Irán elimina su uranio enriquecido

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La reducción de las reservas de uranio iraníes fue acordada en noviembre.

Irán convirtió todas sus reservas de uranio enriquecidas a nivel cercano al necesario para hacer armas nucleares en otras formas menos peligrosas, según el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA).

La conversión del uranio enriquecido al 20% era parte de un acuerdo alcanzado en noviembre para reducir el programa nuclear iraní.

El gobierno de EE.UU. dijo la semana pasada que desbloquearía US$2.800 millones en fondos iraníes congelados a cambio de la acción.

El viernes se acordó dar un plazo de cuatro meses más a las conversaciones sobre su programa nuclear de Irán y los cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y Alemania.

La negociación busca persuadir a Irán para que limite su programa nuclear a cambio del levantamiento de sanciones.

Los países participantes (Alemania, China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia) sospechan que Irán busca tener acceso a armas nucleares, lo que Teherán niega.

Irán insiste en que enriquece uranio para alimentar sus plantas nucleares para producir energía así como con propósitos médicos.

Lea también: Por qué Israel y Arabia Saudita se oponen a acuerdo nuclear con Irán

Señal prometedora

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Kerry descartó que Irán mantenga su actual nivel de centrifugadoras como parte del acuerdo a largo plazo.

Analistas señalan que el hecho de que Irán completara la eliminación de su reserva más preocupante de uranio es una señal prometedora de que sus líderes no quieren hacer descarrilar el proceso diplomático.

El informe de la OIEA afirma que Irán está observando todo el resto de sus compromisos.

Irán tenía más de 200 kilos de uranio enriquecido al 20% cuando se llegó a un acuerdo preliminar el pasado noviembre.

Un uranio enriquecido al 20% puede convertirse rápidamente en un arma nuclear y expertos dicen que con 200 kilos es suficiente para fabricar una cabeza nuclear.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Ashton y Zarif hicieron una declaración conjunta.

Las negociaciones entre las seis potencias e Irán están programadas para reiniciarse en septiembre y el plazo para un acuerdo es el 24 de noviembre.

Pese a la noticia, la corresponsal de la BBC en Ginebra, Bethany Bell, cree que una solución de largo plazo todavía está lejos.

Las partes no han podido alcanzar un acuerdo para imponer restricciones a la larga para el enriquecimiento de uranio y la producción de plutonio, procesos que podrían servir para fabricar armas atómicas.

En una declaración conjunta la semana pasada, la jefa de la política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, y el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, dijeron: "Todavía hay diferencias significativas en algunos asuntos que requerirán más tiempo y esfuerzo".

Un acuerdo podría poner fin a la prohibición que pesa sobre las exportaciones de petróleo de Irán.

Contenido relacionado