimato por distintas razones o son contrarios a la regulación de internet.

Millones de bases de datos con información de gobiernos y organizaciones no aparecen en los resultados de los buscadores y sólo pueden ser encontrados con herramientas especiales. Según un estudio de la Universidad de California, la web profunda contiene 500 veces más información que la internet a la que todos accedemos.

El gran problema es el lado oscuro de la red: el porcentaje de sitios web donde se refugian crecientemente los pedófilos.

Image copyright Thinkstock
Image caption En la web profunda la información viaja encriptada y pasa por múltiples servidores.

Navegador especial

¿Cómo acceden los pederastas al dark net?

Una de las formas más populares es descargar un navegador especial llamado Tor.

El navegador permite acceder a la mar de sitios que no forman parte del sistema oficial de dominios más corrientes, como los ".com", sino que utilizan otras nomenclaturas como ".onion".

En la web profunda la información se mueve encriptada y antes de llegar a destino pasa por múltiples servidores que forman parte de redes de voluntarios. Cada paso remueve un nivel de encriptación hasta que el mensaje llega al destinatario, lo que hace muy difícil rastrear al autor.

El navegador Tor fue creado originalmente por militares estadounidenses, pero es usado ahora por activistas en campañas prodemocracia o periodistas que operan en regímenes autoritarios.

Tor fue usado, por ejemplo, durante la Primavera Árabe para evitar la detección por parte de la policía. Pero son los criminales quienes aprovechan en forma creciente esta tecnología para garantizar su anonimato.

"40.000 usuarios"

La BBC contactó a un hombre que hasta hace poco administraba un sitio web para intercambio de imágenes obscenas de niños.

El hombre, que admitió ser un pedófilo, dijo que el sitio dejó de operar en mayo.

"Teníamos cerca de 40.000 usuarios y llegamos a registrar 500 visitas por segundo. Mi propia colección de fotos era de 12 gigabytes".

"Cada vez hay más pedófilos navegando en el lado oscuro de internet. No sé si trata de nuevos pederastas o de personas que ahora operan de esta forma porque encontraron que el navegador Tor es más seguro", señaló.

El hombre dijo tener certeza de que la policía no podrá hallarlo.

"No puedo dar detalles, pero he diseñado mis niveles de seguridad de forma que me protejan contra cualquier adversario".

Image copyright Thinkstock
Image caption Fuerzas policiales de diferentes países se unieron en un grupo de acción global para combatir el abuso online.

La lucha contra Tor

Muchos gobiernos ya reconocen públicamente la amenaza del lado oscuro de la red y fuerzas policiales de varios países cooperan en un grupo llamado The Virtual Global Taskforce o Grupo de Acción Virtual Global para combatir en forma conjunta la explotación de menores en internet.

Algunos expertos en seguridad en la red creen que es posible usar formas innovadoras para desenmascarar a los pedófilos.

Greg Virgin, director de la empresa de software Redjack, está colaborando con el grupo de defensa de los derechos humanos International Justice Mission, que lucha contra el abuso de menores.

Virgin utiliza complejos algoritmos para minar datos en sitios de chat.

"La forma tradicional de detectar qué computadoras se usan para actividades ilegales ya no funciona", aseguró.

Es posible obtener datos de usuarios analizando, por ejemplo, el tráfico en el chat. De los más de 10.000 usuarios en un sitio usado por pedófilos 2.000 eran "productores de contenido", es decir, personas que suben imágenes, según Virgin. Y de éstos, el 20% eran residentes del Reino Unido.

El sitio de monitoreo de la red DeepDotWeb.com dijo que la mayoría de los usarios de la red profunda hallan repugnante que sea utilizada por pedófilos.

"La red profunda sólo refleja los que sucede en el mundo real y es apenas una ventana a esa realidad terrible”, dijo el fundador del sitio, que prefirió permanecer anónimo.

Millones de imágenes

De lo que no cabe dudas es de la necesidad de buscar nuevas respuestas a un problema cada vez más grave.

Image copyright Thinkstock
Image caption El Centro para Niños Desaparecidos de EE.UU. detectó este año más de 100 millones de carpetas con fotos obscenas.

En 2002, el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados de Estados Unidos, US National Center for Missing and Exploited Children, confirmó que había hallado cerca de 45.000 imágenes obscenas de niños en internet.

En 2013 la cifra fue de superior a 23 millones y este año el centro había detectado hasta mayo 112 millones de carpetas que contenían imágenes de abuso sexual de menores.

El agente especial Kevin Laws, del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU., ha venido combatiendo la pornografía infantil online durante 10 años y ha hecho cerca de 60 arrestos.

Laws se hace pasar por un padre que ofrece sus hijos en internet para actos sexuales con adultos. "Es inimaginable la realidad que uno encuentra", dijo a la BBC el agente, que recibe frecuentes solicitudes de diferentes países de personas que quieren conocerlo a él y a sus hijos.

Laws admite que su trabajo es "una gota en un océano" pero da un mensaje claro a los pedófilos.

"Puede ser que no los encontremos hoy o mañana, pero lo haremos y cuando menos lo esperen".

Contenido relacionado