¿Podrá sobrevivir el golf cuando Tiger Woods no esté?

  • 16 julio 2014
Tiger Woods Image copyright Getty
Image caption Tiger Woods regresa a la competencia esta semana con su participación en el Abierto Británico.

El jugador más popular del golf, Tiger Woods, regresa a la competencia esta semana con su participación en el Abierto Británico entre el 17 y 20 de julio en momentos en que el futuro del juego está cerca de una encrucijada. O de varias.

Para preocuparse por lo que viene, sin embargo, hay que dar una breve mirada al pasado. Cuando Woods triunfó por última vez en el Abierto Británico, en 2006, al menos 230.000 personas se agolparon en las tribunas del campo Royal Liverpool para apreciar el swing del californiano.

Ese entusiasmo por Woods se había iniciado en 1997 al ganar uno de los principales torneos del mundo, el Master de Augusta, cuando tenía 21 años y con la diferencia récord de 12 golpes por encima de Tom Kite.

Nueve años después, gracias a su carisma y enorme talento, Woods se había convertido en la mayor eminencia del golf. Y la que más atraía audiencia a los televisores.

Este año, su ausencia obligada por una lesión ha mostrado cómo sería el mundo del golf sin Woods. Y no es un panorama muy alentador.

El rating televisivo de los dos primeros majors del año, el Masters de Augusta y el Abierto de Estados Unidos, se desplomó al no contar con la presencia de Woods.

A eso se añade que el público en las tribunas de los grandes eventos también se redujo. Y los dueños del juego, preocupados con el estado de las cosas, están intentando sacar el negocio adelante.

Pero sobre todo, garantizar su futuro.

Image copyright Getty
Image caption El ascenso de una estrella: Woods gana el Master de Augusta de 1997.

Uno de esos pasos fue lograr que el golf se convirtiera de nuevo en un deporte olímpico para los juegos de Río de Janeiro de 2016.

La popularidad de Woods

Sin embargo, con Juegos Olímpicos o no, la presencia de Woods es fundamental para el deporte.

"Tiger Woods hizo del golf un deporte atractivo y no hay nadie, por ahora, que pueda reemplazarlo", le dijo a la BBC Jaz Athwal, el presidente de la Sociedad Asiática de Golf en Reino Unido.

Y añadió que: "Está el joven Rory McIlroy –gran golfista– pero no es Tiger Woods. Un tipo como él aparece cada 100 años para cambiar el juego".

Pero el impacto de Woods en el golf es en todos los niveles.

"El golf debe estar agradecido con él por continuar jugando", dijo Giles Morgan, el jefe de publicidad del banco HSBC, que patrocina torneos alrededor del mundo.

"Pero no podrá estar en los campos para siempre y el golf necesita probarse a sí mismo que puede crear nuevas figuras para el futuro", añadió.

Nuevos talentos

Durante años, el golf ha logrado preservar la relación entre los jugadores de élite y los amateurs.

Que los jugadores juveniles o aficionados puedan jugar en los mismos escenarios que las estrellas como Woods o Mickelson, es lo que ha permitido el aprendizaje de los jugadores en ascenso. Y eso debe continuar.

Y es justo decirlo: para que el juego profesional continúe saludable, las bases juveniles y amateurs deben estar fuertes.

Eso ayudará no sólo al juego, sino a renovar el amor por el golf, que se traducirá en mejores audiencias y más público en las tribunas de eventos como el Abierto Británico, que este año parece no tener la participación de otras ediciones.

"En cinco años habrá una especia de brecha en la participación en los torneos de golf sino hacemos algo para que los más jóvenes se enamoren del juego", dijo Dana Garmany, la presidenta de Troon Golf, una operadora de torneos de golf que funciona en 23 países.

"Hay que darles una razón para jugar golf, no para no hacerlo", añadió.

Image copyright Getty
Image caption La idea es atraer un público más joven y alejar la imagen elitista que posee el golf en muchas partes.

Más atractivo, menos elitista

Incluso en países donde el golf es casi una tradición nacional, están de acuerdo en encontrar un camino para hacerlo mucho más atractivo.

"No se cómo la gente define el término 'atractivo', pero creo que todos sabemos a qué se refiere", dijo Peter Dawson, el jefe de una de las instituciones más respetadas en el golf: el Royal and Ancient Golf Club de St Andrews.

"No es un tema que podemos tomar a la ligera: la imagen que queremos transmitir a los más jóvenes tiene que ser muy bien pensada", añadió Dawson.

Parte de este discurso fue expuesto por el mismo Dawson en un foro realizado en Abu Dabi a principios de este año.

"He estado en muchos lugares donde el golf está muy alejado del estereotipo que algunos medios le han impuesto a este deporte", anotó.

"La manera de encontrar nuevos caminos al golf le corresponde a cada club o campo según el mercado que tengan. No es algo que pueda surgir de una entidad central", concluyó.

Image copyright Getty
Image caption A sus 38 años, Tiger Woods ha cosechado 14 títulos de majors.

Los caminos encontrados

Volviendo a los temas de las encrucijadas donde aterriza el retorno de Woods, en el corazón del R&A se están decidiendo cambios importantes.

Por ejemplo, el próximo 18 de septiembre se votará si se permite el ingreso de miembros femeninos a la entidad.

Se espera que haya un apoyo a la aprobación de la medida. Sin embargo, si llegara a negarse el acceso de las mujeres al club, muchos podrán cuestionar el rol del club como uno de los órganos que gobiernan el deporte.

Será un voto histórico que indicará un movimiento hacia un pensamiento más moderno.

"Tenemos mucho trabajo por hacer para crear alrededor del golf un ambiente atractivo para los más jóvenes", admitió Mike Round, el presidente de la Fundación Golf, una entidad caritativa que busca introducir los niños en el juego.

"Algunos clubes quitaron muchas de las restricciones que tenían y ahora están viendo los beneficios como más consumo en los restaurantes y sus instalaciones", añadió.

Uno de los que puede contar su experiencia de éxito en ampliar las audiencias del golf es el propio Athwal, de la Sociedad Asiática en Reino Unido.

"La percepción de las personas que vienen a jugar golf ha cambiado mucho en estos 20 años", dijo Athwal.

Image copyright Getty
Image caption En el Royal and Ancient Golf Club de St Andrews se busca encontrar maneras de generar un mayor acercamiento con el golf.

Golf olímpico

Y con el retorno del golf a los Juegos Olímpicos (la última vez que se disputaron fue en los Juegos de San Luis en 1904), tal vez se abra otra ventana, esta vez en una escala global.

"Pienso que será una gran oportunidad de inyectar un nuevo entusiasmo en las personas que no ven normalmente los torneos de golf", dijo Anthony Scanlon, director ejecutivo de la Federación Internacional de Golf (IGF, por sus siglas en inglés).

Pero la pregunta sigue rondando: ¿Qué vendrá para el golf cuando Tiger Woods se retire? Por ahora el deporte debe aprovechar que el estadounidense sigue activo.

Por ejemplo, para el Abierto Británico se aplicó una oferta de entrada gratuita para los menores de 16 años que vayan acompañados de un adulto.

Tal vez de esta manera, alentando a que la gente esté cerca de las figuras, el golf pueda afrontar el futuro con todos los cambios que vienen con él.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.