La increíble alternativa de un mal equipo

  • 28 julio 2014
Robots simpatizantes Image copyright Hanwha Eagles
Image caption El equipo surcoreano requiere de mucho apoyo para revertir los malos resultados.

Un equipo surcoreano de béisbol con magros resultados en la cancha ha decidido mejorar el ambiente en las tribunas con una multitud de seguidores robotizados.

Los seguidores de carne y hueso de los Hanwha Eagles que no logren asistir al estadio pueden ahora controlar a uno de estos robots por internet.

Los autómatas pueden alentar, cantar y hasta hacer la ola, pero presumiblemente no podrán invadir el campo de juego.

Además de controlar los movimientos de los robots a distancia, los seguidores del equipo pueden descargar su cara en el rostro de las máquinas.

El equipo necesita todo el apoyo que pueda tener, ya que en los últimos cinco años, han sufrido más de 400 derrotas, a tal punto que sus simpatizantes ya son visto con cierta ternura por las hinchadas rivales, y se han ganado el apodo de los "santos budistas".

Aunque algunos no son tan considerados y les llaman las "gallinas Hanwha" (para marcar el contraste con el nombre del equipo, "Águilas Hanwha").

Robots "barra brava"

Un experto considera que la idea de ofrecer a los seguidores otra forma de asistir al estadio es importante.

Image copyright HANWHA EAGLES
Image caption Los simpatizantes pueden descargar su rostro para personalizar un poco más el robot.

Esto podría ser aplicable a los equipos de fútbol muy populares le dijo a la BBC Matt Cutler, editor de la revista Sport Business International.

"Si uno mira a los grandes clubes, es muy difícil conseguir una entrada para la temporada de partidos, y en general se termina en una lista de espera".

Cutler también considera que podría servir para generar ingresos a los clubes. "Se puede cobrar, aunque sea una suma pequeña, para darle a los seguidores un punto de vista diferente".

El simpatizante John Hemmingham, que dirige una de las barras que alienta a la selección inglesa, se tomó más en broma la iniciativa.

"¿Qué pasa si un robot se comporta mal. Se vuele agresivo, abusivo, escupe? ¿Y si se sienta en la tribuna equivocada?".

"¡Un barra brava robotizado!", bromeó Hemmingham.

Mismo partido, distintos escenarios

Más allá de las bromas y de que la nueva táctica de los Hanwah Eagles pueda ser considerada una herejía por cualquier fanático, existen otros intentos más serios donde tecnología y deportes se conjugan para mejorar la percepción del espectáculo.

Como parte de su candidatura para albergar la Copa del Mundo 2022, Japón había ofrecido recrear en vivo los partidos de fútbol en varios escenarios al mismo tiempo, utilizando hologramas.

Aunque los expertos consideraron que la realidad virtual para ver partidos difícilmente habría funcionado, elogiaron la ambición de plantear esa posibilidad.

Pero sin necesidad de ir ocho años en el futuro, es importante recordar que pequeños cambios tecnológicos en estadios ya están cambiado la forma en que disfrutamos el deporte y lo seguirán haciendo.

"Muy pronto, casi todos los estadios de la primera división inglesa de fútbol tendrán conexión inalámbrica a internet", le dijo Cutler a la BBC y añadió:

"Todo el mundo tiene un teléfono inteligente y mira otras cosas mientras está en el estadio. Los días en que la gente estaba completamente abstraída por el partido han terminado".

Contenido relacionado