Los que trabajan en horarios variables tienen más probabilidades de sufrir diabetes

  • 29 julio 2014
Mujer trabajando de noche.
El patrón de sueño se ve alterado y ese es uno de los factores de riesgo para desarrollar diabetes de tipo 2.

¿Qué relación hay entre la diabetes tipo 2 y los trabajadores que tienen horarios variables?

Según un estudio internacional en el que participaron más de 200.000 personas lo que la Organización Mundial de la Salud considera "la primera enfermedad crónica no transmisible"es más frecuentes entre quienes trabajan por turnos.

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong, en China, concluye que los empleados que trabajan por turnos tienen un 9% más de probabilidad de desarrollar la afección.

En lo que respecta a los hombres la cifra alcanza un 35%. Y entre las personas que alternan turnos diurnos y nocturnos el riesgo es del 42%.

Las conclusiones fueron publicadas en el Occupational and Environmental Medicine, publicación de la facultad de medicina ocupacional del Real Colegio de Médicos de Londres.

La diabetes 2 es una variante adquirida de la diabetes, la que se relaciona con los hábitos y la obesidad. A diferencia de la de tipo 1, el cuerpo de quien sufre la segunda variedad sí produce insulina, una hormona que segrega el páncreas y metaboliza los glúcidos, pero no la suficiente o no la aprovecha bien.

Más de 280 millones de personas están afectadas por el mal, 20 millones de ellas en América Latina, según la Asociación Latinoamericana de Diabetes. Se espera que la cifra global crezca hasta los 380 millones para el 2050 y que en Latinoamérica para esa fecha haya duplicado el número de diabéticos de tipo 2.

El padecimiento puede provocar ceguera, aumentar el riesgo de sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, así como dañar nervios y vasos sanguíneos. Esto último puede desembocar en la amputación de extremidades, por ejemplo.

Comer tarde en la noche hace que el cuerpo acumule la energía en forma de grasa, lo que aumenta la posibilidad de sufrir obesidad y, por consiguiente, diabetes de tipo 2.

Mayor riesgo

Estudios previos realizados en laboratorios en los que se investigan los transtornos de sueño han demostrado que hacer dormir a la gente a la hora equivocada de forma repetida puede lleva a desarrollar las etapas tempranas de la diabetes de tipo 2 en cuestión de semanas.

"El resultado sugiere que los hombres que trabajan por turnos deben prestar más atención a la prevención de la diabetes", explicaron los encargados de la investigación.

"Dada la creciente prevalencia del empleo por turnos a nivel mundial y la pesada carga económica de la diabetes, las conclusiones de nuestro estudio provee de claves prácticas y valiosas para prevenir la enfermedad", señala el informe.

La explicación que el estudio ofrece al vínculo entre el trabajo por turnos y la diabetes de tipo 2 es el siguiente: esta modalidad de empleo altera los patrones de sueño y alimentación. Hace que estos trabajadores tengan que comer tarde en la noche y que su cuerpo sea más propenso a almacenar energía en forma de grasa. Esto aumenta el riesgo de obesidad y, a su vez, la probabilidad de desarrollar la enfermedad.

En cuanto a por qué la incidencia es mayor en los hombres se explica por los cambios que se producen en las hormonas masculinas, dice la investigación.

Según el profesor Zuxun Lu, "la gerencia de las compañías debería hacer un esfuerzo por modificar el sistema de turnos y proteger a sus empleados de la diabetes".

Uno de los miembros del equipo, el profesor Zuxun Lu, dijo a BBC: "Los trabajadores por turnos deben ser educados acerca de los síntomas de la diabetes, en un esfuerzo para prevenir o evitar las primeras manifestaciones clínicas de la enfermedad".

Y añadió: "La gerencia de las compañías debería hacer un esfuerzo por modificar y mejorar el sistema de turnos, con el objetivo de proteger a sus empleados frente al padecimiento". Además de hacer un llamado a los propios trabajadores para adoptar una actitud preventiva ante éste.

De todas formas, el estudio no es concluyente y no se puede afirmar que el trabajo por turnos cause diabetes, ya que hay otros factores que entran en juego.

Contenido relacionado