Israel intensifica su campaña militar contra la Franja de Gaza

  • 13 julio 2014
Palestinos Image copyright AP
Image caption La Franja de Gaza vivió su día más sangriento desde que se inició la ofensiva "Margen Protector" con al menos 46 palestinos muertos.

Israel llevó a cabo el domingo el peor bombardeo contra Gaza desde que comenzó el operativo militar el 8 de julio. También advirtió a los palestinos en el norte del territorio que evacúen sus hogares, cosa que han hecho miles de personas.

Israel indicó que sus tropas llevaron a cabo una breve incursión terrestre en la costa y que los palestinos dispararon unos 90 cohetes desde Gaza hacia su territorio el sábado en la noche.

Por su parte funcionarios en Gaza indican que unos 160 palestinos han muerto en las incursiones, incluidos 17 miembros de una misma familia que murieron durante un ataque de cohete el sábado.

El ejército israelí afirma que su objetivo son los militantes de Hamas y sus instalaciones, incluidas las casas de los principales miembros del moviumiento.

Sin embargo, Naciones Unidas calcula que 77% de las personas muertas durante los ataques en Gaza son civiles.

El Consejo de Seguridad de la ONU llamó a un cese del fuego y a conversaciones de paz, en su primera declaración desde que comenzó la ofensiva.

Y el domingo se espera que los cancilleres de Reino Unido, Francia y Alemania, y el secretario de Estado de Estados Unidos, discutan en Viena formas de encontrar una solución a la crisis.

Intercambio de fuego

En las primeras horas del domingo, las incursiones aéreas israelíes destruyeron gran parte de la sede de seguridad y estaciones de policía de Hamas, según informó el corresponsal de la BBC, Rushdi Abu Alouf.

Agrega que los hogares adyacentes al complejo de seguridad se vieron severamente dañados debido a que el edificio está localizado en un barrio densamente poblado en el sur de Gaza.

Por su parte, Hamas continuó con el lanzamiento de cohetes sobre diversas ciudades israelíes, entre ellas Jerusalén y Tel Aviv. Muchos fueron interceptados por el sistema antimisiles "domo de hierro".

Image copyright Reuters
Image caption Muchos de los misiles lanzados por Hamas en territorio israelí fueron interceptados por el sistema antimisiles "domo de hierro".

Dos de los cohetes que aparentemente tenían como objetivo Jerusalén se quedaron cortos y cayeron en Cisjordania, en las ciudades de Hebrón y Belén.

De los cuatro que fueron lanzados sobre Tel Aviv –en una rara advertencia, Hamas había avisado de su intención de hacerlo–, tres fueron interceptados por el sofisticado sistema antimisiles y un cuarto cayó en una zona despoblada, según fuentes israelíes.

Israel denunció que además dos cohetes fueron lanzados desde Líbano.

Esfuerzos diplomáticos

Además de la reunión de cancilleres europeos con el secretrario de Estado de Estados Unidos que se llevará a cabo el domingo, se están llevando a cabo varios esfuerzos internacionales para encontrar una solución a la crisis.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidió a las partes respeto al derecho internacional humanitario y que se ponga freno a la pérdida de vidas humanas, así como "calma y la restitución del alto el fuego de noviembre de 2012".

En El Cairo, el presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, se reunió con el expremier británico Tony Blair, enviado del Cuarteto de Medio Oriente (ONU, Unión Europea, EE.UU. y Rusia) para discutir la situación.

Un portavoz de Al Sisi aseguró que el mandatario está en contacto tanto con israelíes como con los palestinos.

El lunes, los ministros árabes de Asuntos Exteriores mantendrán una reunión extraordinaria.

Por su parte, la ministra italiana de Relaciones Exteriores, Ferderica Mogherini, planea visitar la próxima semana Israel, los territorios palestinos y Egipto.

Antes, el presidente de EE.UU., Barack Obama, se había puesto en contacto con ambas partes para ofrecerse como mediador en la búsqueda de una tregua.

Image copyright Reuters
Image caption Desde el pasado martes, en el lado palestino suman ya más de 150 víctimas.

"Obstinación"

Hasta el momento, sin embargo, los llamamientos internacionales han encontrado "obstinación" de las partes, como dijo el viernes el gobierno de Egipto.

Ninguna de las partes ha dado señales de tener interés en poner freno a la violencia.

Del lado de Hamas, Haniya afirmó que es Israel "el que empezó la agresión y es el que debe parar". "Nosotros estamos defendiéndonos".

En el lado israelí, parece vigente la declaración del viernes del primer ministro, Benjamín Netanyahu: "Ninguna presión internacional nos impedirá actuar con todo el poder".

Según el jefe del ejército israelí, el general Benny Gantz, las tropas ya están listas para una incursión terrestre en la Franja. Falta la decisión política.

Contenido relacionado